la Corte Suprema de Estados Unidos decide la suerte del derecho al aborto

El derecho al aborto está en juego en la Corte Suprema de los Estados Unidos. Ese miércoles la corte inicia un debate histórico que podría terminar con la nulidad del fallo Roe vs. Wade, que hace 50 años despenalizó la interrupción del embarazo en todo el país.

En concreto, este miércoles los magistrados analizarán si apoyan una ley de Mississippi que prohíbe el aborto después de las 15 semanas de gestación y si aceptan la solicitud ͟ también de Mississippi ͟ de revocar la sentencia Roe v. Wade de 1973.


Mississippi también pide a la corte que desaloje la sentencia de 1992 en Planned Parenthood v. Casey, que reafirmó el caso Roe. Las discusiones se pueden escuchar en vivo en el sitio web del tribunal. Y los jueces tendrán hasta junio para tomar una decisión.

“Arder en el infierno”. Activistas contra el aborto protestan en Washington. Foto: AFP

“Reconocemos la magnitud de lo que estamos pidiendo “, escribió la procuradora general de Mississippi Lynn Fitch en The Washington Post. Agregó que es hora de corregir el error” cometido por la Corte Suprema en 1973.


“Esperamos y rezamos para que esta decisión de la Corte Suprema pueda ser un punto de inflexión histórico para la protección de los más vulnerables”, dijo el grupo antiaborto “Marcha por la Vida”.

En la sentencia de 1992, en el caso “Planned Parenthood v. Casey”, la Corte Suprema garantizado el derecho a interrumpir el embarazo hasta que el feto sea viable fuera del útero, algo que ocurre entre las 22 y 24 semanas de gestación.

Sin embargo, esos fallos no terminaron con la oposición conservadora y religiosa al aborto, y los activistas antiaborto creen que su momento llegó a su fin después de años de batallas políticas y legales.

Una corte conservadora

Consideran que llegó su momento porque hoy la Corte ha una mayoría conservadora de 6 a 3 eso ha sido transformado por tres miembros designados por el presidente Donald Trump, quien había prometido nombrar jueces que, dijo, se opondrían al derecho al aborto.

La corte Nunca había accedido escuchar un caso de prohibición del aborto tan temprano en el embarazo hasta que las tres personas designadas por Trump, los jueces Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett, estuvieran en el cargo.

Lo que dice la ley de Mississippi

La ley de Mississippi de 2018 prohíbe el aborto después de 15 semanas de embarazo y no hace ninguna excepción para vviolación o incesto. Fue bloqueado por inconstitucional en los tribunales inferiores hasta que terminó en la Corte Suprema.

Con solo acceder a conocer el caso, la Corte indica su voluntad de revisar fallas anteriores, al menos en lo que respecta a la “viabilidad”.

Mississippi, un estado conservador del cinturón bíblico, está pidiendo que la Corte Suprema vaya aún más lejos y anule el fallo “Roe vs. Wade”.

“Nada en el texto constitucional, estructura, historia o tradición respalda el derecho al aborto”, argumentó el estado en un escrito presentado a la corte.

Una mujer antiaborto habla frente a la Corte Suprema.  Foto: AFP

Una mujer antiaborto habla frente a la Corte Suprema. Foto: AFP

Mississippi ha recibido el apoyo de otros 18 estados liderados por republicanos, cientos de legisladores, la Iglesia Católica y grupos antiaborto, algunos de los cuales han puesto millones de dolares en campañas publicitarias.

El caso de Texas

El impacto de los nuevos jueces conservadores de la Corte se hizo evidente el 1 de septiembre cuando la corte rechazó una solicitud de bloquear una ley de Texas prohibir el aborto después seis semanas de embarazo.

El caso de Mississippi plantea cuestiones fundamentales sobre el derecho al aborto. Es probable que parte del debate del miércoles gire en torno a si el tribunal debería abandonar la regla de larga data que establece no pueden prohibir el aborto antes del punto de viabilidad, aproximadamente a las 24 semanas.

Más del 90% de los abortos se realizan en las primeras 13 semanas de embarazo, mucho antes de la viabilidad, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los activistas contra el aborto rodean a los grupos de abortos en DC.  Foto: AP

Los activistas contra el aborto rodean a los grupos de abortos en DC. Foto: AP

Mississippi sostiene que la viabilidad es una regla arbitraria que no toma suficientemente en cuenta el interés del estado en regular el aborto. También sostiene que los avances científicos han permitido que algunos bebés que nacieron antes de las 24 semanas sobrevivir, aunque no asegura que la línea se acerque a las 15 semanas.

