“La actitud del embajador Bielsa no se condice con la relación de respeto mutuo”

Ha sido una semana convulsa para José Antonio Kast Rist (55 años, 9 hijos), candidato de la derecha ultraconservadora en Chile, que logró la victoria electoral en la primera vuelta de las elecciones presidenciales el pasado domingo, con un 27,79. % de los votos.

Dos de sus actividades han sido canceladas abruptamente esta semana por ataques de adversarios, mientras que en la sede de su partido, en el barrio de Las Condes, en Santiago, hay negociaciones y rearticulación de su equipo Campaña.


Las próximas semanas también serán agitadas, de cara a la segunda vuelta del 19 de diciembre, cuando se enfrente a su rival de izquierda, Gabriel Boric, de 35 años, que obtuvo este domingo el 25,83% de los votos.

En efecto, Kast ya cuenta con el apoyo de todos los partidos del centro derecha chileno, la coalición gobernante “Chile Podemos más”.

En el bullicio de una semana con la agenda repleta, tras una victoria inesperada hace dos meses, cuando solo anotó 6 puntos en las urnas y estaba lejos de las urnas, Kast respondió por escrito a las indagaciones de Clarín.


José Antonio Kast, el lunes, en un desayuno con simpatizantes tras su victoria en la primera vuelta de las elecciones. Foto: AP

-El embajador argentino en Chile, Rafael Bielsa, lo ha calificado de “anti-argentino”. ¿Cómo visualiza las relaciones entre un posible gobierno suyo y la administración de Alberto Fernández?

-Chile y Argentina son dos países hermanos, que están vinculados no solo por la geografía sino también por su historia de libertad y la constitución de la República. Están unidos por la cultura, el idioma y los lazos familiares. Quiero tener las mejores relaciones diplomáticas con Argentina, una relación de Estado, de mutuo respeto y colaboración. Tenemos importantes desafíos bilaterales que abordar, así como preocupaciones en el continente que enfrentar juntos.

Deberías leer:   playas y fauna marina afectadas por el derrame de 6.000 barriles de petróleo

-¿Y qué opinas de las declaraciones del embajador?

-En lo que respecta al embajador (Bielsa), me atengo a la declaración del Gobierno de Chile que lo calificó de “inadmisible injerencia en los asuntos internos de Chile y viola las normas de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”. Sin duda, la actitud del Embajador Bielsa no es coherente con la relación de Estado y respeto mutuo que debe existir entre dos naciones hermanas.

Definiciones

Usted ha dicho que no es de ultraderecha ni de extrema derecha, pero el mundo entiende la política en ejes de izquierda-derecha o liberal-conservador. ¿Cómo te defines ideológicamente?

-Creo en el valor de la libertad, la democracia, el respeto a la ley, la patria, el trabajo, el esfuerzo. Meritocracia y emprendimiento. Creo en una sociedad donde la persona está en el centro, y en base al mérito y su esfuerzo pueden progresar y tener un mejor bienestar para su familia. Creo que el Estado debe garantizar la igualdad de condiciones para todos, establecer reglas claras, hacerlas cumplir, poder garantizar el orden y la seguridad, ayudar a quienes lo requieran y, lo más importante, estar al servicio de las personas y sus necesidades. Las personas y su libertad individual son el corazón del proyecto político, que espero convoque a la mayoría de los chilenos.

-¿Qué modelo de país o liderazgo político de otras naciones merece respeto y te sientes cercano a lo que te gustaría que fuera tu gestión en Chile?

Deberías leer:   Ni de tela ni quirúrgicos, en Europa exigen a la gente usar las máscaras N95 contra Ómicron

-Admiro los países donde hay libertad económica y facilidades para emprender, respeto al estado de derecho, un Estado austero y eficiente. Admiro las democracias robustas, con una sociedad civil amplia con plenas libertades, instituciones sólidas. Admiro países con estabilidad política, económica y social, donde las diferencias y las legítimas aspiraciones ciudadanas se canalizan a través de canales institucionales y democráticos, y donde es posible avanzar y desarrollar un proyecto de vida.

-Obtuviste casi el 28% de los votos, pero para la segunda vuelta del 19 de diciembre necesitas llegar al 50% + 1. ¿Qué acuerdos programáticos esperas lograr y qué concesiones estás dispuesto a hacer, entendiendo que las negociaciones políticas son siempre transaccional?

-Tenemos la vocación de la mayoría, lo que significa plena disponibilidad para buscar puntos en común que nos permitan construir un Chile mejor para todos. Sin duda, nuestro país se encuentra en una encrucijada: o seguimos avanzando hacia los valores de la libertad, el progreso, el orden, el respeto al estado de derecho, el estado de derecho, o seguimos descendiendo en esta espiral de violencia. , refundación, demolición de las instituciones democráticas y pobreza a la que conducen las ideologías marxistas en todo el mundo.

“O seguimos avanzando hacia los valores de la libertad, el progreso, el orden, el estado de derecho, o seguimos descendiendo en esta espiral de violencia, refundación, demolición de las instituciones democráticas y pobreza a la que conducen las ideologías marxistas en todas partes. el mundo. mundo”.

-¿Planea realizar cambios en sus propuestas?

-Mi programa no está escrito en piedra y estamos receptivos a escuchar buenas propuestas para nuestro país y trabajar en él. Chile elegirá un presidente para todos los chilenos, y es mi deber y obligación, entonces, escuchar y tender puentes con todos mis compatriotas.

Deberías leer:   Denuncian que una espía china se infiltró en el Parlamento de Gran Bretaña

-Franco Parisi, el candidato “apolítico”, fue una sorpresa al quedar tercero con el 12,8% de los votos. Varios analistas señalan que es un electorado que podría votar por ti. ¿Cómo piensa salir a buscarlos y qué espera ofrecerles?

-Muchos chilenos votaron por otros proyectos políticos con los que tenemos coincidencias en el Chile que queremos construir. Creo que la libertad individual es el gran puente de unión con los votantes de Parisi y estoy disponible para hablar con él. Creo que tiene ideas muy valiosas para generar un mayor progreso económico y social y así con sectores de la Democracia Cristiana y trabajar con la gran mayoría que no vota.

-Varias organizaciones y grupos LGTBIQ ++ temen su eventual triunfo, debido a sus posiciones contra el matrimonio igualitario, por ejemplo. No solo por su programa, sino por lo que podría significar para sus seguidores. Hay casos como Estados Unidos o Brasil, donde se sintieron legitimados para atacar a otros. ¿Qué reflexión tiene sobre las implicaciones sociales que podría tener su victoria en las urnas?

-Soy demócrata, y Chile es una democracia plena, donde todos los chilenos viven con sus propias formas de ver la vida y la diversidad. Por tanto, el respeto por el ser humano, su esencia, sus valores, su diversidad, su creencia, su concepción de la vida, es fundamental en una democracia. Nadie debe ser atacado por sus creencias, sexo, origen. Se les debe respetar y garantizar el libre ejercicio de sus derechos.

Santiago, especial para Clarín

CB