El PIB se desacelera en el primer trimestre por menor consumo de los hogares

La economía creció un 0,2% en el primer trimestre, mientras que el avance interanual del PIB mantuvo su inercia y se situó en el 6,3% debido a la aportación exterior y, en menor medida, a la demanda nacional.

La economía española frenó dos puntos su crecimiento trimestral entre enero y marzo, hasta el 0,2%, una décima menos de lo previsto, por el freno que ha experimentado el consumo de los hogares, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por el contrario, el crecimiento interanual del PIB se acelera ocho décimas en el primer trimestre, desde el 5,5% del último trimestre de 2021 hasta el 6,3%. Sin embargo, esta tasa es una décima inferior a la adelantada por Estadísticas en abril.

La aceleración del crecimiento interanual del PIB se debe a la mayor contribución del sector exterior y, en menor medida, de la demanda interna. Específico, La demanda exterior aportó 2,3 puntos al PIB interanual del primer trimestre, cifra cinco décimas superior a la del trimestre anterior y su mayor aportación en nueve años, mientras que la demanda nacional aportó cuatro puntos, dos décimas más.

Estadísticas ha explicado que el avance de datos del primer trimestre se hizo a partir de indicadores que ofrecían resultados hasta febrero (la guerra en Ucrania comenzó casi a finales de ese mes), mientras que los resultados publicados este viernes ya abarcan «en la gran mayoría de los casos ”, el trimestre en su conjunto.

A finales de abril, los datos adelantados por el INE para el primer trimestre apuntaban a un crecimiento del PIB trimestral del 0,3% y una tasa interanual del 6,4%, tasas, en ambos casos, superiores en una décima a las publicadas este viernes.

La agencia estima que el consumo de los hogares se contrajo un 2% en el primer trimestre, frente al crecimiento del 1,5% registrado en el último trimestre de 2021. Es la primera tasa negativa del gasto familiar desde el primer trimestre de 2021, cuando se contrajo un 2,6%. Sin embargo, este descenso se ha moderado respecto a la estimación de finales de abril, cuando se anticipaba una caída del consumo de los hogares del 3,7%, la mayor desde el confinamiento.

Ante esta evolución, El gasto público volvió a tasas positivas en el primer trimestre, aunque apenas creció: sólo un 0,1% entre enero y marzo, frente a la caída del 1,6% del trimestre anterior. El gasto de las entidades sin ánimo de lucro también volvió a tasas positivas tras crecer un 2% entre enero y marzo tras tres trimestres de caídas.

La inversión, por su parte, aceleró tres décimas su avance trimestral, hasta el 3,4%, su mayor alza desde el tercer trimestre de 2020, gracias al impulso de la inversión en maquinaria y bienes de equipo (9,1%) y, en menor medida, en vivienda (0,4%).