Infraestructura y sustentabilidad: los desafíos de las aerolíneas en América Latina | América Latina |

Atrás quedan los duros efectos de la pandemia en las aerolíneas y Latinoamérica se reactiva rápidamente durante el 2022. Así reconoce a , José Ricardo Botelho, director general de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA). “América Latina y el Caribe es la región del mundo con la recuperación más rápida de sus niveles previos a la pandemia, posicionándose con el 90,5 % del tráfico de pasajeros en 2019, seguida de África con el 87 % y América del Norte con el 85 %”, dice. .

En este escenario, los resultados de la World Travel Awards, considerados en la industria como los «Oscar» de las aerolíneas. Según su sitio web, califican la calidad de los servicios de las aerolíneas, premiando «la excelencia y diversidad de la oferta». Este año en la categoría Sudamericana, la empresa LATAM resultó ganadora por séptimo año consecutivo, seguida de Azul Airlines, JetSmart y Avianca. Sin embargo, ¿cómo está la industria aérea en la región?

“Es importante tomar en cuenta que en Latinoamérica todavía volamos poco. De media, unos 0,6 viajes al año por persona. Mientras que en Estados Unidos y Europa hay 2,5 viajes aéreos al año por persona en promedio”, dice Botelho. Sin embargo, luego asegura que, “como región, tenemos mucho espacio para crecer en los próximos años, sobre todo porque cada vez hay más opciones para que la población utilice el transporte aéreo.”.

América del Sur aún no cuenta con una gran industria, como se puede observar en el siguiente gráfico, en comparación, por ejemplo, con países como Estados Unidos o México.ico.

Una forma de medir el tamaño de las aerolíneas es teniendo en cuenta su flota de aviones. En Sudamérica hay unas 20 empresas, muchas de ellas solo con viajes nacionales o low cost. LATAM es la única aerolínea de Sudamérica con más de 300 aviones.

El problema de los impuestos

Aerolíneas en América Latina, pero sobre todo en América del Sur, en países como Argentina o Ecuador, aún tienen barreras de entrada que encarecen los precios, dificultando los viajes en avión o el turismo desde el exterior.

El dEl subdirector de Comunicaciones Corporativas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Markus Ruediger, confirma a que «América Latina ha sido tradicionalmente una región con altos impuestos, tasas y cargos, lo que ha creado un entorno operativo difícil para las aerolíneas en términos de costo.» En ese sentido, indica, “no se puede volver al entorno operativo previo a la pandemia en la región”.

Mejorar la infraestructura

Otro de los grandes desafíos de la industria aérea en América Latina consiste en mejorar la infraestructura, especialmente en la capacidad de los aeropuertos..

“Nuestra región siempre ha tenido desafíos de infraestructura. No se construye de la noche a la mañana, se necesitan años de inversión para construir un aeropuerto, ampliarlo o construir una pista adicional”, explica el CEO ALTO. Más aún, considerando que en los últimos 12 años previos a la pandemia Latinoamérica duplicó su número de pasajeros, y se proyecta que en los próximos diez años se duplique nuevamente.

Por este motivo, desde IATA llama a las autoridades a hacerse cargo del problema, para evitar el caos en los aeropuertos, como ocurre actualmente en Lima, Perú. “Los gobiernos deben dejar de considerar que los viajes aéreos son solo para los más ricos y utilizarlos como una ‘vaca de ingresos’ para llenar sus arcas. La falta de infraestructura adecuada y rentable ha sido un problema de larga data”, dice Ruediger.

Uso de combustibles sostenibles

Otro factor que Los World Travel Awards toman en cuenta para elegir a los ganadores está relacionado con el trabajo sustentable de las aerolíneas, un tema que no ha sido muy desarrollado en América Latina.

Una de las formas de medir el grado de sostenibilidad es mediante el uso de combustible de aviación sostenible (SAF). “SAF es como la sal. Hace algunos milenios, la sal era una mercancía del poder geopolítico, era escasa y costosa. Hoy la sal es abundante, accesible, barata y sustentable”, dice Botelho. Según el experto, el gran desafío es incentivar su producción a través de políticas públicas, ya que los países latinoamericanos podrían aventurarse a convertirse en productores en el futuro.

Lo que necesitamos es que los gobiernos, especialmente en América Latina, generen los marcos necesarios para su producción, sobre todo considerando que la mayoría de los países tienen el potencial para hacerlo. Esta sería una situación en la que todos saldrían ganando, creando puestos de trabajo, invirtiendo y protegiendo el medio ambiente al mismo tiempo”, concluye Markus Ruediger de IATA.

(es)

Read More: Infraestructura y sustentabilidad: los desafíos de las aerolíneas en América Latina | América Latina |