El primer tratado sobre la diversidad biológica de los océanos está cada vez más cerca

La conferencia intergubernamental para redactar el primer tratado de la historia sobre la diversidad biológica de los océanos estará en sesión hasta el 26 de agosto, en la que es su quinta y probablemente última sesión.

El presidente de la Conferencia Intergubernamental ha llamado a las delegaciones a generar propuestas para que el océano obtenga las soluciones que demanda con urgencia.

En medio de llamados a la flexibilidad, la apertura y el espíritu de compromiso que prevaleció en 1982, cuando se adoptó la histórica «constitución de los océanos», el nuevo tratado tendrá como objetivo abordar la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad marina en áreas del océano que van más allá del límites de las zonas marítimas de los Estados.

La sesión, que durará hasta el 26 de agosto, fue convocada tras una decisión adoptada por la Asamblea General en mayo, y se espera que sea el final de una serie de eventos iniciados desde 2018 con el objetivo de redactar un instrumento internacional jurídicamente vinculante al marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar sobre la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica marina en áreas fuera de la jurisdicción nacional.

Banco de imágenes de arrecifes de coral/Michele Roux

Una tortuga nada en el océano cerca de la isla caribeña de Martinica.

Negociaciones revisadas

“Tengo la esperanza de que con el objetivo de finalizar el acuerdo lo antes posible, trabajaremos durante estas dos semanas para lograr avances reales”, dijo la presidenta de la Conferencia Intergubernamental, Rena Lee, alentar a los delegados a arremangarse para profundizar en los detalles técnicos y legales.

Recordando que las cuatro sesiones anteriores fueron ordenadas por la resolución del 24 de diciembre de 2017 (72/249), señaló que las negociaciones actuales deben abordar los recursos genéticos marinos, incluyendo temas como la distribución de beneficios. Además, debe tener en cuenta medidas como las herramientas de gestión, los estudios de impacto ambiental, la creación de conocimiento y la transferencia de tecnología marina.

Después de estudiar todas las propuestas realizadas desde la cuarta sesión, la presidencia de la conferencia preparó un borrador de un acuerdo revisado.

Lee dijo que también pidió a los delegados que presenten propuestas textuales para la quinta sesión, y señaló que a principios de agosto se publicó una compilación artículo por artículo.

Los documentos oficiosos de antecedentes proporcionados a las delegaciones incluyen dos solicitados sobre las necesidades de recursos, en caso de que la División de Asuntos Oceánicos y del Derecho del Mar de las Naciones Unidas sea designada como Secretaría en virtud del acuerdo, y otro sobre la financiación mundial de cuestiones relacionadas con la diversidad biológica de los océanos.

Entre los documentos que se entregaron a las delegaciones se encontraban dos que habían sido solicitados previamente, uno sobre necesidades de recursos, en caso de que la División de Asuntos Oceánicos y del Derecho del Mar de las Naciones Unidas sea designada como Secretaría en virtud del acuerdo, y otro sobre la financiación mundial de los océanos.

Una de las mayores amenazas para nuestros océanos es la contaminación provocada por el hombre.

© Ocean Image Bank/Sören Funk

Una de las mayores amenazas para nuestros océanos es la contaminación provocada por el hombre.

El objetivo: la participación universal

Al señalar los llamados para la conclusión de la Conferencia Intergubernamental de este año, instó a los estados miembros a “exprimir nuestros cerebros creativos para encontrar soluciones que puedan generar consenso” y ejercer la máxima flexibilidad para obtener el consenso necesario.

Esforcémonos por cumplir con un acuerdo que sea justo, equilibrado, exigible y que atraiga la participación universal.«, dijo. «No permitamos que lo perfecto sea enemigo de lo bueno».

El Asesor Legal de la ONU, Miguel de Serpa Soares, quien también dirige el Departamento de Asuntos Legales de la Organización y se desempeña como Secretario General de la Conferencia Intergubernamental, dio la bienvenida a los delegados a la quinta sesión «crítica» que tuvo lugar inmediatamente después de la Conferencia de los Océanos en Lisboa, Portugal. .

Durante la cumbre, realizada del 27 de junio al 1 de julio, los interesados ​​tuvieron como objetivo reunir propuestas para revertir el deterioro de la salud y aumentar la resiliencia y productividad del océano y sus recursos.

Cumpliendo las promesas de Lisboa

El alto funcionario de la ONU expresó su esperanza de que los cientos de compromisos adquiridos en Lisboa se tradujo rápidamente en acción, incluidos los numerosos llamamientos para que la Conferencia Intergubernamental concluyera su trabajo de inmediato.

“Qué mejor forma de señalar nuestra determinación de actuar que concretar un acuerdo sólido que asegure la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica marina en los espacios más grandes del océano”, preguntó.

Un nuevo miembro en la familia

En esta etapa crítica, el asesor legal de la ONU argumentó que es hora de mostrar el verdadero espíritu de la cooperación multilateral.

Expresó la esperanza de que los delegados ejerzan una flexibilidad aún mayor para garantizar que el océano «obtenga lo que necesita con urgencia» y no permita que la biodiversidad marina se derrumbe bajo su supervisión.

Para cerrar, Soares también expresó su deseo de dar la bienvenida a un nuevo acuerdo en la «familia del derecho del mar» a finales de este año, cuando el mundo celebre el cuadragésimo aniversario de la Convención sobre el Derecho del Mar.

Con información de un.org