Gobierno interino completo de los talibanes, todavía sin mujeres

La Sra. Lyons recordó al Consejo de Seguridad que el nuevo gobierno “contiene muchas de las mismas figuras que formaron parte del liderazgo talibán de 1996 a 2001”.

“Lo que es de importancia inmediata y práctica para quienes están alrededor de esta mesa es que de los 33 nombres presentados, muchos están en la lista de sanciones de las Naciones Unidas, incluido el primer ministro, los dos viceprimeros ministros y el ministro de Relaciones Exteriores”, continuó. refiriéndose a los primeros 33 nombramientos, que incluyeron muchos de los puestos más poderosos.

Entre las figuras destacadas en las listas de sanciones, o que el gobierno de Estados Unidos ha designado como terroristas, se incluyen el ministro del interior interino, Sirajuddin Haqqani, y el ministro de defensa interino, Muhammad Yaqoub, hijo del mulá Omar, el líder fundador de los talibanes.

Tanto esos hombres como varios otros, entre ellos el jefe de gobierno, Mullah Muhammad Hassan, que fue otro miembro fundador de los talibanes en 1994, pertenecen a la primera generación de talibanes o son hijos de esa generación. La red de la familia Haqqani no formaba parte originalmente de los talibanes, pero se volvió cada vez más central para la insurgencia a lo largo de los años: Sirajuddin Haqqani fue un líder adjunto a partir de 2015, incluso cuando han competido por negocios y reconocimiento en los círculos yihadistas conservadores.

Deberías leer:   Los talibanes permiten que se reinicie el programa de vacunación contra la poliomielitis en Afganistán

Hasta ahora, menos visibles y vocales han sido los talibanes que fueron más centrales al hablar con Estados Unidos y otros gobiernos extranjeros. Aunque Mullah Abdul Ghani Baradar fue nombrado viceprimer ministro, no ha tenido una presencia fuerte en estas primeras semanas de gobierno talibán. Estados Unidos había instado específicamente a su inclusión en las negociaciones que llevaron a la retirada militar estadounidense, que lideró del lado de los talibanes.

Hasta ahora, ningún gobierno ha reconocido formalmente a los talibanes, aunque el tema está en debate, ya que los países individuales tratan de determinar cómo hacer negocios con Afganistán y también consideran el envío de ayuda humanitaria a un país que está atravesando una profunda crisis. En la década de 1990, cuando los talibanes estuvieron en el poder por última vez, solo tres países los reconocieron: Pakistán, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Las sanciones contra miembros individuales del Talibán que ahora son líderes de ministerios clave, así como la congelación de los fondos del país en los Estados Unidos, podrían dificultar que el gobierno afgano reciba dinero de donantes del Banco Mundial o del Banco Asiático de Desarrollo y a través de las Naciones Unidas.

Deberías leer:   Los turistas en Asia navegan por un mosaico de políticas

También hace casi imposible que cualquier país que haga negocios con Estados Unidos también lo haga con Afganistán sin correr el riesgo de ser golpeado por el régimen de sanciones secundarias de Estados Unidos, que castiga a quienes dan dinero o artículos de valor a gobiernos o individuos en la lista de sanciones de EE. UU.

Leo Pimentel se especializa en noticias de Asia y el sudeste asiatico.