HELSINKI – Moscú golpea en Turquía – EURACTIV.com


Rusia no tiene absolutamente ninguna intención de detener su operación militar en Siria hasta que el «adversario» sea derrotado, declaró el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, el martes (3 de marzo).

Si bien agregó que entendía las dificultades de la situación de los refugiados en la UE, dijo que Rusia «no puede renunciar a la lucha contra el terrorismo para resolver ese problema, incluso si se nos pide repetidamente que lo hagamos».

En una breve visita a Helsinki, Lavrov culpó a Turquía por no haber cumplido sus promesas acordadas en el acuerdo de Sochi de 2018 y por continuar «fraternizando» con elementos que se oponen al gobierno sirio.

El ministro de Asuntos Exteriores finlandés, Pekka Haavisto, pidió un alto el fuego inmediato en la región de Idlib y enfatizó la importancia de una reacción unificada de la UE para resolver la crisis y la situación inhumana existente.

Sobre Ucrania, mientras que Haavisto sugirió que hacer cumplir el Acuerdo de Minsk 2015 sería «una salida», su homólogo ruso simplemente dijo que Rusia está dispuesta a mejorar sus relaciones con la UE y vio las sanciones impuestas como «muy desafortunadas».

(Pekka Vunnttinen | Europa)