El milagro del textil Texcom en pandemia: las máscaras se disparan las ventas

Con El Corte Ingls o Sfera entre sus clientes, el año pasado facturó casi 6 millones.

El gran terremoto causado por Covid-19 ha provocado la destrucción de cientos de empresas. Pero también está la paradoja de que unos pocos de los que han logrado reinventarse a sí mismos en el tiempo han logrado los mejores números de su historia. El grupo Texcon Textile and Quality es uno de ellos. Cuando el coronavirus casi detuvo la actividad tradicional, el grupo optó sin rodeos por las mascarillas quirúrgicas.

“En marzo de 2020 iniciamos contactos con Salud para iniciar la fabricación de material sanitario, enfocado en mascarillas y batas. A finales de abril ya teníamos la licencia provisional y a finales de junio ya comenzamos a ofrecer mascarillas a empresas”, explica el primer ejecutivo del grupo, Jess Mura. En un tiempo récord, la compañía había lanzado una transformación radical de su actividad que, meses después, le ha permitido poner varias velocidades más en el negocio textil.

Deberías leer:   Proyecto europeo contra la fragilidad en 'seniors': 3,9 millones para la primera fase

En 2019, Texcon había cerrado su mejor año, con una facturación cercana al medio millón de euros. El grupo familiar de la familia Mura, con más de 30 años de experiencia en el sector textil y de la confección en Castilla-La Mancha y una plantilla de unas 40 personas. Pero en plena pandemia pasó lo impensable: hasta 325 empleados en los momentos más complicados de la crisis sanitaria y una facturación de 5,8 millones de euros.

Desde junio del año pasado, Texcon fabrica mascarillas quirúrgicas tipo IR, cuya eficiencia de filtración bacteriana es superior al 95% y con resistencia a salpicaduras -. Posteriormente, comenzaron a fabricar mascarillas higiénicas y batas EPI. Y finalmente, en diciembre de 2020, consiguieron la licencia definitiva para fabricar dispositivos médicos durante cinco años.

Pero, por supuesto, ahora las cifras de ventas no son las mismas que hace un año. “La demanda de mascarillas cae más del 50%, y esta es una pierna en la que ya no se puede confiar. En batas, si hay más demanda”, dice Mura, quien asegura que tiene cerca de una decena de clientes a material sanitario. Lo que está claro es que hay una nueva Texcon después de la pandemia.

Deberías leer:   El cierre de Candanchú pone en alerta al Valle de Aragón

Con los ingresos extra de 2020, la compañía ha adquirido nueva maquinaria para acelerar el negocio textil tradicional dentro de lo que ha denominado ‘Proyecto Origen’, que busca conseguir que las empresas españolas participen en todo el proceso productivo para la confección de prendas de vestir de empresa. . organismos locales y nacionales.

Los clientes de Texcon incluyen El Corte Ingls, Sfera o Pan con Chocolate. En cuanto a las exportaciones, Texcon ha llevado a cabo diferentes proyectos con Reino Unido, Italia y Bélgica en torno a la fabricación de ‘homewear’.