El gobierno y la oposición de Venezuela firman un acuerdo y Estados Unidos alivia las sanciones

Fue en el reinicio del diálogo en México. Washington permitió de inmediato que la petrolera Chevron volviera a operar en el país caribeño.

El gobierno de Nicolás Maduro y la oposición firmaron este sábado en la capital de México un acuerdo que prevé la creación de un fondoel cual será gestionado por Naciones Unidas, para atender la compleja crisis social que vive Venezuela en el marco de la reactivación de los diálogos.

Al mismo tiempo, el gobierno de los Estados Unidos anunció que autoriza a la petrolera Chevron a reanudar operaciones formas limitadas de extraer recursos naturales en Venezuela.

Esta medida, según el Departamento del Tesoro, refleja la política a largo plazo de Estados Unidos “para proporcionar un alivio de sanciones específico basado en pasos concretos que reduzcan el sufrimiento del pueblo venezolano y apoyen la restauración de la democracia”.

El Departamento del Tesoro precisó que esta autorización impide que la petrolera estatal venezolana PDVSA reciba ganancias de las ventas de petróleo de Chevron y permite la actividad relacionada con las empresas conjuntas de Chevron en Venezuela únicamente, no otras actividades con PDVSA.

Siguen vigentes otras sanciones y restricciones relacionadas con Venezuela impuestas por Estados Unidos”, aclaró su declaración, según la cual el país “hará cumplir enérgicamente estas sanciones y seguirá responsabilizando a cualquier actor que participe en actos de corrupción, viole las leyes estadounidenses o atente contra los derechos humanos en Venezuela”.

El Ejecutivo estadounidense había condicionado cualquier decisión sobre Chevron a que las partes volvieran a la mesa de negociación y promovieran otros compromisos específicos en apoyo a la población venezolana.




Jorge Rodríguez (derecha), titular del Congreso de Venezuela y representante del gobierno para el diálogo en México, y el diputado Nicolás Maduro Guerra, hijo del presidente. Foto: REUTERS

Venezuela se encuentra bajo sanciones estadounidenses y europeas, que buscan promover la salida del poder de Maduro, pero al mismo tiempo agravar la crisis económica que golpea al país sin lograr los resultados deseados.

Las conversaciones se reanudaron en mayo con una relajación de algunas sanciones estadounidenses tras la invasión rusa de Ucrania y su impacto en los precios del petróleo.

El gobierno estadounidense admitió públicamente que el petróleo venezolano podría ser útil en un mercado internacional con precios altos y un contexto de fuerte inflación en Estados Unidos debido, en gran medida, al aumento de los precios de la gasolina.

La mesa de negociación política entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición, suspendida formalmente desde octubre de 2021 por decisión gubernamental, se instaló nuevamente este sábado en la Ciudad de México.

fondo Social

Allí se suscribió el Segundo Acuerdo Parcial para la Protección del Pueblo venezolano, cuyo principal objetivo es la recuperación de los recursos del Estado del país caribeño bloqueados en el sistema financiero internacional.

Los términos del acuerdo parcial fueron anunciados por el jefe del equipo de facilitación de Noruega, Dag Nylander, quien afirmó que el acuerdo permitirá lograr importantes avances para la protección de los venezolanos.

El delegado de la oposición venezolana para el diálogo en México, Gerardo Blyde Pérez, habla este sábado a la prensa.  Foto: REUTERS


El delegado de la oposición venezolana para el diálogo en México, Gerardo Blyde Pérez, habla este sábado a la prensa. Foto: REUTERS

Durante un acto en un hotel del centro de la Ciudad de México, Nylander informó que Este fondo social será financiado con recursos congelados del Estado venezolano en el sistema financiero internacional.l, que se utilizará para apoyar programas de salud, alimentación y educación para los sectores pobres, que han sido duramente golpeados por la crisis; mejorar el deteriorado sistema eléctrico público y asistir a las familias afectadas por las fuertes lluvias ocurridas en el segundo semestre de ese año.

El facilitador precisó que Naciones Unidas apoyará la implementación del acuerdo y que se creará un grupo de observadores, con representantes de ambas partes, que darán seguimiento a los proyectos.

en el trato No se mencionó el monto que manejará el fondo.pero se espera que alcance los 3.000 millones de dólares.

Tras trece meses de suspensión de las conversaciones, Gobierno y oposición buscan impulsar el proceso con este acuerdo social, que fue adelantado en los últimos meses con la mediación de Noruega.

La formación del fondo social es parte de una amplia agenda de debates que se espera sea profundizado en diciembre, lo que incluirá el levantamiento de sanciones económicas, la definición de las condiciones para las elecciones presidenciales de 2024, la liberación de los presos políticos y la eliminación de las inhabilitaciones políticas.

Fuente: agencias

mira también