La terapia génica ayuda a las personas con visión monocroma a ver en color




Y todo lo que se necesita es una inyección de genes en la retina.