el nuevo gabinete de Pedro Castillo enfrenta una dura batalla para ser aprobado en el Congreso

El Gobierno y la oposición de Perú librarán otra batalla este lunes en el Congreso, cuando el Gabinete Ministerial, encabezado por Mirtha Vásquez, solicite el voto de confianza en medio de tensiones y denuncias de supuestos planes de “vacar” (desestimar) al presidente Pedro Castillo.

La sesión también tendrá lugar en un momento en que el Congreso asestó un duro golpe al Gobierno. limitando sus razones para plantear problemas de confianza y en eso, para completar la soledad de Castillo, la bancada gobernante del partido Perú Libre (PL, izquierda) está al borde de una ruptura entre “radicales” y “moderados”.

De hecho, la línea fundadora de PL anunció que votará en contra del gabinete, que podría hacer que se vea obligado a renunciar menos de un mes después de que asumió el cargo supuestamente para aliviar las tensiones.

“Seguramente todo el banquillo dará el voto de confianza. Estoy convencido”, dijo a medios locales el parlamentario Paul Gutiérrez, quien se mantiene fiel a Castillo y se esfuerza por preservar la unidad oficial.

Todo el gabinete de Pedro Castillo debe pasar por el filtro del Congreso. Foto EFE

Los números

El PL tiene 37 congresistas, de los cuales al menos 20 -se desconoce el número exacto- apoyan al fundador del partido, Vladimir Cerrón, en la decisión de no apoyar al equipo de Vásquez porque, dicen, “representa un giro hacia el centro a la derecha” y por tanto, es ajeno a los objetivos de ese grupo marxista-leninista.

Por su parte, la derecha, que cuenta con 43 de 130 congresistas, y la centroderecha, con 41, condicionan su voto de confianza a que Se cambian los ministros de Gobernación, Luis Barranzuela, y de Educación, Carlos Gallardo.

Deberías leer:   ¿qué se hace con sus cuerpos?

Contra Barranzuela, las objeciones se centran en el hecho de que Fue abogado de Cerrón y varios dirigentes del PL en procesos por presunta corrupción, en los que está vinculado a productores de coca y en un pasado sinuoso como policía, con múltiples sanciones disciplinarias.

Gallardo, por su parte, es rechazado por la derecha por ser el líder de un sindicato de maestros en el que también participan maestros del resto del movimiento. de lo que fue el grupo armado de ultraizquierda Sendero Luminoso.

Vásquez, un abogado de izquierda con buenas credenciales como constructor de consensos, respondió que los dos ministros están bajo evaluación. Algunos medios no descartan retirarlos a última hora.

La sesión tendrá lugar una semana después de que el Congreso desafió abiertamente al Gobierno al promulgar una ley objetada por el Ejecutivo, ya que lo deja sin una herramienta fundamental para contrarrestarla: la cuestión de la confianza.

Pedro Castillo también enfrenta el rechazo del partido que lo llevó al poder.  Foto AP

Pedro Castillo también enfrenta el rechazo del partido que lo llevó al poder. Foto AP

La vacante”

Con esta herramienta, un presidente podría defenderse de las acciones del Congreso en su contra, porque si negaba su confianza dos veces, estaba facultado para disolverla, como hizo en 2019 el entonces presidente interino Martín Vizcarra.

Deberías leer:   un test negativo 24 horas antes de entrar al país y otras 8 medidas

“Una vez que el Congreso despeje el camino para que no se disuelva, que es lo único que le preocupa, ya tiene mayor poder para desalojar al presidente”, opinó la influyente abogada y periodista liberal Rosa María Palacios, quien descartó que el Tribunal Constitucional (TL), ante el cual apeló el Ejecutivo, revertiría la situación.

A toda esta tensión se suman las acciones encubiertas -o no tanto- de algunos sectores para asestar un golpe a un gobierno que también tiene la oposición de la mayoría de la prensa convencional.

Los militares retirados usan las redes sociales: “El Ejército ya organizó el comando ‘Arica no se rinde’, la Armada tiene casi lista la ‘Brigada Angamos’ y la Fuerza Aérea y la Policía están haciendo lo mismo” para enfrentar a la izquierda radical y organizaciones lideradas por el terrorismo “, el oficial del ejército Juan Luis Vásquez Budge se jactó en Facebook.

Mientras tanto, el portal Atención descubrió un grupo de WhatsApp en el que poderosos empresarios de la Sociedad Nacional de Industrias, encabezados por el exministro de Comercio José Luis Silva Martinot, Coordinar para derrocar a Castillo y el “comunismo”.

Los empleadores, por ejemplo, acordaron financiar una huelga del transporte en noviembre. “No debemos perder el objetivo: Para salvar la democracia, el comunismo vacío“escribió Silva Martinot.

Asimismo, el grupo “Ciudadanos por la Democracia” anunció manifestaciones frente a la Corte Superior de Justicia de Lima para presionar un fallo a favor de una acción contra un presunto fraude electoral, denunciado sin pruebas por la derecha y negado por diversas instituciones, incluidos los observadores internacionales.

Deberías leer:   Japón volvió a cerrar sus fronteras para extranjeros

“Hay una clase política y una clase económica que llevan al país a la ingobernabilidad. La extrema derecha perdió las elecciones y esa herida no se puede curar, especialmente (el partido) Fuerza Popular (FP). Están trabajando por la vacante desde que perdieron ”, dijo el ministro de Justicia, Aníbal Torres, en entrevista con Radio Exitosa.

Aunque orgánicamente FP y sus aliados Alianza País y Renovación Popular aseguran que no son por la vacante sino para corregir las malas decisiones del Gobierno, algunos de sus congresistas, como Alejandra Tudela y Esdras Medina, plantean explícitamente un juicio político.

“No lo vamos a sacar (a Castillo), sino a la gente, que se cansa de la improvisación y el desgobierno”, dijo bajo anonimato un congresista de Avanza País al semanario. Hildebrandt en sus trece.

Tras los múltiples enfrentamientos llevados a cabo por su primer jefe de gabinete, Guido Bellido -un estrecho aliado de Cerrón-, Castillo buscó con Vásquez un equipo más dialogante, Pero, a pesar de la buena acogida desde el primer momento, la situación volvió a polarizarse, como ha sido la constante en los tres meses de gestión.

Ahora, Vásquez tendrá que esperar los resultados de la votación, que se dará a más tardar el martes. La Constitución exige la presentación al Congreso de cualquier nuevo Gabinete.

Gonzalo Ruiz Tovar. Agencia Télam

PB