Graves incidentes en la previa de Real Sociedad vs Atlético de Madrid con Diego Simeone como protagonista

La previa del encuentro entre Real Sociedad y Atlético de Madrid por los octavos de final de la Copa del Rey estuvo marcado por incidentes entre hinchas de ambos equipos, que dejó al menos un herido, y por el atentado con objetos contundentes contra los dos autobuses que trasladaban a la delegación del club madrileño al Reale Arena.


Las primeras escaramuzas tuvieron lugar cerca del estadio, ubicado en el barrio de Amara de San Sebastián. En una zona de bares de la calle Isabel II se encontraron hinchas de ambos equipos y las provocaciones verbales escalaron a la acción física: Hubo peleas y destrucción de muebles en algunos comercios.

Según fuentes de la Ertzaintza (Policía Autónoma del País Vasco) citadas por Diario Vasco, un aficionado del Atlético sufrió un corte en el cuero cabelludo tras ser golpeado en la cabeza con un vaso por un aficionado de la Real Sociedad, por lo que le aplicaron cuatro puntos de sutura.

Deberías leer:   Roma venció a Feyenoord y se quedó con la Conference League

Los problemas no acabaron ahí, ya que el recibimiento al contingente atlético también fue duro. Los dos autobuses (el que movía el plantel y el cuerpo técnico y el que llevaba al resto de la delegación) Fueron recibidos con botellas, piedras y cualquier objeto que tuvieran a mano los hinchas que se había agolpado en la entrada del estacionamiento del estadio.


En el primer grupo viajaba Diego Simeone, que desde la escalera del vehículo increpó a los simpatizantes vascosquien respondió con insultos. Como consecuencia del ataque, cada uno de los vehículos sufrió la rotura de dos lunas.

Por si esto fuera poco, los agentes de la Ertzaintza reprimieron con gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a los alborotadores. Pero los aficionados no se amilanaron y respondieron lanzando piedras, vallas metálicas y bengalas.. Pasaron varios minutos para que la calma volviera a las afueras del coliseo.

La tyrria entre los seguidores de ambos equipos no es nueva: se remonta al 8 de diciembre de 1998, cuando Aitor Zabaleta, hincha del Real Madrid, fue asesinado cerca del antiguo estadio Vicente Calderón horas antes de un partido correspondiente a los octavos de final de la ya desaparecida Copa de la UEFA.

Deberías leer:   Aaron Judge continúa ganando con dos jonrones en la derrota

Zabaleta, de 28 años, había viajado a Madrid con su novia, Verónica Olivares, en un autobús perteneciente al club femenino Izar del equipo donostiarra, cuando fue atacado por integrantes del grupo Bastión del Frente Atlético (la brava brava del colchón) Y Recibió una puñalada en el corazón que le provocó la muerte. nueve horas después. El asesino, Ricardo Guerra, de 24 años, fue condenado en abril de 2000 a 17 años de prisión.

Desde entonces, cada enfrentamiento entre el Atlético de Madrid y la Real Sociedad conlleva una carga adicional de tensión, que quedó patente este miércoles en el Reale Arena, pese a que horas antes la dirigencia del club vasco había pedido a sus aficionados “respeto, tolerancia y no violencia” en un mensaje publicado en la cuenta de Twitter de la institución.