Gino | El Heraldo de México

Es una broma salir de México y mantener los lazos afectivos y familiares. Recorrer escenarios del mundo llevando productos y servicios de nuestro país, a veces con todo, pero también sin apoyo y enfrentándose a otras naciones que han desarrollado instrumentos milimétricos para hacer negocios internacionales y atraer inversiones.

Es la habilidad de escuchar al potencial cliente y venderle lo que necesita, no lo que uno quiere. Abordar oportunidades y cerrar la negociación. Pero, sobre todo, ser un expatriado voluntario, y andar por el mundo generalmente solo, con la referencia de una familia que se quedó en la patria.

Así han sido las dos últimas décadas en el día a día de Gino Demeneghi, cordobés de Veracruz, de ascendencia italiana con la pátina de la ciudad de los 30 caballeros. A veces con el escudo del servicio exterior, otras de alguna entidad federativa y
finalmente, con la gestión de la propia empresa.

Gino ingresó a la feria internacional de un país árabe como un murciélago emergente, coordinando la representación de nuestro país en un momento de emergencia y ahora es el mexicano especialista en negociaciones comerciales con el mundo del Islam.

Voluntariamente quemó sus barcos en EE.UU después de varias décadas de actividad en Houston y se mudó nuevamente. En estos días se ha trazado una meta ambiciosa, llegar al mercado más grande del mundo, que ahora es la India con sus 1.300 millones de habitantes, ahora más grande que la propia China.

Gino está coordinando la presencia comercial de México en una ambiciosa misión de llevar nuestros productos y servicios a ese país. Su compania Altus Global Network, ya está en los Emiratosuno de los países árabes más ricos del mundo árabe y seguramente desde allí se escribirá otra página exitosa en la promoción económica de México.

POR ANTONIO MEZA ESTRADA

COLABORADOR

[email protected]

MAÍZ

Continuar leyendo: Gino | El Heraldo de México