Guillermo Lasso levantó el estado de excepción por protestas indígenas

En un movimiento sorpresivo, el presidente Guillermo Lasso declaró el sábado la fin del estado de alarma que gobernó «por grave conmoción interna» en seis provincias del Ecuador. La decisión se conoció mientras la Asamblea Nacional analiza una solicitud de destitución presidencial, tramitada por el bloque opositor Unión por la Esperanza (Unes).

A través de un decreto ejecutivo, el mandatario oficializó la medida, con la que “el Gobierno Nacional ratifica la disposición de asegurar la generación de espacios para la pazen el que los ecuatorianos puedan retomar paulatinamente sus actividades», señala un comunicado reproducido por la agencia de noticias AP.

En la legislatura continúa una sesión virtual en la que Unes, apoyada en los estados de excepción decretados por el Ejecutivo “por grave conmoción interna” y que ya son inexistentes, solicita que se aplique el artículo 130 para la acusación presidencialpara lo cual se requerirían 92 votos a favor.

La decisión de última hora del gobierno sigue a un primer acercamiento que se produjo horas antes entre el gobierno y la mayor organización indígena de Ecuador, y que fue confirmado por el presidente de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela, quien informó sobre la eventual conformación de una comisión. que viabilice el diálogo y ponga fin a un paro nacional que ha durado 13 días.

El encuentro se realizó en la iglesia Basílica, ubicada en el centro colonial de Quito, al que asistió el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), Leónidas Iza, acompañado de otros líderes sociales, así como el Ministro de de Gobierno, Francisco Jiménez, el canciller Juan Carlos Holguín, y otros funcionarios del régimen, informó Saquicela en declaraciones a la prensa.

“No ha habido ningún compromiso, sino simplemente la decisión de la CONAIE de consultar sus bases sobre la designación de una comisión para iniciar este diálogo”, aseguró Saquicela, al ratificar que “por parte del gobierno ha habido la apertura correspondiente”. ‘.

El titular de la legislatura indicó que es un «avance», porque «hemos pedido que se bajen las tensiones, que se bajen los enfrentamientos mientras se da este diálogo y se encuentra una salida».

“En vez de darnos más miedo, más bien nos han levantado la rebeldía, la dignidad”, dijo Leónidas Iza, presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi, arengado por los presentes, a quienes les reiteró que habían venido a Quito con una propuesta y La medida solo concluirá cuando se haya respondido el reclamo Entre los diez puntos que exige la organización están la reducción de los precios de los combustibles, la derogación de los estados de excepción, entre otros.

El dirigente dijo que no vinieron a la capital a cometer «vandalismo» y pidió pacificar el país para no enfrentamientos entre hermanos. Sin embargo, calificó de «brutal ataque de violencia» el operativo con el que fueron desalojados el viernes de la Casa de la Cultura donde realizaban una asamblea popular y a la que dijo que regresarían para realizar una minga y limpiarla, así en los lugares donde son acogidos.

Iza señaló que descansarán el fin de semana y pidió que se abran los escalones o corredores en las zonas fronterizas interprovinciales para permitir el paso de alimentos y abastecer a Quito, que enfrenta la escasez de productos agrícolas.

En las inmediaciones del parque El Arbolito, la tarde del sábado se evidenció la presencia de manifestantes que se expresaron en medio de bailes, danzas y silbidos. En el lugar se encuentra un importante contingente militar y policial, sin que se produzcan enfrentamientos.

Otras organizaciones sociales como la Confederación de Campesinos Indígenas y Negros del Ecuador (FENOCIN) y el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) condenaron la declaración del viernes del presidente Guillermo Lasso sobre el uso progresivo de la fuerza.

En un comunicado, la Organización de las Naciones instó a todos los actores políticos y sociales de Ecuador a «iniciar con urgencia un diálogo significativo y de buena fe» que resuelva la tensión y ponga fin a la violencia. La Comisión también llamó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a un diálogo inclusivo en un comunicado “atendiendo las demandas de grupos que históricamente han estado en situación de vulnerabilidad y con pleno respeto a los derechos humanos”.

La organización civil Alianza por los Derechos Humanos, en rueda de prensa, informó este sábado que el grupo de la misión internacional de solidaridad y derechos humanos de Argentina participará en una observación in loco al tiempo que rechaza una «profundización de la represión» contra por parte del Estado. de emergencia y un «ataque a las zonas de paz», donde se alojan los manifestantes, dijo la activista Marianela Navarro. Agregó que su rol será visibilizar a nivel internacional “la grave situación que vive el pueblo ecuatoriano” para exigir que se garantice “el derecho a la vida, la libre manifestación y todos los derechos sociales”.

La Policía Nacional ha reconocido cuatro muertos y cientos de heridos tanto de manifestantes como de policías y militares.

Lasso, ex banquero de derecha, lleva poco más de un año en el poder, tras derrotar en 2021 al candidato del correísmo Andrés Arauz.

base de datos