El Parlamento Europeo pide más sanciones para Nicaragua por represión y tortura | Las noticias y análisis más importantes de América Latina |

“Nunca imaginamos que esto pudiera pasar, ni siquiera en tiempos de guerra: hay que condenar la persecución a la Iglesia Católica en Nicaragua. Como nicaragüense agradezco que el Parlamento Europeo lo haga y me parece muy oportuno rechazar la misma graves violaciones a los derechos humanos que se están viviendo en el país”, dijo a Berta Valle, activista por la libertad de los presos políticos en su país.

La nueva resolución del Parlamento Europeo (aprobada por 538 votos a favor, 16 en contra y 26 abstenciones) “condena en los términos más enérgicos la represión y detención de miembros de la Iglesia Católica de Nicaragua, en especial la de Monseñor Rolando Álvarez” Monseñor Álvarez fue detenido y trasladado al penal El Chipote el 19 de agosto junto con otros cinco sacerdotes, dos seminaristas y un camarógrafo. El 1 de agosto habían sido clausuradas siete estaciones de radio católicas operadas por la diócesis de Matagalpa. Habían cerrado su actividad. ha sido descrito como desestabilizador.

presión europea

“Desde que aprobamos la resolución en junio, la situación no ha cambiado y, si ha cambiado, ha sido para peor. Con la detención del obispo, se suma un grupo más a la represión general que sufre la sociedad nicaragüense, «, dijo a Jordi Solé, eurodiputado de la bancada de Los Verdes.

“Pedimos una vez más mayor presión a la Unión Europea para tratar de revertir esta situación de violación generalizada de los derechos humanos en Nicaragua”, agregó. Al pedir la liberación de los más de 206 presos políticos, el texto aprobado condena su detención arbitraria, la falta de garantías y el trato inhumano y cruel que sufren.

tortura en prisiones

“En las celdas de El Chipote, los presos pueden contar los granos de frijol que les dan. Hay entre 30 y 35. Con un puñado de arroz. Hay algunos con problemas de salud y no han recibido la atención que requieren. permanecen en la oscuridad y tienen acceso a la luz del sol solo 15 minutos cada diez días, otros están en celdas con luz las 24 horas”, dice Berta Valle, periodista, quien antes de exiliarse en 2018 a Estados Unidos fue presentadora de televisión. .

Su esposo, Félix Madariaga, fue detenido en junio de 2021 junto con otros candidatos presidenciales y líderes políticos. “Durante 84 días estuvo desaparecido, no sabíamos nada de él. Han pasado quince meses y solo diez veces han permitido que su hermana lo visite. A su madre y a mí nos han negado una llamada, una carta, incluso un dibujo de nuestra hija», dice Berta Valle.

Ante esta situación, “creemos que las sanciones son un mecanismo de presión y pedimos incluir a la pareja presidencial en la lista de sancionados. En junio ya habíamos pedido incluir a los jueces”, apunta Jordi Solé. La resolución también aboga por hacer todos los esfuerzos posibles para reabrir un espacio de diálogo, algo que Monseñor Álvarez había velado, pero ¿con quién se va a dialogar, si hay 1.700 organizaciones cerradas y líderes políticos y religiosos presos?

Sanciones y diálogo

“Aunque probablemente eso es lo que quieren lograr Daniel Ortega y Rosario Murillo: que no haya nadie en el país que responda a su gobierno. Entre los 400.000 nicaragüenses en el exilio, hay quienes siguen luchando por una Nicaragua democrática”, responde Solé. , y agregó que, desde la UE, se deben mantener los puentes para poder jugar un papel proactivo.

“Los pocos espacios de diálogo que quedan recaen en la comunidad internacional”, dice Berta Valle. “Hemos pedido a la Cruz Roja Internacional -que aún tiene alguna presencia en el país- que verifique las condiciones de nuestros familiares. Los pocos Estados y agencias de cooperación con representación en Nicaragua deben buscar espacios de diálogo. También la región centroamericana que tiene relaciones comerciales relaciones con el régimen”, añade Berta Valle.

Relaciones comerciales con Nicaragua

Por su parte, Jordi Solé, refiriéndose a la reiterada petición de una parte de la Eurocámara de cortar todo vínculo con el régimen, comenta: «Hemos discutido con actores nicaragüenses si sería conveniente aprovechar la capacidad de influencia que habría cortado las relaciones comerciales con Nicaragua”. Por los efectos negativos que tendría sobre la población, prefiere, por el momento, que no se opte por ese camino.

De todos modos, aunque contenta con la condena del Parlamento Europeo a la represión en su país, Berta Valle no está satisfecha. “Yo, como todos los familiares de los presos políticos, pido la reunificación familiar y proteger la integridad de nuestros familiares. Creo que la UE y la comunidad internacional todavía tienen mecanismos disponibles para presionar al régimen de Nicaragua. Esperamos que lo hagan. úsalos para ayudarnos a acabar con esta tortura”, concluye. (ms)

Read More: El Parlamento Europeo pide más sanciones para Nicaragua por represión y tortura | Las noticias y análisis más importantes de América Latina |