Deberías leer:   Con nafta y gas, una familia palestina resiste en su casa un intento de desalojo

Solo unos cien pacientes al año abortar después de 15 semanas en la Organización de Salud de la Mujer de Jackson, la única clínica de interrupción del embarazo de Mississippi. El centro no realiza abortos después de las 16 semanas.

Con el apoyo de la administración Biden, la clínica también dice que desde Roe, la Corte Suprema sostiene sistemáticamente que la “Constitución garantiza” el derecho de las mujeres a elegir el aborto antes de la viabilidad “.

Eliminar la viabilidad como una línea divisoria entre cuándo se puede prohibir el aborto y cuándo no en la práctica anularía los fallos anteriores de Roe y Casey, aunque los jueces no lo hacen explícitamente, dice la clínica.

Julie Rikelman, abogada del Centro de Derechos Reproductivos, que defenderá el caso en la corte, cree que si los jueces respetan la ley de Mississippi “sería posible que los estados prohibieran el aborto”. prácticamente en cualquier momento del embarazo “.

La sede de la Corte Suprema este miércoles en Washington.  Foto: AP

La sede de la Corte Suprema este miércoles en Washington. Foto: AP

“Si el tribunal mantiene la prohibición … está anulando a Roe y Casey, incluso si la decisión no menciona esas palabras”, advirtió.

Juez Thomas clarence es el único miembro del tribunal que ha pedido abiertamente la anulación de Roe y Casey. La pregunta es cuántos de sus colegas conservadores están dispuestos a unirse a él.

Una de las preguntas que se hacen los jueces al considerar la posibilidad de desestimar una sentencia anterior no es solo si es incorrecta, sino también si es escandaloso.

Esa es una formulación que Kavanaugh ha utilizado en una opinión reciente, y Mississippi y muchos de sus aliados han pasado un espacio considerable en sus documentos judiciales argumentando que Roe y Casey se ajustan a la descripción de ser escandalosamente incorrecto.

“La conclusión de que el aborto es un derecho constitucional no tiene base en el texto, la estructura, la historia o la tradición”, dice Mississippi.

La clínica responde argumentando que los mismos argumentos fueron analizados y rechazados por el tribunal hace casi treinta años en Casey. Solo la composición del tribunal ha cambiado desde entonces, argumenta.

En sus fallos anteriores, la corte ha fundado el derecho al aborto en la sección de la 14a Enmienda que dice los estados no pueden “privar a ninguna persona de la vida, la libertad o la propiedad, sin el debido proceso legal. “

El matrimonio homosexual también en peligro

El matrimonio entre personas del mismo sexo y otros derechos, basados ​​en la misma disposición pero no mencionados explícitamente en la Constitución, podría ser amenazado si Roe y Casey caen, argumenta el gobierno. Mississippi y sus partidarios cuestionan que esos otros fallos estén en peligro.

Activistas pro-aborto, asociaciones médicas, derechos de la mujer y grupos de derechos civiles denunciaron al tribunal junto con cientos de legisladores demócratas y unos 500 atletas de talla mundial, incluida la estrella del fútbol Megan Rapinoe.

"La vida de los no nacidos importa"dice la camisa.  Foto: AP

“La vida de los no nacidos importa”, dice la camiseta. Foto: AP

“Obligar a una mujer a continuar un embarazo en contra de su voluntad es una profunda intromisión en su autonomía, su integridad física y su posición igualitaria en la sociedad ”, advirtió también el Departamento de Justicia en un escrito ante la Corte.

Las discusiones sobre el aborto a menudo llevan a las personas a acampar frente a la corte durante días con la esperanza de obtener uno de los pocos asientos disponibles para el público. Pero como la sala del tribunal está cerrado Debido al COVID-19, solo habrá una pequeña audiencia de periodistas y secretarios legales y un puñado de abogados.

Se prevé que el fallo saldrá a finales de junio, poco más de cuatro meses antes de las elecciones legislativas del próximo año, y que podría convertirse en un grito de batalla en la campaña.

Associated Press y AFP

Traducción: Elisa Carnelli

ap