19.5 C
Usa River
martes, mayo 11, 2021

“El COVID-19 traerá más desigualdad en el mediano y largo plazo”

- Advertisement -
- Advertisement -


Desde antes de la pandemia, México ya exhibía enormes desigualdades en el acceso a la salud, pero la pandemia las manifestó con toda su fuerza: golpeó más a los municipios más pobres y marginados, dice Mariano Sánchez Talanquer, quien advierte: “Debe quedar claro que esto no ha terminado, la pandemia tendrá tremendos efectos a mediano y largo plazo desequilibrantes. Los veremos en los indicadores de bienestar infantil y en la presión adicional sobre los sistemas de salud. Muy probablemente vendrá una reducción en la esperanza de vida de los mexicanos ”.

Mariano Sánchez Talanquer es académico del Colegio de México y Harvard. También es el autor principal del informe “La respuesta de México a Covid19: un estudio de caso”, patrocinado por el Instituto de Ciencias de la Salud Global de la Universidad de California en San Francisco, a solicitud del Panel Independiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Habla con El Economista sobre este informe.

“La pandemia afectó más a los grupos socioeconómicos más vulnerables, especialmente a los que viven en áreas urbanas populares”, dice una y otra vez en la conversación. Esto sucedió porque las recomendaciones de salud no iban acompañadas de un apoyo económico amplio que permitiera a la población cumplir con el ‘quedarse en casa’ si estuvieras expuesto a una persona infectada o ‘aislarte’ en caso de contagio. Cumplir con el aislamiento y la cuarentena, para detener la transmisión, no ha sido posible para la población más pobre … no estaban en condiciones de cumplir con las recomendaciones, aunque quisieran ”.

Los efectos que ha tenido la pandemia en cada país tienen mucho que ver con las políticas públicas que ha implementado cada gobierno. Brasil, que es un anti-ejemplo de manejo de pandemias desde el punto de vista de la Salud Pública, implementó un programa de apoyo social muy amplio durante 2020 y esto condujo a una reducción de la pobreza extrema en términos de un año tan difícil. absoluto. “En México, la ausencia de tales políticas ha provocado un aumento de la pobreza extrema. La pandemia, junto con esa ausencia, trajo un retroceso de 10 años en los indicadores de pobreza ”.

Los más pobres, más expuestos al virus

Un factor que agravó las dificultades para la población tiene que ver con las condiciones estructurales que existían antes de la llegada de la pandemia: “El hacinamiento en los hogares, con espacios mal ventilados y el transporte forzado por transporte público masivo, fueron factores de contagio muy abruptos. y elementos que se agregan como evidencia de que los más pobres estuvieron más expuestos al virus ”.

Deberías leer:   Por cobro de comisiones y falta de confianza, apps de comida pierden popularidad
Deberías leer:   La Bolsa Mexicana cierra abril con un avance del 9.07 %

En segundo lugar, Sánchez-Talanquer menciona que, dada la desigual distribución de la infraestructura hospitalaria concentrada en determinadas ciudades y regiones, los mexicanos han tenido un acceso muy desigual tanto a las pruebas diagnósticas como a la atención médica, y adicionalmente a la calidad de la atención de salud. esa atención. “La mayor capacidad se concentra en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara. La infraestructura y los médicos están ahí ”. El actual profesor investigador del Centro de Estudios Internacionales del Colegio de México (Colmex) destaca cómo Es innegable la relación de que a mayor marginación de cada municipio, menor incidencia de pruebas por mil habitantes.

Así, en los 16 municipios de la Ciudad de México, el informe a enero señalaba 173 pruebas por mil habitantes, mientras que en los municipios de la misma área metropolitana de la capital, pero ubicados en la periferia, el indicador bajó a 33 pruebas para cada mil habitantes … “ese patrón se replicó en todo el país”.

Es más fácil morir en instituciones públicas que privadas

En cuanto a la brecha existente en la calidad de la atención en función de si se atiende en un subsistema de salud —o lo que es lo mismo entre una institución u otra—, el especialista explica que esta diferencia se manifiesta claramente en los índices de mortalidad bien diferenciados y no solo entre los sectores público y privado, sino dentro del propio sector público. “Resulta que si estás internado en el IMSS tu probabilidad de morir puede ser de hasta más del 50%, pero si estás internado en uno de los Ministerios de Salud el riesgo es del 40%, como en un hospital del ISSSTE, cuyo índice de mortalidad por covid ha estado entre 35 y 40%. Nada que ver con él 20% de tasa de mortalidad de COVID-19 de los hospitales privados ”.

Y otro aspecto sorprendente que comparte Sánchez-Talanquer -quien es egresado del CIDE y doctor por Cornell- es la enorme desigualdad de estos indicadores dentro de un mismo subsistema. Así, dentro del IMSS se puede encontrar que la mortalidad de los pacientes hospitalizados por covid fue del 58% en Tamaulipas o del 45% en Colima. Y en el caso de la Secretaría de Salud, puede ser del 58% en Baja California o del 18% en sus hospitales de Nuevo León.

“En los Estados Unidos, la capacidad de detectar infecciones fue de una de cada cuatro. En México, en el mejor de los casos, uno de cada 30. En el caso de las muertes, no sabemos y probablemente nunca sabremos cuántas personas murieron. Por eso el indicador de exceso de mortalidad. La debilidad del Estado mexicano para registrar y reportar muertes con oportunidad y precisión es asombrosa … Hubo un tiempo en que se agotaron los certificados de defunción. No había. Eso dice mucho … hay estados como Guerrero, Chiapas, Oaxaca que registraron menos muertes en el último trimestre de 2020 que en el mismo período de 2019. Eso es imposible, nos habla de las deficiencias que tenemos en nuestros sistemas estadísticos. … los pobres son peor contados, ya sean infecciones o muertes ”.

Coronavirus

- Advertisement -
- Advertisement -
ultimas noticias
Notas relacionadas
- Advertisement -