la condena a un manifestante desata duras críticas

Un manifestante acusado de delitos como desacato y desorden público fue condenado a 10 años de prisión, la sentencia más larga impuesta a un detenido en relación con las protestas del 11 de julio en Cuba, según una organización de derechos humanos y miembros de su familia.

El Juzgado Municipal Popular de San José de las Lajas, localidad a 35 km de La Habana, impuso a Roberto Pérez Fonseca, de 38 años, la “sanción mancomunada y única de 10 años” de prisión por los delitos de desacato, atentado, desorden público e instigación de cometer un delito, indica la sentencia de fecha 6 de octubre y a la que tuvo acceso la agencia AFP, luego de que su familia fuera notificada esta semana.

Tres jueces de la corte determinaron la culpabilidad de Pérez Fonseca con base en declaraciones del policía local Jorge Luis García Montero, único testimonio reconocido por los magistrados.

Dos testigos de la defensa fueron desestimados por “parciales” y por ser parientes y amigos.

Masiva movilización contra el gobierno comunista de Cuba, en La Habana, el 11 de julio pasado. Foto: AFP

El policía afirmó que el 11 de julio Pérez Fonseca “incitó al resto de la gente a formar grupos, a arrojar piedras y botellas”, incluso hacia una tienda de abarrotes local en dólares.

Deberías leer:   Los observadores europeos reportaron irregularidades en las elecciones de Venezuela, pero no hablan de fraude

Pérez arrojó una piedra que cayó sobre la muñeca del oficial, “provocando abrasiones que no requirieron asistencia médica”, y arrojó otra piedra que golpeó a una patrulla “que no mostró daños”, además de desconocer la orden de confinamiento por covid-19. . indica el documento.

El manifestante sentenciado, padre de dos hijos, fue aprehendido el 16 de julio por este mismo policía en la casa de su madre.

“Excesivo”

La sentencia “es excesiva y viola todas las garantías del debido proceso”, dijo a la AFP Laritza Diversent, directora de la ONG de derechos humanos Cubalex, indicando que es la sentencia más larga aplicada por estas manifestaciones.

“Responde a una política penal” con “penas severas como efecto ejemplar para que el resto de la sociedad se inhiba” para “infundir miedo y miedo”.

Policías vestidos de civil detienen a un manifestante en La Habana el 11 de julio. Foto: REUTERS

Policías vestidos de civil detienen a un manifestante en La Habana el 11 de julio. Foto: REUTERS

El gobierno cubano insiste en que las protestas son parte de una estrategia para cambiar el régimen, apoyada por Washington.

La madre de la manifestante sentenciada, Liset Fonseca, cree que las verdaderas razones de la prolongada condena son que su hijo arrancó una fotografía del fallecido líder de la revolución cubana, Fidel Castro, y que confrontó verbalmente a García Montero cuando detenía a otro. hombre joven.

Deberías leer:   La inflación ya es global y afecta a muchas familias y negocios: los motivos

“Romper el cuadro, eso no se puede perdonar. Tuvieron que hacer algo que fue una gran lección”, dice la mujer, quien anunció que apelarán la sentencia.

Además, “mi hijo se enfrenta a ese ‘Rompe Huesos'”, apodo con el que dice que se conoce a este oficial en San José de las Lajas, ciudad de la central provincia de Mayabeque.

Las manifestaciones del 11 y 12 de julio en 50 ciudades gritando “Libertad” y “Tenemos hambre”, izquierda un muerto, decenas de heridos y 1.130 detenidos, según Cubalex, con sede en Miami. Más de 560 permanecen en prisión.

El 17 de julio, el presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, convocó una manifestación de apoyo al gobierno en La Habana.  Foto: AFP

El 17 de julio, el presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, convocó una manifestación de apoyo al gobierno en La Habana. Foto: AFP

Protesta prohibida

La sentencia a Pérez Fonseca se conoce cuando crece la tensión en la isla por la marcha opositora prevista para el 15 de noviembre, que fue prohibida por el gobierno de Miguel Díaz-Canel.

La Fiscalía cubana advirtió este jueves a los promotores de esa marcha cívica opositora que, de concretarse, cometerán delitos como desobediencia, manifestaciones ilegales e instigación a cometer un delito.

Deberías leer:   precios altos y problemas de distribución

Amnistía Internacional criticó el viernes la prohibición de la protesta programada para el lunes 15 de noviembre y pidió a la comunidad internacional que no olvide a “los cientos de personas que fueron arrestadas” en manifestaciones pasadas.

En un comunicado publicado por el sitio Cubadebate, el subjefe de la Fiscalía de la provincia de La Habana advirtió que si los promotores de las protestas insisten en mantenerlo, pese a la negativa oficial de las autoridades, enfrentarán “consecuencias legales por promover y realizar marchas ilegales. “

Los delitos imputables a quienes convocan y participan en las protestas son sancionados con sanciones económicas y privación de libertad de tres meses a un año.

Cuando el gobierno anunció que vetaría los mítines, los activistas anunciaron que mantendrían el llamado a una marcha pacífica, una iniciativa sin precedentes en 60 años y un verdadero desafío para el Ejecutivo comunista de la isla.

Fuente: AFP

CB