Estas son las causas del mal aliento y te decimos cómo evitarlo

El mal aliento es un problema con el que todos nos hemos encontrado en algún momento de la vida y siempre puede provocar muchas emociones, del dolor o la vergüenza, al desconcierto o la duda de no saber que se tiene mal aliento o, cuando se descubre, no saber cuál puede ser la causa de este.

Prácticamente cualquier ser humano se encuentra ante la posibilidad de padecerlo y son muchos los motivos por los que esto se produce. Algunas pueden ser debidas a una mala higiene bucal, otras derivadas de comer alimentos que dañan el sistema digestivo y por lo tanto esa parte del cuerpo.

En algunos otros casos, hay razones más momentáneas para el mal aliento. El caso es que se puede identificar y afrontar para no padecerlo. Seamos los culpables o las víctimas, es un problema que la mayoría espera evitar.

¿Qué causa el mal aliento en una persona?

Aunque hay muchas causas de esta condición, las más comunes son:

Alimentación. La descomposición de las partículas de alimentos dentro y alrededor de los dientes puede aumentar las bacterias y causar mal olor. Comer ciertos alimentos, como cebollas, ajo y especias, también puede causar mal aliento.

El consumo de tabaco. Fumar causa su propio olor desagradable en la boca, y los fumadores y los consumidores de tabaco por vía oral también tienen más probabilidades de tener enfermedades de las encías, otra fuente de mal aliento.

Mala higiene dental. Si no se cepilla los dientes y no usa hilo dental todos los días, las partículas de alimentos se quedan en la boca y causan mal aliento a medida que se forma una película incolora y pegajosa de bacterias en los dientes que pueden irritar las encías. Su lengua también puede atrapar bacterias que producen olor.

Boca seca. La saliva ayuda a limpiar la boca, eliminando las partículas que causan los malos olores. La boca seca ocurre naturalmente durante el sueño, lo que lleva al «aliento matutino» y empeora al dormir con la boca abierta. La boca seca crónica puede ser causada por un problema con las glándulas salivales y algunas enfermedades.

Medicamentos. Algunos medicamentos pueden causar mal aliento indirectamente al contribuir a la boca seca. Otros pueden descomponerse en el cuerpo, liberando sustancias químicas que afectan el aliento.

Infecciones en la boca. El mal aliento puede ser causado por heridas quirúrgicas después de una cirugía oral, como la extracción de un diente, o como resultado de caries, enfermedad de las encías o llagas en la boca.

Reducir o prevenir el mal aliento de esta manera

Para saber cómo solucionar este problema, existen algunas soluciones que te pueden ayudar y que puedes aplicar de una forma sencilla y muy eficaz.

Cepíllese los dientes después de comer. Cepíllese al menos dos veces al día, especialmente después de las comidas.

Use hilo dental al menos una vez al día. El uso adecuado del hilo dental elimina las partículas de comida y la placa entre los dientes, lo que ayuda a controlar el mal aliento.

Cepilla tu lengua. Es importante cepillar con cuidado para reducir los olores ya que alberga bacterias. Use un cepillo de dientes que tenga un limpiador de lengua incorporado.

Evite la boca seca. Para mantener la boca húmeda, evite el tabaco y beba mucha agua, no café, refrescos o alcohol, que pueden provocar una boca más seca. Mastique chicle o chupe caramelos (preferiblemente sin azúcar) para estimular la saliva.

Ajusta tu dieta. Evite alimentos como la cebolla y el ajo que pueden causar mal aliento. Comer muchos alimentos azucarados también está relacionado con este problema.

Cambia tu cepillo de dientes regularmente. Cámbielo aproximadamente cada dos meses y elija un cepillo de dientes con cerdas suaves.

Programe chequeos dentales regulares. Visite a su dentista regularmente, generalmente dos veces al año, para que le examinen y limpien sus dientes o dentaduras postizas.

Estos consejos fueron brindados por la Dra. Etna Flores especialista en odontología y ortodoncista.

SIGUE LEYENDO

Esta fruta te ayuda a curar las úlceras.

Continuar leyendo: Estas son las causas del mal aliento y te decimos cómo evitarlo