Formar #EUDigitalFuture – Preguntas y respuestas

Formar #EUDigitalFuture – Preguntas y respuestas


La UE está siguiendo una estrategia digital que se basa en su exitosa historia de tecnología, innovación e ingenio, conferida a los valores europeos, y proyectándolos en el escenario internacional. El Libro Blanco sobre Inteligencia Artificial (IA) y la estrategia de datos europea presentada hoy (19 de febrero) muestran que Europa puede establecer estándares globales sobre desarrollo tecnológico al tiempo que pone a las personas primero.

Europa como líder mundial de la transformación digital.

Las tecnologías digitales mejoran considerablemente nuestras vidas, desde un mejor acceso al conocimiento y contenido hasta cómo hacemos negocios, nos comunicamos o compramos bienes y servicios. La UE debe garantizar que la transformación digital funcione en beneficio de todas las personas, no solo de unas pocas. Los ciudadanos deberían tener la oportunidad de prosperar, elegir libremente, participar en la sociedad y al mismo tiempo sentirse seguros en línea. Las empresas deberían beneficiarse de un marco que les permita iniciar, escalar, agrupar datos, innovar y competir con grandes empresas en términos justos. La sociedad debería beneficiarse de la sostenibilidad social y ambiental, y de un entorno digital seguro que respete la privacidad, la dignidad, la integridad y otros derechos con total transparencia.

¿Qué dice la estrategia?

Durante los próximos cinco años, la Comisión se centrará en tres objetivos clave para promover soluciones tecnológicas que ayudarán a Europa a seguir su propio camino hacia una transformación digital que funcione en beneficio de las personas y respete nuestros valores fundamentales:

  • Tecnología que funciona para las personas;
  • una economía justa y competitiva, y;
  • Una sociedad abierta, democrática y sostenible.

La estrategia digital de la UE indica el camino que Europa debe tomar para seguir su propio camino: una Europa digital que refleje lo mejor de Europa. Y define un enfoque ambicioso hacia el desarrollo tecnológico digital, así como también cómo se utilizará la tecnología para cumplir con nuestros objetivos de neutralidad climática.

El Libro Blanco sobre Inteligencia Artificial y la estrategia de datos europea son los primeros pilares de la nueva estrategia digital de la Comisión. Están totalmente alineados con la necesidad de poner a las personas primero en el desarrollo de tecnología, así como con la necesidad de defender y promover los valores y derechos europeos en la forma en que diseñamos, hacemos y desplegamos la tecnología en la economía real y cómo mejoramos los servicios de sector público hacia los ciudadanos.

¿Cómo financiará la UE las propuestas sobre IA? y datos?

Las inversiones requeridas serán canalizadas desde Programa de Europa digital (DEP) el Mecanismo Conectar Europa 2 y Horizon Europe. Para Horizon Europe, la Comisión propuso invertir € 15 mil millones en el clúster «Digital, Industria y Espacio», con AI como una actividad clave a ser apoyada. Como parte de DEP, la Comisión Europea propuso invertir casi 2.500 millones de euros en el despliegue de plataformas de datos y aplicaciones de inteligencia artificial. De estos, se podrían invertir 2.000 millones de euros en un proyecto europeo de alto impacto en espacios de datos europeos, incluido el intercambio de datos confiable y eficiente en el consumo de energía y las infraestructuras en la nube. diferentes espacios de datos comunes.

¿Cómo puede la tecnología apoyar el Acuerdo Verde Europeo?

Las tecnologías digitales son un facilitador crítico para el Acuerdo Verde, la nueva estrategia de crecimiento de la UE para convertirse en el primer continente neutral en clima del mundo para 2050. Por ejemplo, pueden aumentar la eficiencia energética al rastrear cuándo y dónde más se necesita electricidad. La calefacción inteligente podría ayudarnos a ahorrar el equivalente a 6 millones de toneladas de petróleo, y los agricultores podrán usar menos pesticidas y fertilizantes gracias a los datos y la IA. Sin embargo, para que la digitalización brinde sus beneficios, el sector de las TIC debe experimentar su propia transformación ecológica. Los centros de datos y las telecomunicaciones deben ser más eficientes desde el punto de vista energético, utilizar más fuentes renovables y llegar a ser neutrales para el año 2030.

¿Cómo funciona Europa para una economía y sociedad digital global abierta?

