General Electric se divide en tres compañías


General Electric (GE) anunció el martes la desinversión de sus actividades y dejará de existir como conglomerado, cerrando un capítulo de una de las mayores aventuras industriales de la historia de los Estados Unidos.

GE dará paso a tres empresas independientes que cotizarán en bolsa y se dedicarán a la aviación, la salud y la energía.


La decisión es consecuencia de la estrategia emprendida durante varios años para hacer frente a una colosal deuda y las consecuencias de las malas decisiones.

“Tenemos la responsabilidad de actuar rápidamente para dar forma al futuro de la aviación, promover la medicina de precisión y guiar la transición energética”, dijo Lawrence Culp, director ejecutivo de GE, en una conferencia telefónica.


GE planea crear una nueva entidad desde su división de salud a principios de 2023, en la que mantendrá una participación del 19,9%.

Las actividades relacionadas con las energías renovables y los aerogeneradores, gas y vapor, se agruparán en una sola empresa a partir de principios de 2024.

Después de estos cambios, el nombre “General Electric” se mantendrá para una tercera empresa especializada en el sector aeronáutico, un área crucial para GE que fabrica aviones y motores, especialmente para Boeing.

Deberías leer:   Detienen a presunto asesino de cineasta Samuel Ríos en Edomex – El Financiero

Culp permanecerá al frente de GE hasta que se complete la escisión de la división de energía y luego dirigirá el nuevo grupo de aviación.

Peter Arduini asumirá el control de la división de atención médica a principios de 2022, Scott Strazik de la compañía de energía y John Slattery mantendrán su puesto como director gerente de la unidad de aviación,

Wall Street reaccionó bien al anuncio y las acciones de GE cerraron con un alza del 2,7%.

Sin embargo, la agencia de calificación S&P Global dijo que consideraría reducir la puntuación de GE por estimar que la separación en tres entidades dejaría al grupo “menos diversificado”.

“Podríamos bajar el puntaje si la pérdida de diversificación no se compensa suficientemente con la reducción de la deuda y la mejora en los resultados financieros”, advirtió S&P.

Para lograr sus fines, GE podría obtener ganancias en la industria nuclear a través de la nueva empresa especializada en energías renovables, opina Peter McNally de la firma Third Bridge.

Deberías leer:   ¿Qué sale más barato, la ‘caguama’ o la cerveza de lata? – El Financiero

“En los Estados Unidos, la disminución en el número de plantas nucleares se ha estabilizado y las existentes tienen sus ciclos de vida extendidos gracias a la notable confiabilidad y la creciente demanda de energía”, dijo McNally.

“Aunque la energía nuclear sigue siendo controvertida en varios países del mundo, estamos viendo que el número de instalaciones aumenta en lugares como Europa del Este o Medio Oriente”, agregó.

Creado a finales del siglo XIX por Thomas Edison, GE ha sido durante mucho tiempo una de las industrias insignia de Estados Unidos con presencia en numerosos sectores, pasando del transporte eléctrico a las finanzas, los medios de comunicación o las tecnologías de la información.

Hasta principios de la década de 2000 y antes de la llegada de gigantes tecnológicos como Apple, Amazon o Google, el conglomerado alcanzó, en varias ocasiones, la mayor capitalización de Wall Street, con un valor de casi 600 mil millones de dólares.

Pero la empresa, que tiene su sede en Boston, pagó un alto precio por adquisiciones fallidas, incluyendo la de la compañía hipotecaria WMC en 2004 o la división de energía de la multinacional francesa Alstom en 2015.

Deberías leer:   SAT: Sigue la crisis de citas, dicen contadores

La división financiera de GE se vio muy afectada por la llamada crisis de las hipotecas “subprime” de 2008 debido a sus riesgosas inversiones en bienes raíces comerciales.

En 2018 abandonó el Dow Jones Industrial Average, referente de Wall Street, al que había pertenecido durante 111 años.

Culp fue nombrado director de GE en octubre de 2018 en un intentar reorientar el conglomerado y aliviar su deuda.

GE recordó el martes su objetivo de reducir la carga de la deuda en 75.000 millones de dólares entre finales de 2018 y finales de 2021.

MEGABYTE

Temas

Leer también