El régimen castrista continúa juicios contra manifestantes

Según el grupo de Facebook del 11J, que ha estado dando seguimiento a los casos, esta semana serán juzgadas 17 personas en el Juzgado Municipal del 10 de Octubre, en La Habana, y otras 28 en dos juicios sumarios, en la vecina provincia. de Mayabeque.

Los hijos de Román son acusados ​​de sedición, atentado y propagación del COVID-19. La fiscalía pide 20 años de prisión para Yosney Emilio Román, de 25 años, mientras que para su hermano Emiyoslán, de 17, pide 15 años.


El Tribunal Supremo Popular instruido por el régimen cubano realizó este lunes un acto para analizar los “resultados e insatisfacciones” en 2021 del poder judicial, publica la prensa local.

Su presidente, Rubén Remigio Ferro, dijo que la justicia atiende en circunstancias “muy complejas”, y que los órganos judiciales juzgan a quienes “cometieron actos de vandalismo, ataques violentos contra autoridades y funcionarios, y otros hechos delictivos graves”. así como a quienes incumplieron las medidas contra el COVID-19, justifica el funcionario del régimen.

Deberías leer:   Precio del petróleo en las nubes y la gasolina en nuevo récord

La dictadura utiliza la justicia como arma represiva contra los opositores a quienes fabrica “delitos” e impone severas sanciones.


Por su parte, la activista Carolina Barrero y otros dos disidentes fueron detenidos cuando “se manifestaban pacíficamente” frente al máximo tribunal “exigiendo la liberación inmediata de los presos políticos en Cuba”, informó en Twitter el centro de pensamiento político Archipiélago.

https://twitter.com/ArchipielagoCu/status/1483151552944689163

El viernes pasado, la activista Saily González y familiares de Andy García, preso en la central ciudad de Santa Clara, también fueron detenidos por unas horas cuando se dirigían a su juicio.

La autoridad judicial del régimen no ha informado del número de personas detenidas y procesadas por las manifestaciones que estallaron el 11 de julio al grito de “Tenemos hambre” y “Libertad”, que dejaron un muerto y decenas de heridos.

Según la ONG de derechos humanos Cubalex, 1.355 fueron detenidos, de los cuales 719 siguen en prisión.

“Instamos a la comunidad internacional a unirse a nosotros para condenar la represión generalizada de las legítimas aspiraciones del pueblo cubano”, dijo el viernes en Twitter Brian Nichols, subsecretario de Estado de Estados Unidos para Asuntos Occidentales.

Deberías leer:   Nueva subvariante de ómicron se propaga más rápido