La extraña manera de comunicar de Andrés Manuel López Obrador durante el sismo que sacudió a México

El presidente mexicano publicó conversaciones con diferentes funcionarios. En los videos solo se le escucha hablando con el presidente.

La situación se repitió durante una tarde que no fue otra para México, debido al sismo de 7.7 grados de magnitud que tuvo epicentro en Michoacán y sacudió también a la capital del país. Teléfono en mano, celular o fijo, Andrés Manuel López Obrador, dio detalles en sus redes sobre los detalles del movimiento telúrico que hasta ahora causó una muerte. a pesar de que lo hizo de una manera poco convencional.

Luego de un video inicial que confirma el episodio, móvil en mano, desde el lugar donde momentos antes se conmemoraron los terremotos del 19 de septiembre de 1985 y 2017 que dejaron miles de muertos, realizó otras cuatro publicaciones en su cuenta oficial de Twitter.

En ellas se ve al mandatario mexicano conversando con diferentes funcionarios de todo el país para conocer el impacto del fenómeno en cada región. Lo llamativo es que en los videossolo se ve su imagen y se escucha su voz y no la de sus interlocutores.

“Es un sismo de 6.8, cuyo epicentro está en Coalcomán, Michoacán. Vamos a empezar a recopilar información. Esperamos sinceramente que no haya pasado nada grave”, dijo en el primer post, minutos después de participar en el simulacro nacional de sismo, no sin preocupación.

Poco más de 40 minutos después, habló con el Gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla. «Alfredo, solo pregúntale a ti, Coalcomán, ¿cómo está?» Preguntó. La respuesta no se puede escuchar., así como el siguiente. “Hay que estar pendiente y terminar de recopilar la información para poder ayudar”, propuso AMLO y luego cerró la comunicación enviando un abrazo a su interlocutor.

Posteriormente, el mandatario mexicano compartió una llamada telefónica con la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. “No dejen de hacer la revisión, como ya lo están haciendo. Afortunadamente el informe es bueno porque no hay pérdida de vidas humanas y solo debe haber daños materiales y en el caso de la Ciudad (de México) no creo que mucho”, afirmó el mandatario.

Seis minutos después de esa publicación, el propio Presidente subió un comunicado a sus redes en el quey reportó una muerte causado por una caída de una pared en una tienda de la cadena Coppel.

“En Manzanillo, una persona perdió la vida porque se cayó un cerco en la tienda Coppel. Debemos seguir mejorando la comunicación y la asistencia.”, le dijo al Almirante José Rafael Ojeda Durán, Secretario de Marina. Una vez más, la otra voz en el teléfono no se podía escuchar con claridad.

En el último de los videos, López Obrador reflejó una charla con Indira Vizcaíno Silva, gobernadora de Colima, quien parece darle un informe sobre la situación de su región. “Es en Tecomán y Comala donde no tienes información porque se cortó la comunicación”, dijo AMLO y le contó sobre la muerte que le habían informado previamente. La imagen se interrumpe cuando el presidente corta la comunicación.

Fuerte sismo en México y al menos un muerto

Un terremoto de magnitud 7,7 sacudió el centro de México el lunes. El fuerte temblor causó preocupación y miles de personas abandonaron los edificios para refugiarse en las calles.

El Sismológico Nacional detalló en Twitter que el epicentro se ubicó a 63 kilómetros al sur de Coalcomán, en el estado de Michoacán, en la costa del Pacífico. Ocurrió a las 13:05 hora local (15:05 en Argentina) y se produjo a una profundidad de 15 kilómetros.

En un principio, la SSN había colocado la magnitud en 6,8, como afirmó López Obrador en su primer video, pero luego la revisó y la elevó a 7,7.

En las dos horas posteriores al sismo hubo 168 réplicas, aunque de menor intensidad. El más fuerte fue a las 14:30 horas (16:30 horas en Argentina), al sur de Tecomán: magnitud 5,3.

El fenómeno ocurrió apenas 40 minutos después de que millones de mexicanos realizaran un gran simulacro nacional organizado para conmemorar los sismos de 1985 y 2017, considerados los dos más destructivos en la historia reciente del país y que coincidentemente ocurrieron en la misma fecha.

De hecho, en la Ciudad de México muchos tuvieron gestos de incredulidad y nerviosismo cuando sonó el zumbido de la alerta sísmica: no sabían si esta vez era cierto.

ES

mira también