Fernando Tatis Jr .: ‘Ojalá pueda darle a esta ciudad varios campeonatos’

Como todos los artistas trascendentes, Fernando Tatis Jr. tiene estándares. Cuando está en el escenario, solo conoce una forma de actuar. Entonces, cuando Tatis, el deslumbrante campo corto de los Padres de San Diego, consideró si participar en el Derby de jonrones All-Star en Denver el 12 de julio, supo que tenía que declinar; no puede arriesgarse a agravar el hombro que se dislocó en abril.

“Siento que si salgo, no me voy a contener”, dijo Tatis el viernes. “Si lo hago, quiero dar un espectáculo real”.

Tatis estaba hablando por teléfono desde la casa club en Petco Park antes de que los Padres jugaran contra los Diamondbacks de Arizona. Luego salió y organizó un derbi de jonrones personal, anotando tres en sus primeros tres turnos al bate en una victoria por 11-5, la octava victoria consecutiva para San Diego. Los jonrones llevaron su total líder de la Liga Nacional a 25, para ir con 54 carreras impulsadas, un promedio de .294 y 15 bases robadas. (Y un máximo de 16 errores en las Grandes Ligas).

Sin embargo, los números solo comienzan a describir el atractivo de Tatis. Cuarenta años después de que Fernando Valenzuela cautivó a Los Ángeles, una nueva Fernandomanía se está apoderando del sur de California. Desde sus rastas rubias hasta sus bat flips y su ocasional bamboleo en un trote de jonrones, Tatis, de 22 años, llama la atención como ningún otro jugador en el juego.

Estos son tiempos emocionantes para los Padres, que no han estado en la Serie Mundial en la vida de Tatis y son una de las seis franquicias sin campeonato. Tatis, cuyo contrato de 340 millones de dólares se extiende hasta 2034, tendrá muchas oportunidades de entregar uno. Pero con una lista bien surtida que incluye a Manny Machado, Yu Darvish y Eric Hosmer, le gustaría comenzar ahora.

Esta entrevista ha sido ligeramente editada y condensada para mayor claridad.

Tu padre jugó 11 temporadas en las mayores, la mayoría antes de que nacieras o cuando eras demasiado joven para recordar. Pero tenías 9 años cuando se unió a los Mets en 2008 para sus últimas tres temporadas. ¿Qué destaca de esos años?

Lo recuerdo en los Orioles (en 2006), pero con los Mets es donde tengo más recuerdos. Fue el momento en que me enamoré del juego. Yo era uno de esos niños, cuando hablan de béisbol, nunca hablaba. Cuando esos chicos grandes hablaban, yo siempre escuchaba y aprendía y siento que lo aproveché.

Deberías leer:   Un tifón pronosticado en Tokio ajusta el horario de remo

¿Quiénes fueron algunos de tus compañeros de equipo favoritos de tu padre?

Fue muy divertido ver a José Reyes y también a Angel Pagán.

Reyes, por supuesto, es de República Dominicana, como tú. ¿Qué tiene su ciudad natal, San Pedro de Macoris, que lo convierte en el productor número uno de jugadores de Grandes Ligas per cápita en el mundo?

Vivimos el béisbol. Esa es la cuestión: vivimos este juego. Nos apasiona. Siento que está en nuestra sangre y se ha transmitido de generación en generación. Simplemente amamos este juego.

Ayudaste a Estrellas Orientales a ganar un campeonato en la Liga de Invierno Dominicana en 2018-19, cuando tu papá era el mánager. Ese fue su primer título desde 1968. ¿Cómo describiría esa experiencia?

Ganar ese campeonato para mi ciudad natal, frente a mi familia y todas las personas que conocí mientras crecía, fue probablemente la mejor experiencia que viviré en mi vida. Es algo con lo que crecí, y ver que sucedió con mi papá como mánager y yo como campocorto, es como una película, algo que es difícil de creer. ¡Incluso cancelaron la escuela por una semana!

En San Diego, ¿ves algo del mismo tipo de anhelo por algo que nunca han tenido allí?

Definitivamente. Es un escenario más grande y ese es uno de mis sueños. Ojalá pueda darle a esta ciudad múltiples campeonatos.

Los Padres son el único equipo de la ciudad y el ambiente en el estadio parece increíble. ¿Cómo lo describirías?

El ambiente en San Diego es simplemente increíble. Sabes lo que el equipo ha estado construyendo durante los últimos cuatro o cinco años, y finalmente se está uniendo. Los fanáticos lo están viendo, la ciudad lo está viendo y siento que todos lo están viendo ahora también. Todo el mundo se está enamorando por aquí.

Los Padres lideran las mayores en bases robadas por mucho, y ya no vemos a muchos equipos robando bases. ¿Cómo ayuda robar bases a tu equipo y por qué no lo hacen más equipos?

