El teléfono es terrible para los juegos en la nube.

El teléfono es terrible para los juegos en la nube.

La promesa de los juegos en la nube es que puede hacerlo desde cualquier lugar utilizando cualquier dispositivo con acceso a Internet y un navegador lo suficientemente bueno (cada servicio de juegos en la nube parece tener sus propios requisitos en el frente del navegador). Debería poder jugar juegos súper exigentes, ya sea que esté en un viaje de trabajo con nada más que una computadora portátil de trabajo o en casa y el televisor principal esté acaparado, o incluso si simplemente no tiene ganas de sentarse en el sofá. Pero la mayor promesa de los juegos en la nube es que, sin importar dónde se encuentre, si tiene un teléfono, entonces tiene todos sus juegos.

En la práctica, esta es una mala idea. Después de pasar las últimas semanas usando entusiastamente mi Steam Deck casi a diario para jugar juegos en la nube, nunca volveré a intentar jugar en la nube en mi teléfono. La enorme PC portátil de Valve para hacer cualquier cosa me hizo darme cuenta de que, en realidad, ¡a veces el hardware dedicado para juegos es bueno! El enfoque de la navaja suiza para los juegos móviles prometido por los juegos en la nube en su teléfono es tan útil como la sierra en una verdadera navaja suiza. Agradezco el esfuerzo, pero en realidad no quiero usarlo.

He intentado hacer que los juegos en la nube funcionen en mi teléfono mucho. he intentado redención muerta roja 2 y Star Wars Jedi: Orden caída y aureola y Engranajes de guerra y muchos otros juegos. Cada vez, me sorprende porque, mierda, estos son juegos AAA exigentes que generalmente requieren toneladas de hardware costoso (y ruidoso). jugando en mi teléfono. Eso se siente como la entrega de una promesa que las compañías tecnológicas me hicieron hace décadas.

Deberías leer:   China inició intensas maniobras militares alrededor de Taiwán

Pero la maravilla desaparece cuando juegas en la nube en tu teléfono durante un período prolongado de tiempo. Los juegos en la nube agotan la batería del teléfono rápidamente, lo que significa que puedes sentir y sentirás la ansiedad de la batería. Una vez pensé que los juegos en la nube serían un milagro mientras esperaba un vuelo en el aeropuerto, pero a medida que mi teléfono se calentaba más que el sol y la batería se agotaba, me encontré más preocupado por encontrar un lugar para conectarme que por la historia. RDR2. Todavía necesitaba mi teléfono para tener energía el resto del viaje.

Deberías leer:   "La gente va a pasar hambre y frío, si no tomamos medidas ahora", advierten en el Reino Unido

Los juegos en la nube también interfieren con todas las demás cosas para las que son buenos los teléfonos. Las notificaciones de otras aplicaciones que no son de juegos se dan a conocer en los momentos más irritantes. Si tu mamá llama para verificar tu vuelo, inmediatamente serás expulsado de tu juego. ¿Un amigo te envía un mensaje de texto para ver cuándo debe recogerte? Tendrás que salir del juego para responder. Ni siquiera puede consultar Instagram sin perder potencialmente su progreso en un juego y luego tener que esperar mientras el teléfono intenta volver a conectarse a los servidores de juegos en la nube.

Deberías leer:   Hallan muerta a una senadora de Paraguay en un lago cerca de Ciudad del Este

Teóricamente, esta es una forma genial de jugar. En la práctica, esta no es una forma genial de jugar.

Pero la peor parte de los juegos en la nube en un teléfono son los controles. La mayoría de los servicios incluyen una superposición de controles de pantalla táctil. Los controles en sí luchan por el espacio en pantalla y, si eres como yo y nunca has tenido la habilidad de usar joysticks digitales en pantalla, te sentirás frustrado. Se supone que los accesorios como Razer Kishi y Backbone hacen que el teléfono sea una mejor herramienta para ese tipo de juegos intensos, y tengo un Kishi que he usado con más de un teléfono Android, pero aún tengo que recordar trae la cosa conmigo. El Kishi no es algo que simplemente cuelgue en mi bolso o que se agregue automáticamente a mi bolsillo cuando salgo de casa. Y, si tengo que acordarme de traer un pequeño dispositivo de control para hacer que los juegos en la nube en mi teléfono sean incluso remotamente agradables, entonces no puedo jugar en ningún lugar en ningún momento. Probablemente preferiría tener un dispositivo completamente separado.

Después de que llegó mi Steam Deck, me vi obligado a tener en cuenta mi afecto, pero también una gran insatisfacción, con los juegos en la nube en el teléfono. Durante las últimas dos semanas, he estado jugando Star Wars Jedi: Orden caída en Xbox Cloud Gaming en mi Steam Deck, y además de sentir la misma sensación de asombro que cuando jugué en la nube por primera vez en mi teléfono, también obtengo la ventaja de que realmente me gusta la experiencia.

Razer Kishi V2

Esta es una forma de jugar en la nube, pero no es la mejor manera de jugar en la nube.

En lugar de ser el último recurso, los juegos en la nube se sienten como una primera opción cuando lo hago en Steam Deck. No puedo esperar para que Sony y Nvidia e incluso las soluciones de juegos en la nube de Google estén en funcionamiento. El juego no se siente abarrotado. Los controles simplemente funcionan. Puedo enchufarlo y jugar mientras lo cargo, y si me quedo sin batería, puedo simplemente… hacer otras cosas en lugar de vivir con el terror discreto de estar completamente desconectado del mundo exterior.

¿Quiero algo más liviano y silencioso que Steam Deck para todas mis necesidades de juegos en la nube? Por supuesto. Los teléfonos ya pueden hacer el trabajo, y con nuevas GPU móviles robustas en el horizonte como Immortalis con capacidad de trazado de rayos de ARM, la posibilidad de tener una solución de juego móvil realmente buena sin la necesidad de chips personalizados (que tanto el Nintendo Switch como Steam Deck confiar), se siente más cerca que nunca. Empresas como Ayn ​​y GPD están tratando de construirlos. Pero, si el objetivo es simplemente jugar en la nube sobre la marcha, no necesito una GPU Immortalis. Cuando Internet es bueno, los juegos en la nube son más que suficientes para los juegos AAA sobre la marcha. Lo que significa que no necesita la GPU o CPU más potente. Solo necesita uno que pueda consumir batería y admita una buena pantalla, 5G y Wi-Fi sólido como una roca.

Sé que un dispositivo así se parece mucho a un teléfono, pero no debería ser un teléfono. Debería ser algo propio. Porque ahora que experimenté una experiencia de juego móvil en la nube realmente divertida, no quiero volver a usar mi teléfono. Es excelente para muchas cosas: los juegos en la nube no son una de ellas.

Las ultimas noticias de California, editadas por los corresponsales en California. Si quieres sumarte no dudes en contactarnos.