El protocolo real reúne por primera vez en público a los reyes de España en una polémica foto

Era inevitable que el protocolo del funeral de la reina Isabel II de Inglaterra reuniera, por primera vez en público desde hacía más de dos años, al rey emérito Juan Carlos I y a su hijo, el actual monarca español Felipe VI.

No se les veía juntos desde 2020cuando los Borbón abandonaron España, en agosto de ese año, en un autoexilio rebosante de acusaciones de supuesta gestión financiera turbia, investigaciones judiciales y escándalos sentimentales.

La gótica Abadía de Westminster, donde este lunes se celebraron los funerales de Estado de Isabel II, fue el solemne escenario de la imagen que levanta polvareda entre los españoles: la de los reyes eméritos de España, Juan Carlos y Sofía, sentados junto a Felipe VI, que heredó el trono de manos de su padre en 2014, y de su esposa, la reina Letizia.


Los reyes eméritos de España, Juan Carlos y Sofía, sentados junto a Felipe VI. Foto: AP

Los monarcas y la reina emérita viajaron este domingo a Londres, desde Madrid, en un avión Falcon del Ejército Español.

Juan Carlos lo hizo desde Abu Dabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos y residencia de su ostracismo voluntario, en un vuelo privado.

Felipe y Letizia durmieron en la residencia del embajador español en el Reino Unido, José Pascual Marco. Juan Carlos y Sofía, en un hotel de la ciudad.

El Rey Felipe y Letizia en la Abadía.  Foto: Reuters
El Rey Felipe y Letizia en la Abadía. Foto: Reuters

reclamos a domicilio

«Antes de asistir al funeral de la reina de Inglaterra en nombre de España, ¿por qué no vas a casa y explicas todo lo que hiciste?», es reclamar de buena parte de la sociedad española que sigue en directo, desde hace días, las numerosas transmisiones que honran la memoria de la reina que ocupó el trono inglés durante siete décadas.

“No han podido acusarlo de nada. Era nuestro rey y está emparentado con la reina Isabel. Le han invitado al entierro y es de buena educación que asista”, replican los monárquicos que insisten en no empañar su nombre.

En marzo, la Fiscalía del Tribunal Supremo español cerró las tres investigaciones que estaba en curso en las cuentas de Juan Carlos.

El presunto cobro de comisiones por la construcción de un tren rápido, el uso de tarjetas de crédito con fondos no declarados o las supuestas cuentas en paraísos fiscales no aportaban pruebas suficientes, los delitos prescribían o el rey emérito estaba protegido por la inviolabilidad de su cargo cuando ¿Habría cometido esos actos? Eso es lo que argumentó la fiscalía.

Pero un gran sector de la sociedad española esperaba, y desea, que quien fuera su rey durante 39 añosdarles una explicación.

Juan Carlos (centro) con su esposa, Sofía.  Foto: MARCO BERTORELLO / AFP
Juan Carlos (centro) con su esposa, Sofía. Foto: MARCO BERTORELLO / AFP

«La representación de España hoy aquí en Londres la ostenta el jefe del Estado, que es Felipe VI, junto a la reina, acompañada por mí como miembro del Gobierno», dijo este lunes en Londres el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares. .

“La presencia del rey emérito responder a una invitación a título personal y los roles están bien definidos”, agregó el ministro.

Miembros de la familia

Juan Carlos y la reina Isabel de Inglaterra ellos son parientes

La reina Victoria Eugenia, esposa de Alfonso XIII y abuela de los Borbones, era nieta de la reina Victoria, tatarabuela de Isabel II. Además, ella la madre de Felipe de Edimburgo, marido de Isabel II, Era prima hermana de la abuela de Juan Carlos I.

Esto explica por qué Felipe VI de España llamó a la reina inglesa que acaba de morir «Tía Lilybeth».

Como discreto homenaje, la reina Letizia aterrizó en Londres luciendo un vestido negro y un broche que perteneció a la reina Victoria Eugenia, bisabuela y madrina del rey Felipe VI. Victoria Eugenia, además, había nacido en el Castillo de Balmoral, una de las residencias favoritas de Isabel II y donde murió.

Protocolo

Para la ceremonia en Westminster este lunes, el protocolo inglés sentados los reyes eméritos a la derecha de los actuales monarcas.

Situado en el funeral de estado por casas reales, los reyes de España tenían la segunda fila, detrás de la reina argentina Máxima de Holandaquien acudió acompañada de su esposo, el rey Guillermo, y de su suegra, Beatriz de los Países Bajos, quien en 2013 abdicó en favor de su hijo Guillermo.

Pero la instantánea que más debate genera en España es la que muestra a Juan Carlos, algo sonrienteentre Sofía y Letizia, con gesto rígido, junto al rey Felipe VI.

El domingo, los reyes de España habían asistido a Westminster Hall, donde habían instalado la capilla ardiente de Isabel II. Y de allí al Palacio de Buckingham, donde Carlos III de Inglaterra, cuya coronación aún no tiene fecha, les recibió en una recepción organizada para monarcas y mandatarios que asistieron al funeral de su madre.

Felipe y Letizia entraron en Buckingham poco después que el rey emérito Juan Carlos, que lo hizo con la ayuda de una escolta de seguridad y un bastón. Sofía estaba con él.

Para la despedida final de Isabel II en el Castillo de Windsor, los rostros en representación de España fueron los del Rey Felipe y su madre, la Reina Emérita Sofía.

La reina Letizia viajó a Nueva York, donde tienes tu propia agenda en la próxima cumbre de las Naciones Unidas.

Y Juan Carlos declinó la invitación.

Todavía tienes que enfrentar la denuncia de acoso que Corinna Larsen, la íntima amiga que no le da paz, presentó contra ella en Reino Unido.

El Alto Tribunal de Londres asegura que Juan Carlos no goza allí de inmunidad judicial tras su abdicación, por lo que la demanda por acoso puede seguir adelante.

Este inesperado viaje con motivo del funeral de Isabel II abre otro interrogante: ¿Volverá Juan Carlos I a Londres a prestar declaración?

Madrid. Corresponsal

mira también