La Comisión puede aprovechar el poder regulador, capacidades económicas y tecnológicas más fuertes, fortalezas diplomáticas e instrumentos financieros externos para avanzar en el enfoque europeo y dar forma a los marcos globales. Este es el caso del trabajo realizado en virtud de acuerdos de asociación y acuerdos comerciales. Europa ahora debe liderar el proceso de estandarización de la nueva generación de tecnología, es decir, en blockchain, computación cuántica y de alto rendimiento, IA y herramientas para compartir y usar datos. La Unión Europea es y seguirá siendo la región más abierta para el comercio y la inversión en el mundo, pero esto no es incondicional. Todos pueden acceder al mercado europeo siempre que acepten y respeten nuestras normas. La Comisión seguirá abordando restricciones injustificadas para las empresas europeas en terceros países, como los requisitos de localización de datos, y perseguirá objetivos ambiciosos en términos de acceso a los mercados, investigación y desarrollo y programas de estandarización.

Europa como líder en inteligencia artificial centrada en el ser humano

¿Por qué presenta la Comisión un Libro Blanco sobre Inteligencia Artificial?

El Libro Blanco sobre Inteligencia Artificial establece las propuestas de la Comisión para promover el desarrollo de la IA en Europa y garantizar el respeto de los derechos fundamentales. La IA se está desarrollando rápidamente, por lo que Europa necesita mantener e incrementar su nivel de inversión. Al mismo tiempo, la IA conlleva una serie de riesgos potenciales que deben abordarse. los Papel blanco establece opciones para maximizar los beneficios y abordar los desafíos de la IA, e invita a los interesados ​​a que hagan comentarios sobre estas opciones.

¿Cuál es el enfoque de la Comisión sobre Inteligencia Artificial?

En el Libro Blanco, la Comisión está adoptando un enfoque equilibrado, basado en la excelencia y la confianza.

Para lograr un ecosistema de excelencia, la Comisión propone racionalizar la investigación, fomentar la colaboración entre los Estados miembros y aumentar la inversión en el desarrollo y despliegue de IA. Estas acciones se basan en Plan coordinado sobre IA con los estados miembros de diciembre de 2018.

Para lograr un ecosistema de confianza, la Comisión presenta opciones para crear un marco legal que aborde los riesgos para los derechos y la seguridad fundamentales. Esto se basa en el trabajo de la Grupo de expertos de alto nivel sobre inteligencia artificial, en particular el Pautas de ética para la IA confiable, que fueron probadas por las empresas a fines de 2019. Un marco legal debe basarse en principios y centrarse en los sistemas de IA de alto riesgo para evitar cargas innecesarias para que las empresas puedan innovar.

¿Cómo garantizará la UE el cumplimiento de los derechos fundamentales?

Un enfoque centrado en el ser humano significa garantizar que los sistemas de IA se desarrollen y utilicen de una manera que respete la ley de la UE y los derechos fundamentales. Por ejemplo, los sesgos en los algoritmos o los datos de capacitación utilizados para los sistemas de IA de reclutamiento podrían conducir a resultados injustos y discriminatorios, lo que sería ilegal según las leyes de no discriminación de la UE. Es importante evitar violaciones de los derechos fundamentales y, en caso de que ocurran, garantizar que esas violaciones puedan ser abordadas por las autoridades nacionales. Los sistemas de IA de alto riesgo deben ser certificados, probados y controlados, como lo son los automóviles, los cosméticos y los juguetes. Para otros sistemas de IA, la Comisión propone un etiquetado voluntario en caso de que se respeten las normas definidas. Todos los sistemas y algoritmos de IA son bienvenidos en el mercado europeo siempre que cumplan con las normas de la UE.

¿Qué es el reconocimiento facial?

El reconocimiento facial puede tomar diferentes formas. Se puede usar para la autenticación del usuario, es decir, para desbloquear un teléfono inteligente o para la verificación / autenticación en los cruces fronterizos para verificar la identidad de una persona con sus documentos de viaje (correspondencia uno a uno). El reconocimiento facial también podría usarse para la identificación biométrica remota, donde la imagen de una persona se compara con una base de datos (coincidencia de uno a muchos). Esta es la forma más intrusiva de reconocimiento facial y, en principio, está prohibida en la UE.

¿Regulará la UE el reconocimiento facial para la identificación remota?

La recopilación y el uso de datos biométricos para fines de identificación remota conlleva riesgos específicos para los derechos fundamentales. Las normas de protección de datos de la UE ya prohíben en principio el procesamiento de datos biométricos con el fin de identificar de manera única a una persona física, excepto en condiciones específicas. Específicamente, la identificación biométrica remota solo puede realizarse por razones de interés público sustancial. Debe basarse en la legislación nacional o de la UE, el uso debe estar debidamente justificado, ser proporcionado y estar sujeto a las garantías adecuadas. Por lo tanto, permitir el reconocimiento facial es actualmente la excepción. Con el Libro Blanco de AI, la Comisión quiere iniciar un amplio debate sobre qué circunstancias podrían justificar excepciones en el futuro, si las hubiera.

