Furia narco en la frontera entre EE.UU. y México con 14 muertos y una ola de incendios

En una ola de ataques que convulsionó durante tres días a varias ciudades mexicanas en la frontera con Estados Unidos, enfrentamientos entre grupos de narcotraficantes del Cártel de Jalisco en disputa por territorios derivaron en varios actos de vandalismo, con al menos 14 muertos muertos, una treintena de detenidos, 28 vehículos públicos y privados incendiados y algunos negocios incendiados.

Los hechos ocurrieron la noche del jueves. hasta la mañana de este domingo en los estados de Jalisco y Guanajuato, con especial repercusión en la localidad de Ciudad Juárez, en Chihuahua, también fronteriza con Estados Unidos.

Las ciudades de Tijuana, Mexicali, Rosarito, Tecate y Ensenada, en el estado de Baja California, fueron escenario de hechos violentos este viernes. cuando desconocidos prendieron fuego a 28 vehículos particulares y transporte público en plena calle, según un comunicado de la Secretaría de Seguridad Ciudadana estatal.

Fue en Ciudad Juárez donde la violencia letal mostró su cara más visible. Tras una jornada violenta con ataques armados contra civiles y la quema de varios negocios, los enfrentamientos entre narcotraficantes dejaron 11 muertos.

En Zapopan, en el estado de Jalisco, uno de los vehículos se incendió. foto AFP

Las victimas

Entre esas víctimas mortales se encuentra un niñodos presos que participaban en una pelea en la cárcel local y cuatro empleados de una emisora ​​de radio que realizaban una promoción en vivo afuera de una pizzería al momento de ser baleados, según informó el fiscal del estado de Chihuahua, Roberto Fierro los medios de comunicación. Duarte.

El funcionario agregó que 12 personas sufrieron heridas de arma de fuego y quemaduras.

En tanto, durante los enfrentamientos en Jalisco y Guanajuato, el Ejército irrumpió en un lugar donde se encontraban los presuntos cabecillas de dos grupos delictivos, lo que desencadenó enfrentamientos y quema de vehículos y comercios. Después de esos eventos 16 personas fueron detenidas y se reportó la muerte de tres personas, entre ellas un presunto integrante de un grupo delictivo.

Soldados mexicanos están desplegados en Tijuana, estado de Baja California (México).  Foto EFE

Soldados mexicanos están desplegados en Tijuana, estado de Baja California (México). Foto EFE

las calles de tijuana Amanecieron con poca presencia de vehículos y transeúntes, mientras decenas de policías y militares recorrieron algunos puntos de la ciudad donde ocurrieron los ataques. La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) envió este sábado a Tijuana un contingente de al menos dos mil militares para reforzar tareas de seguridad.

La gobernadora del estado de Baja California, Marina del Pilar Ávila, dijo este sábado que estuvo en coordinación con el sector transporte para restablecer paulatinamente los trasbordos y reactivar el transporte en toda la entidad, y agregó que carreteras, casetas y centros de salud operan con normalidad.

“Continuamos con la tarea de recuperar la paz en nuestro estado”Ávila expresó en un video que colgó en su cuenta de Twitter y en el que aparece acompañada de militares y civiles. Por su parte, la alcaldesa de Tijuana, Montserrat Caballero, culpó al crimen organizado de los hechos violentos y afirmó que no es justo que la población “pague las consecuencias de quienes nos pagaron sus cuentas”.

Policías montan guardia en la zona donde se incendió un vehículo en la ciudad de Tijuana.  Foto EFE

Policías montan guardia en la zona donde se incendió un vehículo en la ciudad de Tijuana. Foto EFE

soledad

Tras los hechos violentos, las calles de Tijuana quedaron desoladas y el transporte público fue retirado, situación que afectó a algunos habitantes de la ciudad fronteriza que debieron pasar largas horas buscando la forma de llegar a sus casas.

“Que se agarren entre ellos y a nosotros que nos dejen aquí solos. Allí se matan, hacen lo que quieren, pero ¿cuál es la culpa del ciudadano? ”, indicó Blanca Estela Fuentes al quejarse de los hechos violentos en Tijuana y las dificultades que tuvo que sufrir para conseguir transporte público.

Tras el estallido de los incidentes, el Consulado de Estados Unidos en Tijuana instruyó a sus empleados “Quédate en casa hasta nuevo aviso” debido a la violencia.

Ayer, autoridades gubernamentales y de seguridad pública del estado de Baja California adjudicaron al Cártel Jalisco Nueva Generación los hechos de la jornada violenta y que dejó un total de 28 vehículos incendiados en 5 de los 7 municipios del estado.

La Universidad Autónoma de Baja California (UABC) también suspendió las clases de manera inmediata y habilitó uno de los gimnasios para que los estudiantes que ya no podían ir a sus casas pudieran quedarse en el campus.

Comercios varios, bares en la zona turística y tiendas de autoservicio, suspendieron sus actividades hasta nuevo aviso, debido a la incertidumbre que genera una noticia falsa sobre un supuesto toque de queda descartado por las autoridades estatales.

Fuente: EFE, AP y AFP

PB