Gabriel Yorio – El Financiero

La inflación actual en México ya no puede considerarse transitoria y se estima que su convergencia a la meta del 3 por ciento tomará más tiempo, entre 12 y 18 meses, dijo el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio.

Al participar en la Cátedra SHCP 2022, el funcionario explicó que la inflación ya no puede considerarse transitoria porque hay un rezago en la producción de envases a nivel mundial y también hay un rezago importante en la generación de microprocesadores que no solo tienen que ver con la industria automotriz.

En un principio se había pensado que esto duraría unos seis meses, pero ha durado más, ya que las consecuencias del COVID-19 en la economía han durado mucho tiempo, no son transitorias, a lo que se suman las tensiones geopolíticas por la guerra de Rusia contra Ucranialo que también generó escasez de materias primas.

“Si vemos un poco las declaraciones del gobernador del Banco de México y de los vicegobernadores, se habla de una convergencia a la meta de inflación ya para el próximo año, no necesariamente este año”, reconoció en el evento. organizada por Hacienda. junto con la Facultad de Economía de la UNAM.

“La convergencia de la inflación va a tardar más en llegar a la meta del 3 por ciento establecida por el banco central, estas son decisiones autónomas de Banxico, yo participo en la junta con voz, no con voto; pero prácticamente coincidimos con la lectura que tiene el banco y por eso ya no se habla de presiones inflacionarias transitorias sino con un poco más de persistencia en el tiempo”, subrayó.

Sin duda la inflación comenzará a converger en algún momento, Banxico ya ha tomado acciones de ajuste en su política monetaria, ha hecho tres aumentos de 50 puntos base, dijo Yorio.

“Esto hay que ponerlo en contexto, porque cuando estamos viendo choques de oferta, el efecto de la política monetaria va a ser más limitado en el corto plazo, dado que los choques vienen del lado de la oferta y no del lado de la demanda. Sin embargo, las expectativas de inflación si se están desanclando a nivel internacional y también en México subieron un poco”, agregó.

“La acción del banco central tiene como objetivo el anclaje de las expectativas. Usualmente el período de acción de la política monetaria es entre 12 y 18 meses y ahí es donde vamos a empezar a ver la convergencia hacia la meta de inflación”, estimó.

Explicó que derivado de la persistencia de la inflación aún no está claro cuántos aumentos más en las tasas de interés habrá; Hace un año la tasa incluida en los instrumentos de mercado rondaba los 7,27 y actualmente está cerca de los 9,9,25, esto significa un incremento de 200 puntos básicos en el costo de financiamiento del año pasado a este año.

“No hay una tasa con la que nos sintamos cómodos, sino que el banco central va a determinar la tasa con respecto a la tasa neutral o la tasa que necesitan para controlar la inflación y actualmente el mercado está leyendo alrededor del 9 por ciento”, abundó.

“Esto obviamente nos va a impactar en el costo financiero de la deuda, la nueva deuda que se emita en el mercado local va a tener una tasa más alta, si la FED sigue subiendo sus tasas o el BCE sigue subiendo sus tasas , la nueva deuda que emitamos en estos mercados también será un poco más cara”, reconoció.

Aún así, estos niveles de tasas no eran muy diferentes de otros niveles de tasas en los que se había hecho y otros niveles de financiación, dijo.