habrá balotaje entre José Antonio Kast y Gabriel Boric

Luego de una jornada de pleno sol y calor en gran parte del país, los chilenos confirmaron este domingo por la noche lo que desde hace días se daba por hecho: dentro de cuatro semanas, tendrán que volver a las urnas, para elegir entre una opción de la derecha. y uno a la izquierda.

Luego de una leve demora en el cierre de las urnas porque aún había filas de personas para votar, el conteo comenzó de manera rápida y fluida.


Alrededor de las 11 de la noche, con poco más del 95% de los votos contados, ya estaba claro que el líder de derecha José Antonio Kast y el candidato de izquierda Gabriel Boric tendrán que disputar la papeleta del 19 de diciembre.

En línea con lo que muestran las últimas encuestas, Kast obtuvo el 27,97% de los votos y Boric el 25,70%.

Los otros candidatos se quedaron mucho más atrás.


El presidente Sebastián Piñera apareció ante las cámaras poco antes de las 10 de la noche desde el Palacio de la Moneda, para felicitar a los dos ganadores y a todos los chilenos que salieron a votar.

El mandatario pidió “moderación” y “no polarización” al final de una campaña que estuvo marcada por la división entre un Chile que exige grandes cambios y otro que teme el “desorden, el caos” que podría traer la izquierda.

Poco después, Kast apareció frente a sus seguidores, que estaban festejando en Santiago.

“Es un triunfo para todo Chile”, se mostró entusiasmado. “Hoy dimos el primer paso para hacer realidad la esperanza”, dijo. Y prometió devolver “la tranquilidad” a todo chileno que “haya sido amenazado por la delincuencia, por el narcotráfico”.

“Vamos a ser libres, nos vamos a liberar del crimen y la violencia”, dijo.

De inmediato, lanzó duras acusaciones contra Boric, por su supuesto apoyo a “los terroristas, los criminales”, por su alianza con el Partido Comunista, que apoya el reclamo de los mapuches en el sur.

En diciembre, dijo, “enfrentará el comunismo o la libertad”.

Cambiar mensaje

Boric luego habló frente a sus votantes. Con entusiasmo, aseguró que su coalición tiene posibilidades de llegar al gobierno. Y sus palabras fueron una clara respuesta a Kast: “La esperanza vencerá al miedo”, dijo.

En total, siete candidatos se presentaron a estas elecciones. Pero la peculiaridad es que los dos que aparecieron como favoritos para disputar la papeleta no pertenecen a ninguno de los partidos que ya gobernaron en Chile.

De hecho, las cifras de las dos fuerzas que alternaron en el poder en las últimas tres décadas fueron varios escalones más bajas.

Deberías leer:   Daniel Ortega asume su quinto mandato en Nicaragua con el respaldo de Argentina

Sebastián Sichel, de la alianza gobernante de centro-derecha Chile Podemos Más, y Yasna Provoste, de la coalición de centro-izquierda Nuevo Pacto Social, no lograron esta vez atraer a un porcentaje significativo de chilenos.

Ambos se mostraron frente a cámaras antes de las 9 de la noche y reconocieron su derrota.

Calor y largas filas para votar en algunos colegios de Santiago de Chile, este domingo.  Foto: AP

Calor y largas filas para votar en algunos colegios de Santiago de Chile, este domingo. Foto: AP

Sichel, que durante la campaña marcó grandes diferencias con Kast, liberó a sus votantes para que elijan según su conciencia por quién votarán en la segunda vuelta.

Ditto Provoste, quien reconoció la derrota pero tampoco dio indicios de por quién votará en diciembre.

El que estaba emergiendo como una gran sorpresa fue el independiente Franco Parisi, que no estuvo en Chile en ningún momento de la campaña: se quedó en Estados Unidos, donde vive desde el año pasado, porque hace unas semanas dio positivo. para covid.

Su campaña se realizó a través de las redes sociales. Y parece haber tenido buenos resultados, ya que con el 58% de los votos contados había alcanzado más del 13% de los votos, muy cerca de Provoste, y por encima de Sichel, que no superaba el 11%.

Ahora las dudas están en cómo se reagruparán las fuerzas de cara a la papeleta.

Seguro que ambos candidatos tendrán que moderar sus discursos para atraer a quienes votaron por alguna de las otras opciones.

Boric, quien saltó a la política luego de destacarse como líder estudiantil durante las protestas de 2006 y 2011 exigiendo una educación gratuita y de calidad, encarnó en esta campaña las preferencias de la generación que protagonizó la revuelta de 2019.

Ese arrebato de furia tras décadas de indignación contenida marcó una ruptura y propició la formación de una Convención Constituyente, que hoy redacta una nueva Carta Magna para el país con la intención de tenerla lista a mediados de 2022.

Chile en cifras

Además del presidente -en Chile no hay vicepresidente, entonces no hay fórmulas como en Argentina- Los chilenos también eligieron legisladores.

Los 155 miembros de la Cámara de Diputados y la mitad del Senado serán renovados el 11 de marzo de 2022, cuando el próximo presidente tome posesión.

Y la forma en que se forme el Parlamento también será un dato clave. En un país dividido y que en esta campaña mostró una fuerte polarización, el futuro ocupante del Palacio de la Moneda necesitará el apoyo de la Legislatura para gobernar.

Santiago, enviado especial