¿Qué pasa con las víctimas o los daños causados ​​por la IA?

No es necesario reescribir completamente las normas de responsabilidad a nivel nacional o de la UE. La Comisión está invitando a opiniones sobre la mejor manera de garantizar que la seguridad se mantenga en un alto nivel y que las víctimas potenciales no enfrentan más dificultades para obtener una compensación en comparación con las víctimas de los productos y servicios tradicionales.

Un mercado único de datos seguro y dinámico

¿Por qué la UE necesita una estrategia de datos?

Los datos son la base de diferentes olas de innovación. La forma en que organizamos el acceso y la reutilización de datos determinará nuestra capacidad de innovación futura. Si bien actualmente un pequeño número de grandes empresas tecnológicas posee una gran parte de los datos del mundo, Europa tiene grandes oportunidades. Se generará una cantidad cada vez mayor de datos en los próximos años y el almacenamiento pasará de la nube al borde. La UE puede construir sobre un sólido marco legal en protección de datos, derechos fundamentales, seguridad y seguridad cibernética; su mercado interno; y un alto grado de interconexión en los servicios públicos.

Los ciudadanos, las empresas y las organizaciones deben estar facultados para tomar mejores decisiones basadas en los conocimientos extraídos de los datos no personales. Esos datos deberían estar disponibles para todos, ya sean públicos o privados, de nueva creación o gigantes.

los Estrategia de datos europea presentado hoy tiene como objetivo mejorar el uso de datos, lo que traerá enormes beneficios para los ciudadanos y las empresas. Permitirá el desarrollo de nuevos productos y servicios y conducirá a ganancias de productividad y eficiencia de recursos para las empresas y mejores servicios proporcionados por el sector público. Puede, por ejemplo, ayudar a desarrollar una medicina personalizada para los pacientes, mejorar la movilidad de los viajeros o contribuir a que Europa se convierta en el primer continente neutral para el clima en 2050.

¿Cuál es el objetivo de la estrategia de datos?

El objetivo de la estrategia es crear un mercado único genuino de datos, donde los datos personales y no personales, incluidos los datos confidenciales y confidenciales, sean seguros y donde las empresas y el sector público tengan fácil acceso a grandes cantidades de datos de alta calidad para crear e innovar. Será un espacio donde todos los productos y servicios basados ​​en datos respetan plenamente las normas y valores de la UE. Esto garantizará la soberanía tecnológica de Europa en un mundo globalizado y desbloqueará el enorme potencial de las nuevas tecnologías como la IA.

¿Cómo se relaciona la estrategia de datos con el Reglamento General de Protección de Datos?

Todos los días, las personas generan cantidades cada vez mayores de datos a través de sus actividades diarias. Su recopilación y reutilización deben respetar primero los derechos e intereses de las personas, de acuerdo con los valores y las normas europeas. Con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), la UE ha establecido una base sólida para una economía de datos centrada en el ser humano al garantizar que las personas mantengan el control total de sus datos. Esto ha convertido a la UE en una fuente de inspiración para la protección de la privacidad en muchos países del mundo.

Al mismo tiempo, los individuos podrían beneficiarse de herramientas técnicas y estándares que hacen que el ejercicio de sus derechos, en particular su derecho a la portabilidad de datos, sea simple y fácil. Esto también permitiría nuevos flujos de datos, protegería a los consumidores y fomentaría la competencia.

La estrategia de datos presentada hoy permitirá a las personas tener una voz más fuerte sobre quién puede acceder a los datos que generan, incluidos los datos personales de IoT, y cómo se utilizan a través de los espacios de datos personales. Esto podría, por ejemplo, ser respaldado al tener requisitos más estrictos en las interfaces para el acceso a datos en tiempo real o al garantizar la neutralidad de los espacios de datos personales.

¿Cómo se pueden poner a disposición más datos para su reutilización?

El marco legislativo propuesto en la estrategia de datos reforzaría las estructuras y mecanismos esenciales de gobernanza de datos en los Estados miembros y a nivel de la UE para que haya más datos disponibles para su reutilización, con pleno respeto de la legislación de protección de datos.

Esto ayudaría a priorizar estándares y conjuntos de datos más armonizados para fomentar la interoperabilidad de datos dentro y entre sectores; facilitar el acceso y la reutilización de datos confidenciales, como datos de salud o sociales, con fines de investigación científica (incluso para IA), de conformidad con la legislación de protección de datos; ayudar a las personas a poner sus datos a disposición del bien común para que los investigadores innoven en beneficio de la sociedad.

