Estás usando mal la secadora, qué prendas evitar según la OCU para ahorrarte un disgusto | Life

Es un producto que se utiliza en España desde hace unas décadas, porque nuestro clima nos permite secar bien la ropa al aire libre. Pero eso no quita que algunos millones de personas lo usen a diario. Para todos ellos, aquí hay algunos consejos.

en todo Casa hay electrodomésticos que son totalmente innegociables. En el hogar tenemos la lavadora, el horno, el microondas, el lavavajillas… de todo. Lo que no todos tienen es secadora.

Lo que hace este electrodoméstico, como su propio nombre indica, es secar la ropa mojada. Lo habitual es poner las prendas en el lavadora y luego ponerlos en la secadora, que deja la ropa caliente y seca.

Si eres de los que tiene este electrodoméstico en casa, te interesará saber que hay algunas prendas que no podemos meter en la secadora, no por nada, sino porque podemos romperlas.

La OCU, la Organización de Consumidores y Usuarios, ha lanzado una lista de prendas de vestir que no se recomienda meter en la lavadora para asegurar una larga vida útil. Esa camiseta que tanto te gusta puede durar 10 lavados o 100, tú decides.

Qué ropa no puedes meter en tu secadora

Trajes de baño: Aunque los bañadores pueden soportar altas temperaturas en la playa o en la piscina, no debes meterlos en la secadora. En el secado a máquina, el calor excesivo hará que las bandas elásticas se sequen y las prendas pierdan su forma.

Prendas de licra, medias o pantimedias: Es mejor secarlos a la sombra en horizontal. La secadora hará que los calcetines se enreden y pueden salir enganchados o rasgados. En la lavadora, debes lavarlos dentro de una bolsa de malla.

Ropa elástica: Las telas elásticas pueden deformarse con el movimiento y la temperatura de la secadora, por lo que es mejor secarlas planas en su hogar sin ponerlas en la secadora.

Qué lavadora secadora me compro: 5 modelos de Samsung, Bosch y otras marcas que merecen la pena

Prendas de puro algodón o lino: Las fibras naturales sin ningún tipo de mezcla pueden encoger debido a las altas temperaturas. En el caso de la ropa de hogar, como toallas, sábanas o manteles, este problema puede no ser tan relevante, pero en la ropa hay que tener cuidado: después del secado puede que ya no te quede bien.

Prendas con relleno de espuma: La espuma es un material no apto para el secado en secadora.

Ropa con pedrería, perlas o lentejuelas: Los movimientos de la secadora pueden provocar que los elementos decorativos de las prendas se desprendan. No solo puedes estropear una bonita prenda, sino que también puedes provocar una avería en el electrodoméstico.

Alfombrillas a base de plástico o caucho: El plástico o la goma de las alfombras se pueden agrietar por el roce y el calor. Los pedazos de goma que se desprenden pueden dañar la secadora y manchar otras prendas.

Calzado deportivo y con suela de goma: Hay modelos de zapatos que se pueden poner en la secadora, quitando previamente las plantillas. Si es así, te lo dirá en su etiqueta.

Prendas de cuero o piel: Para quitar la suciedad de una prenda de cuero (natural o artificial) se debe utilizar un paño húmedo y, si tiene una mancha más rebelde, utilizar un limpiador especial para cuero.

Prendas de seda: Por lo general, las prendas de seda indican en la etiqueta que deben lavarse a mano en agua fría. En el caso de que se pueda lavar en lavadora, deberás darle la vuelta a la prenda y utilizar un programa delicado.

Con información de Telam, Reuters y AP