Joe Biden invitó a la Argentina a una cumbre por la democracia, dejó afuera China y a varios países de América Latina

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, invitó a Argentina junto a más de un centenar de países a una cumbre virtual por la democracia, pero Venezuela, Cuba, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Honduras, Haití y Bolivia quedaron fuera de la región.

En una decisión que provocó la ira de Beijing, también marginó a China y convocó a Taiwán.

La cumbre será el 9 y 10 de diciembre y, como anunció oficialmente el Departamento de Estado, “será una plataforma para que los líderes anuncien compromisos, reformas e iniciativas individuales y colectivas para defender la democracia y los derechos humanos en el país y en el exterior”.

Como dijo a Clarín una fuente del Departamento de Estado, “el propósito de la lista de invitados era asegurar que la Cumbre refleje una lista diversa de democracias. Cubrimos un amplio espectro de puntos de vista, con un claro reconocimiento de que ninguna democracia es perfecta. Queremos comprometernos, promover cambios positivos y aprender de la experiencia compartida ”.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. Foto AFP

A nivel mundial, el gobierno de Biden dejó fuera a Rusia y también a China, pero invitó a Taiwán (que Beijing considera una de sus provincias), lo que provocó la indignación del gobierno chino. La política estadounidense de “una sola China” reconoce a Beijing como el gobierno de China, pero permite relaciones informales y lazos de defensa con Taipei.

La decisión de Biden tensa las relaciones con Beijing, pocos días después de que el presidente de Estados Unidos tuviera una reunión virtual con su homólogo chino, Xi Jimping.

Deberías leer:   Gran Bretaña pide a Francia "nuevas soluciones" tras el naufragio en el Canal de la Mancha

La lista

Desde el Medio Oriente, donde abundan las monarquías absolutas y otros regímenes antidemocráticos, solo Israel e Irak fueron invitados a este encuentro y algunos aliados árabes tradicionales de Estados Unidos, como Egipto, no se citan.

Desde América Latina, el presidente de Estados Unidos invitó, además de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Uruguay, pero excluyó a Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Guatemala, Haití, Honduras y El Salvador.

Cuando se le preguntó cuál es la razón de la exclusión de algunos países, la fuente agregó: “Estados Unidos se acercó a un conjunto de democracias regionalmente diverso cuyo progreso y compromisos promoverán un mundo más justo y pacífico. Nuestro objetivo es ser lo más inclusivo posible, dentro de las limitaciones logísticas.. Trabajaremos para asegurar que todas las voces y puntos de vista relevantes se incorporen en el proceso de Cumbres. “

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.  Foto AFP

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto AFP

Añadió: “Continuaremos trabajando con los participantes de la Cumbre y otros gobiernos de todo el mundo para abordar el retroceso democrático, promover el respeto por los derechos humanos y defendernos de la corrupción tanto en casa como en el exterior, ya sea que este trabajo se realice dentro o fuera del marco de la Cumbre ”.

La no invitación a los gobiernos de Nicolás Maduro, Miguel Díaz Canel y Daniel Ortega no es sorprendenteDado que Washington ha calificado a estos regímenes de dictaduras, ha denunciado violaciones de derechos humanos y les ha impuesto sanciones económicas y de diversa índole.

Deberías leer:   A Joe Biden le extirparon un pólipo benigno del colon pero advirtieron que es precanceroso

Fuera de

“La exclusión de Venezuela, Nicaragua y Cuba es simplemente una afirmación de lo que todos sabemos que es cierto: estos países son antidemocráticos, autoritario y represivo hacia sus propias poblaciones. Incluirlos en una cumbre de democracias sería una burla a los principios democráticos ”, dijo a Clarín Cynthia Arnson, directora del Programa para América Latina del Wilson Center.

En el caso de El Salvador, agrega el experto, “dice mucho que el encargado de negocios de Estados Unidos, Jean Manes, ex embajador de Estados Unidos en ese país, haya decidido salir de El Salvador porque los esfuerzos para interactuar con el gobierno no han tenido éxito. Las tendencias autoritarias de Bukele solo han empeorado con el tiempo. Manes había trabajado duro para tender puentes con el gobierno. El hecho de que se rinda lo dice todo. “

En El Salvador, Honduras y Guatemala, Estados Unidos denunció en agosto “Instituciones democráticas débiles” y suspendió las visas para funcionarios y ex funcionarios por casos de corrupción en esos países.

El caso de Bolivia es más sorprendente, ya que el gobierno de Estados Unidos ha expresado cautela en general tras la victoria de Héctor Arce en 2019 tras elecciones que la OEA consideró fraudulentas.

El Departamento de Estado dice en su sitio web que Las relaciones se han vuelto “tensas” tras la decisión del gobierno de Evo Morales en 2008 para expulsar al embajador de Estados Unidos y algunas agencias de ayuda y en ocasiones ha expresado “preocupación” por algunas detenciones de opositores.

“Bolivia no está invitada a la cumbre de la democracia más que nada porque ha generado un debate muy amplio sobre dDónde está Bolivia en este momento. No solo por la tensión interna que existe sino, sobre todo, por lo sucedido con la ex presidenta Jeanine Añez, quien aún se encuentra en prisión, y hay indicios de otras violaciones de derechos humanos ”, dijo. Clarín Eduardo Gamarra, profesor del Departamento de Política y Relaciones Internacionales de Florida International University.

El experto agrega que, además, “la administración Biden no se siente cómoda con el hecho de que Bolivia sea uno de los únicos países quien apoyó la reciente votación en Nicaragua y que realizó las elecciones en ese país cuando fueron absolutamente fraudulentas ”.

Estas elecciones fueron calificadas por Estados Unidos de “farsa” e “ilegítimas” en la OEA en una resolución respaldada por la Casa Blanca y la mayoría de los gobiernos regionales, incluida Argentina.

PB