Japón endureció su cierre de fronteras a extranjeros y ya aplica la tercera dosis de la vacuna

El Gobierno de Japón anunció este miércoles que decidió profundizar sus medidas restrictivas para contener la entrada al país del Variante Omicron de coronavirus. En ese sentido, decretó la prohibición total de la entrada de todos los extranjeros, incluidos aquellos con estatus de residente, de 10 países de África, continente donde esta nueva cepa comenzó a circular.

Según anunció en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo japonés, Hirokazu Matsuno, la nueva medida entrará en vigor este jueves. El Gobierno vetó desde el martes la entrada al país de nuevos residentes extranjeros, así como la concesión de visas de estudios o para estancias de negocios breves.


Japón impedirá la entrada a su territorio de todos los viajeros extranjeros procedentes de Angola, Sudáfrica, Botswana, Swazilandia, Lesotho, Namibia, Zimbabwe, Mozambique, Malawi y Zambia, incluidos aquellos con visas de mediano o largo plazo en el país asiático.

El impedimento, quedó claro, es temporal y se aplica a aquellos países en los que Japón considera que las infecciones de la cepa Omicron están “generalizadas”, según el portavoz.

El gobierno local aclaró que la medida es “temporal. Foto Zhang Xiaoyu / Xinhua


Quienes podrán ingresar al país asiático son ciudadanos japoneses y otros “casos especiales”Según Matsuno, quien aludió a “motivos de prevención” cuando se le preguntó por qué las autoridades han decidido vetar el ingreso de extranjeros que ya residen en su territorio desde esos diez países.

Deberías leer:   la oposición se ilusiona con arrebatarle un bastión al chavismo

Los “casos especiales” cuyo acceso podrían autorizar las autoridades japonesas incluyen a diplomáticos, “maridos, esposas o hijos de japoneses”, o “personas de interés público y por razones de derechos humanos”, según el portavoz.

Japón también elaboró ​​una lista de 27 países en los que se han detectado casos de Omicron, entre ellos España y otros de la Unión Europea, a cuyos viajeros se aplicarán medidas especiales de cuarentena.

Estas cuarentenas solo afectarán a ciudadanos japoneses o residentes extranjeros que provengan de esos países, ya que otros viajeros, como viajeros de negocios o aquellos con visado de estudiante, tienen prohibido ingresar a Japón desde el pasado martes.

Japón tendrá que evitar la propagación interna, porque ya han detectado el primer caso de contagio por el Omicron.  Foto Franck Robichon / EFE

Japón tendrá que evitar la propagación interna, porque ya han detectado el primer caso de contagio por el Omicron. Foto Franck Robichon / EFE

Más allá de esto, Japón debería trabajar para prevenir la propagación interna, porque en la víspera las autoridades informaron sobre la detección del primer caso de contagio por la variante Omicron en su territorio.

El paciente llegó el 28 de noviembre y se sometió a una prueba de PCR, como indica el protocolo para todos aquellos que ingresen al país asiático. El resultado fue positivo para Covid-19 y, posteriormente, un análisis genético del patógeno mostró que correspondía a la variante Omicron.

El infectado de 30 años padecía fiebre y fue hospitalizado y en aislamiento, según reveló Matsuno, quien agregó que la detección del contagio “demuestra la efectividad de las medidas de prevención fronteriza” aplicadas por Japón contra el virus.

Deberías leer:   de periodista a presidente del Parlamento Europeo en la pandemia

Se trataba de una persona que llegó de Namibia, que había entrado al país antes de que Japón prohibiera el acceso a los viajeros de estos estados.

No descartan más cierres

Las autoridades japonesas no descartan decidir, en base a la evolución de las infecciones por Omicron, incluir más países en el grupo de máximo riesgo, lo que implicaría la aplicación de mayores restricciones como las impuestas a los países africanos antes mencionados.

Total de cierres fronterizos como el que aplica Japón a los países africanos han sido criticados por expertos y por organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS), por su carácter arbitrario, discriminatorio e ineficaz para contener el virus.

Estas prohibiciones “no impedirán la transmisión internacional y son una pesada carga para muchas personas”, advirtió la OMS en un comunicado, donde también lamentó que Sudáfrica y Botswana hayan sido “castigadas” por reportar los primeros casos de Omicron a tiempo, lo que podría llevar a otros países a evitar hacer lo mismo.

Japón, que ha registrado algo más de 18.300 muertes por coronavirus desde el inicio de la pandemia, vuelve a optar así por el cierre casi total de sus fronteras por la propagación de la nueva variante del virus, tras haber relajado sus restricciones en un inicio. de mes para permitir el ingreso de personas con visa de negocios o estudio.

Deberías leer:   Por qué es posible que desee un servicio seguro para compartir archivos ahora que está trabajando desde casa

Se inició la aplicación de terceras dosis

Mientras intentaba mantener las consecuencias de la variante Omicron lo más pequeñas posible, Japón comenzó a administrar la tercera dosis de la vacuna Covid-19 el miércoles. entre profesionales sanitarios, el primer grupo de población en recibir esta inyección de refuerzo antes de proceder con el resto de los ciudadanos.

La tercera dosis de la vacuna de Pfizer ha comenzado a aplicarse a los trabajadores médicos que recibieron la segunda dosis hace al menos ocho meses. Luego, a partir de enero, se administrará a los mayores de 65 años.

Japón ha vacunado a más del 75% de su población con las dos dosis, según datos oficiales del Ejecutivo, que decidió hace varios meses administrar también una tercera inyección a todos aquellos que han recibido el calendario completo para mantener la inmunidad del fármaco. . que disminuye progresivamente después de la segunda dosis.

Al mismo tiempo que se administra la tercera dosis a los grupos identificados como prioritarios, el país japonés continuará inoculando al resto de la población que aún no ha sido vacunada con la primera y segunda dosis.

Las infecciones por Covid-19 en Japón han disminuido desde finales de septiembre, y en las últimas semanas se han registrado entre 100 y 200 por día en todo el país.

Con información de EFE.

DB