En campaña por su reelección, Jair Bolsonaro viaja a Rusia y refuerza su lazo con Vladimir Putin

En medio de su campaña de reelección, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, viajará el próximo mes a Rusia, donde se reunirá con su colega, Vladimir Putin, como parte de una gira que incluirá una escala en Hungría, donde una cumbre con el primer ministro Víktor Orbán, informó la prensa brasileña.

“Estoy muy feliz, muy honrado” por la invitación de Putin, declaró Bolsonaro al anunciar días atrás su viaje a Moscú. Y apuntó que la visita abrirá “una ventana de oportunidades” de negocio con un “gran mercado consumidor”.

El paso del líder brasileño por Rusia coincide con la tensión entre ese país y Estados Unidos por la crisis con Ucrania.

La gira por Europa del Este está confirmada e incluirá una visita al primer ministro Orbán, informó el diario o globo.

Según Bolsonaro en diciembre, cuando ya anunció su visita a Moscú, el gobierno ruso mostró “interés” en la potencia sudamericana, por lo que el encuentro buscará promover inversiones de ese país en Brasil.


La invitación fue extendida a Bolsonaro a través del canciller brasileño, Carlos França, quien ya estuvo en Rusia en diciembre, donde estrechó los lazos bilaterales con su homólogo ruso, Sergey Lavrov.

Durante la visita, los cancilleres preguntaron que se eliminen los obstáculos actualmente existentes para el uso de la vacuna rusa Sputnik contra el covid en Brasil aprobado “con condiciones” por el ente regulador, por lo que aún no ha podido ingresar al país.

También analizaron temas globales, como las perspectivas para el próximo período del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en el que Rusia es miembro permanente y Brasil ocupará un asiento semestral.

Asimismo, França y Lavrov repasaron temas relacionados con el foro BRICS, del que ambos países forman parte junto con India, China y Sudáfrica, y otros temas de la agenda global, entre ellos la lucha contra la pandemia de covid-19.

Deberías leer:   Petro prometió transformar a Colombia como presidente. ¿Podrá cumplir?

elecciones de octubre

Con la vista puesta en las elecciones presidenciales de octubre, en las que Bolsonaro buscará un nuevo mandato de cuatro años, el líder de extrema derecha busca fortalecer los lazos con aliados que, según él, podrían ayudarlo a mejorar un poco su imagen.

La popularidad del presidente se desplomó en el último año, por su gestión de la pandemia, que dejó más de 623.000 muertos en Brasil, y por la crisis económica que golpea cada vez más a la población, especialmente a las capas más pobres.

Bolsonaro comparte con Putin, al igual que con el ultraderechista húngaro Orbán, una serie de valores ultraconservadores, que también lo acercaron al expresidente estadounidense Donald Trump, señalan analistas.

El presidente brasileño no tiene un camino fácil hacia las urnas. Su rival y enemigo político número uno, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, encabeza todos los sondeos de intención de voto y corre algún riesgo de que pueda ganar la presidencia en primera vuelta, sin tener que pasar por balotaje.

críticos

Sin embargo, para algunos analistas, la visita de Bolsonaro a Orbán, en Budapest, no es una buena idea.

“Los diplomáticos consideran que la visita a Orbán no ayuda en nada a la relación de Bolsonaro con Europa”, publicó días atrás el diario. O Globo.

Orbán visitó Brasilia en enero de 2019 para la toma de posesión de Bolsonaro, quien posteriormente envió a su hijo, Eduardo Bolsonaro, a Budapest.

El diputado Bolsonaro se reunió con varios líderes de Italia, Chile, Paraguay y otros países para construir un frente global de extrema derecha que cuenta con el respaldo de Steve Bannon, quien fue asesor de Donald Trump.

Fuente: EFE y ANSA

CB