El problema somos nosotros  

Sin embargo, existen análisis colaterales que deben afrontarse sin complejos, con propósito de enmienda y contrición de corazón. Sabemos que la noción de arrepentimiento (de la palabra latina contritio) se refiere al arrepentimiento que experimenta una persona cuando siente que actuó indebidamente, e involucra tres actos de voluntad, no de sentimiento o sensibilidad: dolor del alma, odio al pecado y Objeto de la enmienda, de no volver a pecar en el futuro, intención que implica el deseo de cambiar la vida y evitar el mal hecho o el mal hábito que se ha contraído. Si no hay deseo de cambio o propósito de ser mejor en el futuro, es decir, conversión y cambio de vida, es señal de que no hay verdadero arrepentimiento. Tienes que concentrarte en no recaer en los pecados que has cometido, si quieres obtener el perdón, es decir, conquistar la democracia y la libertad.

Visto el evento 21N desde esta perspectiva, la dictadura actuó según lo planeado y estipulado en su guión, logrando en primera instancia su objetivo de realizar elecciones con observación internacional, aunque en paralelo ha utilizado de manera descarada cualquier malamaña tecnológica, subterfugio o acción. de fuerza tenía a la mano, entender policías, Fuerzas Armadas y grupos, para someter al elector y luego proceder a la asignación de ganadores, de acuerdo con la estratagema y logística esbozada con anterioridad.

Deberías leer:   El Real Madrid, campeón de la Súper Copa al derrotar al Atlético de Bilbao

Desde la misma perspectiva, observamos la batalla inútil y desconcertante que se libró dentro de la oposición, que, parodiando a Shakespeare, comenzó con “votar o no votar, está la cuestión”, Que en sí mismo constituyó un drama camaleónico, cuya ilustración más desalentadora fue la inscripción de 40.000 candidatos de la oposición, para competir por 3.000 puestos elegibles, enfrascados en una campaña fratricida y devastadora, más encarnizada contra los contendientes de la oposición, que contra los pro -candidatos de gobierno, aderezados con el ingrediente del enfrentamiento generacional, la partidocracia, el egocentrismo y los favores económicos del régimen, siempre presente, destruyendo la fuerza y ​​el argumento más sólido de que dispone la oposición: el Unidad.

Si reconocemos que estrategia es el secreto para ganar o perder una elección y el negociación Es el mecanismo clave para crear una plataforma electoral eficiente. Es obvio que las consecuencias negativas de las elecciones del 21N no corresponden plenamente al régimen; en buena medida el problema somos nosotros, incapaces de unir, de combinar para desarrollar una estrategia común, de unir criterios para enfrentar el mal con acciones concertadas, de unir fuerzas y restaurar el orgullo de ser venezolanos.

Deberías leer:   El príncipe Enrique presenta demanda por protección policial

Desde VenAmérica instamos a una reflexión sincera, para promover, con voluntad política, con un verdadero propósito de enmienda y contrición de corazón, la razón de ser y la formación de un movimiento de oposición que se dedique a su tarea, que obedezca sin escapatorias a la intereses de todos, y no de 4, que lleve un mensaje de esperanza al ciudadano basado en propuestas cercanas a sus necesidades reales, y no intereses bastardos, con la inteligencia para buscar negociaciones que fortalezcan la unidad como único instrumento para lograr la libertad de Venezuela. . Ayer y hoy los enemigos de la democracia y la libertad son el desánimo y la desunión. www.venamerica.org.


  • Paciano Padrón y Nelson Oxford son directores de VenAmérica