Somos un equipo muy atlético, y siento que la gente ha dejado de robar bases basándose en números o bla, bla, bla, no lo sé. Pero aquí, todavía jugamos ese béisbol de la vieja escuela con una muy buena mezcla de béisbol nuevo. Estamos encontrando una manera de hacerlo, además de que los atletas que tenemos en este equipo están trabajando duro.

Deberías leer:   USWNT empata 0-0 contra Australia

Mientras hablamos, lidera la Liga Nacional en jonrones y bases robadas. (Ronald Acuña Jr. y Trea Turner superaron a Tatis por la ventaja de base robada el viernes por la noche). En los últimos 111 años, solo un jugador, Chuck Klein en 1932, ha liderado su liga en jonrones y robos en la misma temporada. ¿Usted cree que puede hacerlo?

Va a ser muy difícil, pero espero que podamos mantener el mismo ritmo, mantenernos saludables y definitivamente vamos a trabajar para lograrlo.

¿Ha pensado en una temporada de 40 jonrones y 40 robos? Nadie se ha unido al club 40/40 desde Alfonso Soriano en 2006.

Definitivamente es algo en lo que he pensado y definitivamente es algo para lo que trabajo. Como dijiste, el último fue Soriano, por lo que significaría mucho para mí ser el próximo.

Probablemente sea un tipo por el que creciste apoyando, supongo.

Exactamente.

¿En qué estás trabajando, específicamente, para mejorar tu juego?

Definitivamente mi defensa necesita ser más limpia, y también mis golpes necesitan ser un poco más consistentes. Pero siento que es parte de este juego. Tengo 22 años, todavía estoy aprendiendo mucho sobre este juego. Ojalá podamos seguir jugando de la manera correcta y seguir aprendiendo.

Mi hijo juega el videojuego MLB: The Show todo el tiempo, así que escucho tu introducción constantemente: “Lamento si las cosas se pusieron demasiado emocionantes para ti, y este no es el juego que recuerdas. Pero aquí está la cuestión: nunca volveremos “. ¿Qué quieres decir con eso, porque es una declaración audaz?

(risas) Deja que los niños jueguen. Todo gira alrededor de esa oración. Si realmente tienes ese niño interior, ese sueño de jugar béisbol, y ahora estás en el gran escenario, haz lo que soñaste, haz lo que trabajaste. Simplemente ponga toda su energía y disfrute el momento. Disfruta cuando lo estás haciendo bien, disfruta de las luchas, porque lo siguiente que sabes es que van a pasar 10 años, si tienes la suerte de jugar este juego durante 10 años, y luego estarás fuera. y te vas a perder esas historias.

¿Crees que esa actitud puede ayudar a atraer más fanáticos jóvenes al juego?

Deberías leer:   Las gimnastas alemanas están usando unitards para oponerse a la "sexualización".

Siento que puede. La gente solo busca esa exageración natural, y cuando ven a los jugadores jugando su juego al máximo, dando todo lo que tienen, eso es todo lo que quieren ver. Quieren tener un buen espectáculo. Todo se trata de eso.

Con ese fin, cuénteme sobre la cadena de botín: el collar de oro de gran tamaño con un medallón giratorio “SD” que los jugadores de los Padres usan después de un jonrón.

(Risas) Esa fue la idea de Manny, y lo arruinó. Definitivamente es algo que le dio más estilo al equipo. Es de oro macizo. Es bastante pesado, créeme.

Complementas el uniforme marrón y amarillo de los Padres con el color rosa: siempre una pulsera rosa, a veces una manga rosa para el brazo. ¿Por qué rosa?

Siempre he jugado con el rosa desde que estaba en las ligas menores. Es algo que hago en homenaje a mi mamá. En la casa, solo había hombres, así que me lo puse en la pulsera para que sepa que siempre estoy pensando en ella. Creo que es una de las cosas más geniales que puedo publicar.

Bien, ahora el ojo negro: no puedo entender eso. A veces es una cruz, a veces la estilizas un poco. Tienes algo ahí, ¿verdad?

Lo mezclo. A veces voy con una cruz, a veces pongo un poco de diseño allí, a veces solo trato de divertirme con eso. Depende de cómo me sienta antes del partido.

Tu hermano, Elijah, es un jugador de ligas menores con los White Sox, el equipo que te cambió a los Padres por James Shields cuando tenías 17 años. ¿Cuánto te comunicas con él?

Está en el entrenamiento de primavera extendido ahora, va a ser novato. Hablamos todos los días y él se abre camino. Ahora está pasando por la lucha de las ligas menores y solo le deseo suerte.

Supongo que los White Sox no lo cambiarán.

(risas) Sí. Probablemente voy a pensar un poco más esta vez.