Julio Carrasco Bretón ofrece un panorama de su obra y de su visión del mundo

Julio Carrasco Bretón (Ciudad de México, 1950) siempre supo que no tenía que depender de nada, ni siquiera de sí mismo, para ser artista. “Siempre dije que no quería ser esclavo de mis caprichos, ni de los críticos, ni de los galeristas, ni de mí mismo, ni de mis ideas. Paso de lo geométrico abstracto a lo figurativo sin problema”, dice. Así, han pasado cinco décadas desde que comenzó a pintar profesionalmente.

Autor de una vasta creación que incluye más de 70 murales en todo el mundo y al menos mil 300 obras de caballete, su hermano Alberto se dedicó a recopilar parte de su obra a lo largo de los años. Un total de 38 marcos de esa colección privada -se podría decir familia-, las más antiguas de 1980 y las más recientes de 2011, se reúnen en una exposición que, desde ayer y hasta el 30 de noviembre, podrá admirarse en el JW Marriott Industrial Club, en la zona de Polanco. .

“Yo soy el menor de los hermanos y él es el mayor, siempre hubo respeto, admiración, Julio siempre fue un hombre muy inteligente, fue directo al tercer año de primaria, ya sabía leer y escribir, él siempre fue un luchador, aprendí muchas cosas de él, vi que poco a poco iba progresando y un día dije: ‘le voy a comprar el trabajo a mi hermano’, a veces compraba uno, otras veces más y conseguíamos tener tanta empatía que me convertí en su representante». recuerda Alberto, que ha decidido poner a la venta algunos cuadros de su colección particular.

(Créditos: Antonio Nava)

Piezas como «Simetría de Zapata», un acrílico de 122 por 244 centímetros; o «La niña de las peinetas» de 1991. En las pinturas de Carrasco están los temas que lo han maravillado: historia, literatura, ciencia y filosofía, pero también hechos políticos y sociales como el atentado a las Torres Gemelas en 2011. «Estudié ingeniería química, siempre me llamó la atención la ciencia, creo que quien no estudia química no entiende muchas cosas del mundo, y por otro lado también me gustaba la filosofía y empecé una maestría en la universidad, enseñaba clases, yo fui el fundador del CCH, de la lógica», dice el artista.

Actualmente, comparte Carrasco, elabora un mural que pronto será estrenado; el resto de sus obras de gran formato se encuentran en paredes de México, Francia, España, Costa Rica, Canadá y Estados Unidos. Aquí, uno de sus más conocidos se encuentra en la Cámara de Diputados, pero el último, «Une vie en couleurs», fue pintado en Senegal para la Bienal de Arte de Dakar.

  • 38 OBRAS SE REÚNEN EN LA EXPOSICIÓN CLUB INDUSTRIAL
  • 72 MURALES QUE HA PINTADO EN TODO EL MUNDO
  • CARRASCO VIVE ENTRE PARÍS Y LA CIUDAD DE MÉXICO

CAMARADA

Continuar leyendo: Julio Carrasco Bretón ofrece un panorama de su obra y de su visión del mundo