Estado Islámico mata a soldados iraquíes dormidos y ataca prisión en Siria

Los militantes del Estado Islámico mataron a 11 soldados iraquíes que dormían en su campamento, mientras que decenas murieron después de que sus combatientes intentaran fugarse de una prisión en Siria, lo que indica cómo el grupo extremista sigue siendo una potente amenaza a pesar de su derrota territorial en la región.

Los ataques del jueves por la noche y la madrugada del viernes resultaron en el peor día de violencia relacionada con el Estado Islámico en un año y demostraron el alcance duradero del grupo como una insurgencia que opera en secreto mientras lleva a cabo tiroteos y atentados mortales.


Fuente: WSJ