El Juego del Calamar: Venta de trajes de la serie anima al sector textil de Corea del Sur previo a Halloween


Los trajes verdes y rojos “hecho en Korea” utilizado por personajes del éxito mundial de Netflix “El juego del calamar” han resultado ser un punto brillante antes de Halloween para la industria de la confección de Corea del Sur, que ha luchado durante la pandemia.

Una fábrica de ropa de 500 metros cuadrados en el distrito de Seongbuk de la capital Seúl estaba en pleno apogeo esta semana, con hilos verdes y rojos saliendo de carretes apilados de máquinas de coser y fuertes golpes, en una carrera por cumplir con los pedidos.

“Octubre suele ser un mes lento para la industria de la costura, pero gracias a ‘El juego del calamar’ y Halloween, nos apresuramos a coser”, dijo el propietario de la fábrica, Kim Jin-ja, de 54 años. “Ahora estamos cosiendo seis mil trajes verde azulado para niños y niñas”.

Kim dice que sus ventas anuales de 1.500 millones de wones (1,27 millones de dólares) se desplomaron a un tercio de lo que solía ganar después de la pandemia de COVID-19. La mayoría de sus pedidos procedían de Japón, pero las restricciones de viaje obligaron a cerrar en agosto y septiembre.

Deberías leer:   Urbes sufren peor inflación en décadas, según INEGI

Ahora espera que las órdenes duren más allá de Halloween y ve más posibilidades de renovar las exportaciones con etiquetas “Made in Korea”.

La industria de la confección de Corea del Sur había estado en declive incluso antes de la pandemia, y los niveles salariales más altos dificultaban la competencia con China, Vietnam o Indonesia.

De las 2.144 empresas de fabricación en Seongbuk, el 70%, o 1.150, son empresas de confección, dijo a Reuters el presidente de la Asociación de Costura Textil de Seúl, Oh Byung-yeol.

“Los dos años con COVID han sido muy duros para las empresas de moda nacionales”, dijo el alcalde de Seongbuk, Lee Seung-ro. “(Pero) ‘The Squid Game’, que se ha convertido en una sensación mundial, también ha hecho populares los disfraces en el país. lo que ha provocado una avalancha de pedidos. “

DE

Temas

Leer también