La diáspora italoargentina busca consolidar su presencia en el Parlamento italiano

Hay elecciones generales el 25 de septiembre. La diáspora coloca dos diputados y un senador.

El próximo 25 de septiembre habrá elecciones generales en Italia y la diáspora, con fuerte presencia en la región y en especial en Argentina, multiplica esfuerzos y llamamientos con la esperanza de que una fuerza parlamentaria sólida permita mejorar la situación de italianos en el extranjero.

“Lo que queremos es que participes. tantas personas como sea posible mostrar a Italia que los italianos en el exterior están presentes y que queremos enviar a nuestros representantes al Parlamento italiano”, afirma el ítalo-argentino Ricardo Merlo.

Actualmente senador en la legislatura italiana, Merlo es fundador y líder del MAIE, movimiento independiente de los partidos políticos de la península que en las elecciones anteriores, en 2018, se impuso en nuestro país, Uruguay, Paraguay y Chile y logró el segundo lugar en Brasil después del Partido Democrático de centro-izquierda.

En esta ocasión, el legislador, que fue vicecanciller durante el gobierno de Giuseppe Conte, entre 2019 y 2021, no será candidato, sino su movimiento, que lleva al doctor Claudio Zinn a uno de los escaños de diputados y a Mario Borghese a uno de los diputados. el Senado, será.

Explica que en esta elección estarán en disputa dos escaños en la Cámara Baja y uno en el Senado. “Pueden ser decisivos en la votación de las leyes e incluso en la formación del gobierno”, afirma. En Italia los gobiernos nacen y mueren en el Parlamento.

Hay al menos tres objetivos sobre la mesa, apunta. La mejora de los servicios consulares «que son deficientes, debido al último gobierno de Mario Draghi, que prácticamente sacó a los italianos en el extranjero de la agenda política. Es un punto fundamental”.

Añade que también buscarán en la próxima legislatura «la igualdad de la mujer con el hombre para transmitir la ciudadanía». Explica que hoy la mujer tiene restricciones según el año en que nació. “Es un régimen fascinante. Si la mujer nació antes de 1948 y emigró, según una ley de 1912 no podía transmitir la ciudadanía italiana. Solo los hombres».

Un tercer punto es la promoción de becs para jóvenes de la diáspora para ser educados en universidades italianas. «La primera universidad del mundo estaba en Bolonia», dice.

En las últimas elecciones hubo un escándalo de fraude. Un senador electo en Argentina, Adriano Cario, miembro de uno de los partidos que ahora compiten por los escaños, fue expulsado de la Cámara por quejas sobre su voto. ¿Qué tipo de controles habrá en esta elección para evitar estas desviaciones?

-Después de ese gravísimo problema, la embajada de Italia en Argentina hizo un sistema de monitoreo satelital de todos los sobres para hacer más segura la operación. Que se defienda el voto del pueblo y se evite la manipulación.

-¿Cómo se lleva a cabo el escrutinio de estos votos?

-El escrutinio se hace en Italia, en Florencia, donde se cuentan los votos europeos, en Roma, los sudamericanos y en Nápoles. los de América del Norte. Esta descentralización es muy útil para un mayor control del voto.
MC