La amenaza de la gripe aviar se cierne sobre Europa, advierte la EFSA –


Una influenza aviar altamente patógena se está propagando rápidamente en el norte de Europa y llega a países que antes no estaban afectados por la enfermedad, según ha descubierto la agencia de seguridad alimentaria de la UE (EFSA).

La EFSA publicó una versión actualizada de su descripción general de la gripe aviar el viernes (20 de noviembre), redactada junto con la agencia de enfermedades infecciosas de la UE (ECDC) y el laboratorio europeo de referencia para la gripe aviar.

El estudio mostró que durante el último mes se han notificado brotes de virus de la influenza aviar en varios países de la UE. Se registraron casos en Bélgica, Dinamarca, Alemania, Irlanda, Países Bajos y Suecia, así como en el Reino Unido.

La influenza aviar es una enfermedad viral altamente contagiosa que ocurre principalmente en aves de corral y aves acuáticas silvestres. Hay dos cepas del virus: virus de alta o baja patogenicidad, conocidos como HPAI y LPAI, respectivamente.

Hasta ahora, la cepa altamente patógena de la gripe aviar se ha diagnosticado en 302 animales en Europa, casi tres cuartas partes de ellos solo en el norte de Alemania.

No se han detectado casos humanos en los nuevos brotes y el riesgo de transmisión al público en general en Europa sigue siendo muy bajo, se lee en el informe.

Se informó que las especies de aves silvestres se vieron afectadas en su mayoría, aunque también se observaron 18 brotes en aves de corral y tres en aves cautivas.

Tras la incursión de los virus de la influenza aviar altamente patógena en Europa, se espera una mayor propagación dentro y entre los estados miembros, considerando también los hábitos de mezcla y las rutas migratorias de larga y corta distancia de las aves silvestres.

Una vez introducidos en un país europeo, existe un alto riesgo de que los virus de la influenza aviar altamente patógena se propaguen en diferentes direcciones debido a los movimientos a distancias más cortas de las aves infectadas y pueden estar involucradas múltiples especies de aves.

“Para evitar una mayor escalada de estos brotes se requerirá una estrecha cooperación entre las autoridades de salud animal, pública, medioambiental y ocupacional, en otras palabras, un enfoque de Una sola salud, en toda Europa”, dijo Nik Kriz, Jefe de la Unidad de Sanidad Animal y Vegetal de la EFSA.

Según la agencia de la UE, el riesgo de propagación del virus de las aves silvestres a las aves de corral sigue siendo alto debido a este aumento esperado de la circulación del virus en la población de aves silvestres.

EFSA recomienda a los estados miembros que continúen con la vigilancia de aves silvestres y aves de corral y que implementen medidas de control para evitar el contacto humano con aves infectadas o muertas.

Varios países de la UE han emitido declaraciones sobre el riesgo y han comenzado a implementar medidas preventivas.

A finales de octubre, la detección de varios casos de gripe aviar en los Países Bajos ha puesto a la UE en alerta roja por la posibilidad de propagación a otros lugares, dejando al propio país en ‘alerta máxima’ y preparando un sacrificio masivo de animales.

En el Reino Unido, el departamento de medio ambiente y asuntos rurales (DEFRA) ha elevado a medio el riesgo de influenza aviar, mientras que Irlanda y Francia también han dado la alarma.

En Bélgica, la ciudad de Brujas ha ‘confinado’ la población de cisnes para evitar que contraigan la gripe aviar después de que se hayan detectado los virus de la IAAP entre las aves silvestres de la costa de Bélgica.

La epidemia de influenza aviar altamente patógena de 2016-2017 fue el mayor brote registrado hasta la fecha en la UE en términos de número de brotes en aves de corral, distribución geográfica y número de aves silvestres muertas.

[Edited by Sam Morgan]