El Ibex pierde los 8.700 lastrados por los bancos y el miedo a la quiebra de Evergrande

Cuadro de indicadores del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid.
Vega Alonso del Val EFE

Las acciones europeas cerraron bruscamente después de que la Bolsa de Valores de Hong Kong tocó un mínimo de un año después del colapso del gigante inmobiliario chino Evergrande. Pese a que el empuje de los valores turísticos ha moderado las caídas, el Ibex ha perdido un 1,20% hasta los 8.655,40 puntos por el castigo de los bancos por el temor de que Evergrande no afronte el pago de su multimillonaria deuda.

La semana arranca en las bolsas europeas con fuertes recortes arrastrados por las caídas en Asia y, en concreto, en Hong Kong. El índice Hang seng ha perdido un 3,5%, a un mínimo de casi un año, lastrado por el desplome de más del 10% en el sector inmobiliario chino Evergrande, cuyo precio se sitúa en un mínimo de once años debido a las dudas de los inversores sobre su capacidad para afrontar una deuda de 300.000 millones de dólares y el miedo a un efecto contagio.

Con $ 300 mil millones de deuda, unos 254.000 millones de euros, Evergrande es la inmobiliaria más endeudada del planeta. La cuenta regresiva para una eventual bancarrota se enfrenta a la recta final. Sus dificultades financieras son tan espantosas que en el próximos días puedes confirmar el impago de un cupón que vence el 23 de septiembre, que asciende a 83,5 millones de dólares, unos 70 millones de euros. Apenas unos días después, el 29 de septiembre, afronta el pago de otros 47,5 millones de dólares, unos 40 millones de euros.

El miedo al contagio provoca una ola de ventas en Europa que ha llevado al Ibex a perder en ocasiones 8.600 puntos. A mitad de sesión, las caídas se han moderado y el selectivo español reduce las pérdidas.

La peor parte la corren hoy los bancos, que sufren una fuerte corrección en la sesión por temor a que Evergrande anuncie el default de su deuda. Sabadell deja un 3,4% y rebaja el colchón que tenía por encima de los 0,60 euros por acción. También ceden fuertemente Santander (-3,8%), que pierde 3 euros por acción, y BBVA (-5,7%), en la sesión en la que el banco vuelve a la Euro Stoxx después de un año fuera del índice europeo.

El selectivo ha moderado las caídas en mitad de la sesión gracias al tirón de los valores turísticos en un momento en el que se anuncia la retirada de muchas restricciones impuestas por la pandemia. Estados Unidos ha anunciado que permitirá la entrada de viajeros vacunados de la UE desde noviembre. IAG , que ha descartado una ampliación de capital, se dispara más del 10%; Amadeo, que sale hoy del Euro Stoxx, sube un 4%; Aena gana 2% y el hotel Meli, 1%. Entre los valores positivos también se encuentran ‘utilidades’ como Enags (+ 0,9%) y Red eléctrica (+ 0,9%) y el mayor valor del mercado español por capitalización, Inditex (+ 0,2%).

En el resto de mercados europeos, las caídas fueron superiores a las del Ibex en una jornada con nueva composición en dos de sus índices más importantes, el Euro Stoxx 50 y el Dax alemán. En el índice europeo, además de BBVA, el grupo del automóvil se suma al índice Stellantis. En el caso de Dax, hoy es el cambio más grande en sus 33 años de historia. El índice pasar de 30 a 40 valores con la incorporación de valores tan relevantes como Aerobús, Puma y Porsche, entre otros.

En la semana en la que se reúne la Fed estadounidense, los inversores estarán atentos a cualquier comentario sobre la posible retirada de estímulos. Se espera que su presidente, Jerome Powell, no haga anuncios demasiado específicos y mantenga cierta flexibilidad, en caso de que se cuestione el crecimiento económico. Sin embargo, en el mercado de deuda la rentabilidad cae como consecuencia de las compras (la rentabilidad se mueve en sentido contrario al precio). El rendimiento del bono español se sitúa en torno al 0,35% tras el reciente repunte, mientras que los tipos negativos del bono alemán se sitúan en el -0,30%. El rendimiento del bono estadounidense se cotiza por encima del 1,30%.

El precio del petróleo ha estado en la carretera durante un año después de sus recientes subidas. El barril de Brent se cotiza a 74 dólares el barril, mientras que el crudo West Texas, referente en Estados Unidos, se cambia por 70 dólares.

Las dudas de los inversores en acciones también se trasladan a las criptomonedas. El precio de bitcoin, que la semana pasada recuperó 50.000 dólares, incluso está perdiendo 44.000 dólares. El oro, en cambio, se escapa de las caídas y sube hasta los 1.765 dólares la onza, todavía lejos de los habituales 1.800 dólares de meses anteriores.

Ernesto Calderon se dedica a todas las noticias de España para Es de Latino.

Deberías leer:   Hoy comienza en Palermo el juicio a Salvini por bloquear el Open Arms