Grifols apuesta por los productos no plasmáticos

Grifols acelera para dejar atrás Covid-19. La compañía ha decidido reforzar su apuesta por la innovación en su nuevo plan estratégico que se basará en productos no plasmáticos. Por ahora, esta categoría representa el 4% de sus ingresos, pero la empresa apunta a llegar al 20% a finales de la década.

En este contexto, la compañía incorporará plataformas tecnológicas con el objetivo de incrementar y acelerar la investigación interna. Grifols está dispuesto a destinar el 40% de la inversión científica a productos distintos del plasma de aquí a 2025.

La apuesta por el mercado no plasmático quiere concretarse en el neumología, oftalmología y neurología. Estas serían las principales áreas de negocio que, según la farmacéutica, supondrían un incremento de la facturación hasta los 9.000 millones de dólares. Esta cifra equivale a unos 3.000 millones para cada una de estas líneas de negocio.

La compañía prevé un repunte de las ventas en el último tramo de 2021. Según Grifols, esto se debe a “la fuerte demanda sostenida y la recuperación de la producción de plasma”. Y lo que es más, la normalidad volverá en 2022, según la documentación presentada.

Esta documentación indica que la empresa seguirá invirtiendo para ampliar su acceso al plasma. Grifols tiene en el horizonte crecer hasta alcanzar 520 centros de plasma en 2026 y para el próximo año espera tener 450 distribuidos entre Estados Unidos, Europa, China y Egipto.

Grifols ganó 129,9 millones de euros entre enero y marzo, un 30,3% menos que en el mismo período de 2020, debido a los problemas derivados de la pandemia.

Deberías leer:   La digitalización de URSA se apoya en la Inteligencia Artificial para agilizar sus procesos de negocio