Irán denuncia que las sanciones de Estados Unidos bloquean la adquisición de vacunas – Latino News

Rohani dijo que las sanciones le impiden recibir vacunas

El presidente de Irán, Hasan Rohani, denunció que las sanciones de Estados Unidos al programa nuclear de la República Islámica impiden la importación de vacunas contra el coronavirus.

“Pedimos vacunas, también pagamos, pero antes de importar nos dicen que los fabricantes todavía temen las sanciones estadounidenses”, lamentó el mandatario. “Este terrorismo económico que (el expresidente de Estados Unidos, Donald) Trump nos impuso, aún continúa”, agregó.

Rohani no dio detalles de situaciones específicas, pero funcionarios ya informaron que las sanciones impuestas por Washington impidieron la exportación de 370.000 dosis desde India.

Trump se retiró en 2018 del acuerdo nuclear firmado con otras potencias occidentales para restringir las actividades nucleares de Irán e impuso nuevas sanciones económicas contra el país.

También argumentaron que estas mismas sanciones impidieron a Irán realizar el pago anticipado del instrumento Covax, promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para distribuir vacunas de manera más equitativa, independientemente de los tramos de ingresos de los países.

Trump se retiró en 2018 del acuerdo nuclear firmado con otras potencias occidentales y diseñado para restringir las actividades nucleares de Irán, e impuso nuevas sanciones económicas contra el país.

Desde que Joe Biden llegó a la Casa Blanca, hay varios indicios de posibles negociaciones para el regreso de Estados Unidos al acuerdo, pero Tehern también espera el levantamiento de al menos parte de las sanciones, según la agencia de noticias Europa Press.

Sin embargo, esto no ha sucedido por el momento y “aunque estamos haciendo todo lo posible para que las vacunaciones masivas se realicen lo más rápido posible, no todo está bajo nuestro control”, dijo Rohani.

Irán ha registrado más de 62,000 muertes relacionadas con Covid-19 y más de 1.8 millones de infecciones desde que comenzó la pandemia.

Hasta el momento, el país de casi 83 millones de habitantes ha logrado importar cerca de dos millones de dosis, principalmente de Rusia y China, lo que ha permitido la inmunización principalmente en el sector salud.