¿Cómo se utilizarán los datos de una manera que beneficie a los ciudadanos de la UE?

Los datos pueden brindar información que ayuda a combatir emergencias, como inundaciones e incendios forestales, hacer que nuestras ciudades sean más verdes y limpias, ayudar a las personas a vivir vidas más largas y saludables. La existencia Directiva de datos abiertos ya pone a disposición grandes cantidades de datos para su reutilización en beneficio de la sociedad. El intercambio de datos entre empresas puede ser un cambio de juego para proporcionar bienestar general en la UE.

La estrategia sobre datos tiene la intención de hacer que los datos más privados y públicos estén disponibles mediante la apertura de conjuntos de datos del sector público de alto valor comercial y social, como los datos ambientales y los datos de observación de la tierra; facilitando el uso de datos confidenciales públicos para investigación científica y para el bien común; explorar la creación de legislación a nivel de la UE sobre el uso de datos del sector privado por parte del sector público para el bien común.

¿Cómo ayudará la estrategia europea de datos a las empresas?

El acceso a los datos es crucial para garantizar la competencia y crear nuevas oportunidades de negocio para empresas cada vez más grandes. Las empresas necesitan estándares comunes y reglas claras sobre cómo deben realizarse las transferencias de datos. Esto también requiere inversiones en nuevas tecnologías e infraestructuras para que los datos sean la base de futuros productos, servicios innovadores y una mayor eficiencia.

Las empresas también deben ser libres de decidir a quién y bajo qué condiciones se puede otorgar acceso a sus datos no personales. La Comisión ya comenzó a abordar este problema con pautas no vinculantes sobre el intercambio de datos entre empresas, cuyo objetivo era crear mercados justos y abiertos para los datos generados por IoT.

Finalmente, la Comisión prevé proponer una «Ley de datos» para analizar diferentes tipos de escenarios de intercambio de datos y formas de empoderar a las personas para que se involucren más en la economía de datos.

¿Cómo pueden contribuir los datos al bien común?

Los datos pueden brindar información que ayuda a combatir emergencias, como inundaciones e incendios forestales, hace que nuestras ciudades sean más verdes y limpias, y ayuda a las personas a vivir más tiempo y de manera más saludable en un entorno seguro. La existencia Directiva de datos abiertos ya pone a disposición grandes cantidades de datos para su reutilización en beneficio de la sociedad. Sin embargo, hay algunos conjuntos de datos valiosos pero altamente sensibles recopilados por algunas instituciones públicas, que quedan fuera del alcance de esa Directiva, que podrían reutilizarse para el bien común bajo ciertas condiciones estrictas. Por ejemplo, la reutilización de registros de salud públicos o datos sociales podría ayudar a desarrollar medicamentos personalizados o avanzar en la investigación para encontrar curas para enfermedades específicas. Las empresas también recopilan grandes cantidades de datos útiles para la sociedad. Si el sector público pudiera acceder y reutilizar ciertos datos del sector privado, podría mejorar los servicios públicos y las políticas.

¿Cuáles son los siguientes pasos?

La Comisión presentará más adelante este año otras medidas, como una Ley de Servicios Digitales para establecer reglas claras para que todas las empresas accedan al Mercado Único, para fortalecer la responsabilidad de las plataformas en línea y proteger los derechos fundamentales. También propondrá una revisión de la regulación eIDAS, que permite una identidad electrónica segura que pone a las personas en control de los datos que comparten en línea. Además, la UE pondrá un fuerte énfasis en la ciberseguridad promoviendo la cooperación a través de una Unidad Cibernética Conjunta que protege la infraestructura crítica europea y fortalece el mercado único de ciberseguridad. Finalmente, Europa continuará construyendo alianzas con socios globales, aprovechando su poder regulador, desarrollo de capacidades, diplomacia y finanzas para promover el modelo europeo de digitalización a nivel internacional.

El Libro Blanco sobre Inteligencia Artificial está abierto para Consulta pública hasta el 19 de mayo de 2020. La Comisión también se está reuniendo retroalimentación sobre la estrategia de datos. Sobre la base de los aportes recibidos, la Comisión planea tomar medidas adicionales para apoyar el desarrollo de IA confiable y una economía ágil de datos.

Acerca de

Esteban Prieto se especializa en temas de Marketing Digital, SEM, SEO, email marketing, transformación digital, Google Ads, Google Search, YouTube, estadisticas y mucho mas.