El peligro de confiarse de las cajas de radares vacías de la DGT | Motor

La DGT advierte que las cajas de radar vacías que hay en nuestras carreteras pueden acabar incluyendo un radar en cualquier momento.

A lo largo de nuestras carreteras hay muchos radares diseñado para que los conductores respeten los límites de velocidad y si no, poner multasunos radares que pueden ser fijos o móviles, y que se pueden ubicar en diferentes zonas, muchos de ellos dentro de cajas que ya resultan imponentes.

Sin embargo, en estas casillas puede haber o no una Radar, y es que muchos están vacíos, lo que hace que el conductor confíe en pasar a gran velocidad por él. Pero ahora la DGT advierte que aunque algunas de estas cajas estén vacías sin ningún radar en su interior, esto podría cambiar en cualquier momento.

Y es que uno de los principales peligros de estas cajas de radar vacías es que ahora pueden estar vacías sin que haya un radar dentro, pero puede que una semana después la DGT decida meter uno dentro de la cajapor lo que confiar en este aspecto es lo peor que puede hacer un conductor para evitar multas por exceso de velocidad.

Y es que nadie se puede quejar, porque la DGT siempre está alertando de multitud de radares y cambios en la legislación para evitar que te pongan una buena multa, y aunque ya ha dejado clara la estrategia de introducir casillas vacías sin radares en nuestras carreteras para que los conductores reduzcan la velocidad, esto también puede tener un doble inconveniente.

Y es que aunque muchas de estas cajas de radar vacías se colocan para que no se sobrepasen los límites de velocidad, muchos conductores, a sabiendas de que no hay radar en su interior, empiezan a ignorarlas. La DGT aclara que se pueden cambiar los radares periódicamente y que hoy no hay un radar en una caja, mañana puede haberlo.

De esta forma, no debes confiar en la información que ves en las redes sociales sobre que una caja de radar está vacía, porque puede ser información desactualizada.

Sentido común con los radares de tráfico

Por otro lado, debes respetar los límites de tráfico, las distintas señales de tráfico y la disposición de los radares, ya que aunque una casilla de radar esté vacía, puede haber algún otro radar oculto en esa misma zona para captar infracciones.

Así que no te fíes de las cajas de radar vacías de la DGT, porque es probable que, dependiendo de las circunstancias, alguno acabe incluyendo una sorpresa que te puede mandar una buena multa.

Con información de Telam, Reuters y AP