el rostro visible de un entramado de corrupción en Cuba

DIARIO DE CUBA destaca que los “anunciantes” forman parte de una cadena que se origina dentro de esas tiendas, en las que desde 2020 el régimen cubano vende, a precios de escándalo y en ofertas muy inferiores a la demanda, alimentos, productos de limpieza, ferretería y electrodomésticos.

Mientras que los alimentos y los artículos de tocador son asumidos por los coleros, los productos de ferretería y los electrodomésticos, por su tamaño y complejidad, son operados por estas cadenas que, además del “anunciante”, también incluyen un “contacto” que hace de puente. entre la tienda y el cliente, y un conductor, que a veces es él mismo el contacto.


Es conveniente que el anunciante, como Yasser Puertas, tenga su sede fuera de Cuba. Es la cara visible de la red, y que esté en el exterior dificulta un eventual interrogatorio policial que deja al descubierto al resto de integrantes.

La apertura de tiendas en MLC, a las que los clientes no acceden con efectivo, sino con tarjeta magnética, ha dado lugar a nuevas formas de corrupción.

Deberías leer:   Jason Momoa y Lisa Bonet se separan después de 17 años juntos

“En mi época había muchas formas de ganar dinero”, confiesa Silvia, cajera de la cadena TRD Caribe hasta el año pasado, cuando llegó su jubilación. “Desde las propinas que te dejaban las personas, aunque no eran muchas, hasta la reposición de mercadería, ya fueran perfumes o bebidas adulteradas, o productos que otras cadenas vendían más baratos. También buscamos dinero avisando a revendedores y autónomos cuando fuimos a sacar alguna mercadería con mucha demanda ”, dice.


DIARIO DE CUBA destaca que en poco más de un año la corrupción ha evolucionado para adaptarse a las nuevas estrategias de gobierno que, en esencia, buscan mantener las divisas dentro del sistema bancario estatal y eliminar su circulación.

“El mes pasado compré una puerta plegable por 10 mil pesos, que al tipo de cambio son como cien y algunos dólares. Es caro, porque creo que se pueden comprar en las tiendas por menos de la mitad, pero, como están las cosas, prefiero que lo traigan a mi casa y me ahorren el costo de transporte y una larga cola ”, dice Conrado, vecino de Alamar.

Deberías leer:   Hombre toma rehenes en sinagoga en Texas

“Pasé siete horas frente a la tienda Trasval para comprar un refrigerador. Lo más triste es que no éramos más de 20 personas. A pesar de que es un edificio enorme, no permiten que entren más de diez personas en al mismo tiempo, con la justificación de la pandemia, pero creo que lo que están haciendo es ralentizar la venta a propósito para poder vender el equipo de la izquierda ”, razona otro vecino de Alamar.

Ante tal situación, la corrupción que las tiendas MLC han provocado en el contexto de esta aguda escasez es un secreto a voces. ¿Qué tan difícil sería para el gobierno desmantelar estas cadenas?

A pesar de que Miguel Díaz-Canel ha afirmado que la corrupción es el “principal enemigo de la Revolución”, es dentro de la Revolución donde este fenómeno parece haber encontrado su propio hábitat.

“De vez en cuando nos muestran a través del Noticiero cómo la policía captura a una banda de delincuentes que roban y atesoran, pero en la práctica la corrupción sigue estando ante los ojos de todos y no pasa nada. ¿Sabes por qué? Porque la gente tiene necesidad. No solo para Cubrir sus miserias, pero para prosperar, aunque sea ilegalmente. Y si atrapan a una pandilla, surgirá otra ”, dice Conrado.

Deberías leer:   Nicaragua deja en limbo migratorio a hijo de periodista cubano