“La vacunación militar es ponerse un chaleco, disfrutar de lo público”

¿De qué se ríen las personas vacunadas ilegalmente? ¿Qué es la alegría? Haber ido más allá de los límites de la moral, la legalidad y el respeto … Quizás tu alegría sea llegar a los fondos públicos sin hacer la menor contribución a ello. No trabajan, no producen … militan. ¿Por quién luchas, por el país? ¡No! … Para un grupo que se alimenta de la expropiación de bienes públicos.

Es bueno para ellos engañar a los ancianos y usar lo que otros pagan con trabajo y esfuerzo. ¡Qué revolución hacen, cuánto coraje! A medida que crece la lista de muertes por la pandemia, nadie se pregunta cuántas muertes podrían haber evitado si no hubieran robado las vacunas. Pisotearon los cuerpos de los que no recibieron la vacuna y los de riesgo que parecen desesperadamente no ser convocados.

La vacunación militar es ponerse un chaleco, aprovechar al público y mostrar el papel de la vacunación como trofeo para un joven de 20 años. Hay otros adultos menores de 50 años en puestos gubernamentales con salarios elevados que también aumentan la rapacidad. Maravillosa juventud. Maravillosa juventud?

Por supuesto, anteponen a un líder mesiánico y, como todos los cobardes, saltan primero para vacunarse. Los jóvenes antes que el personal médico y las personas en riesgo. No solo son egoístas, sino tremendamente cobardes porque se esconden y no muestran la cara. Solo unos pocos en su desconocimiento se muestran como medalla por haber sido vacunados ilegalmente. Los honores argentinos ya no existen, solo hay generaciones de líderes que siguen las leyes, las respetan y las cumplen.

Mirta L. Rivero

[email protected]

Controversia sobre la vacunación en una sola etapa

En medio de la pandemia y con casos en alza, es inaceptable que en la fecha de ayer se suspendiera la vacunación y luego se reanudara en el Estádio Único de La Plata por un partido de fútbol entre River y Atlético de Tucumán. Tal acto de inmoralidad y bajeza merece una acción inmediata solo contra aquellos irresponsables por tal actitud.

Este hecho muestra claramente que, cuando la política está por encima de la salud, todo es en vano. Esa es la responsabilidad de La Cámpora. Haber trasladado a personas mayores y reprogramado su turno al fútbol, ​​lo que habla de la miseria humana que envuelve a quienes lo han decidido.

Dónde está el gobierno, la Justicia, los distinguidos miembros del Poder Legislativo. Por eso hay casos en los que sí, porque donde la política pone la cola en el suelo, nada se hace como debería. Todos los involucrados deben renunciar y los clubes que están por encima de la salud de la gente deben ser suspendidos. Todos son apátridas y esto puede considerarse un acto delictivo, ya que hay vidas humanas en peligro.

Rodolfo castello

[email protected]

Ayer tuvo que disputarse el partido por la Copa de Argentina, entre Atlético de Tucumán x River Plate, en el Estadio Único de La Plata, ya que este lugar también se utiliza como centro de vacunación NoVip contra el coronavirus, se supone que dada la gravedad de las infecciones, la AFA y el gobierno de Buenos Aires cambiarían de lugar. el partido Porque se juega sin público, no importa si es el estadio Único, la cancha de Estudiantes, el Gimnasio o el Quilmes.

Deberías leer:   Los votantes de Maine aprueban abrumadoramente la nueva ley que impone requisitos de vacunación escolar

Pero no, lo más fácil era suspender la vacunación y avisar a los de turno, para que vinieran otro día. Después del escándalo nes. reanudaron la vacunación. Y luego el gobierno nos habla y se asusta con la segunda ola, y resulta que se suspendió la vacunación por un partido de fútbol sin público, que podría ser trasladado a otro estadio. Qué difícil me cuesta creer que el gobierno, si a cada paso que da en el tema del Covid-19, le iguala al pato criollo.

Darío Díaz

[email protected]

Bajo arresto domiciliario, Boudou enseñará en la UBA

Me sorprendió saber que Amado Boudou estaría dando una clase de derecho para estudiantes de la UBA. Como complemento a la desagradable sorpresa, el tema de la clase que impartirá Zoom, será la explicación del daño que le causó el llamado lawfare en el tema Ciccone. Esta burla o desafío a la justicia, la alineación detrás de las teorías “zafaronianas”, el intento de desviar las mentes jóvenes de los futuros abogados, con razón, me indignó.

Como ciudadano de a pie, pido a las autoridades de la UBA ya los profesores de la cátedra que organizan este mamarracho, que reconsideren y pidan disculpas a toda la sociedad por tan inconcebible error. Los argentinos no merecemos futuros abogados formados de esta manera.

Ricardo Olaviaga

[email protected]

Dice que “Telepase no funciona en motocicletas”.

Como el uso de TelePase ya es obligatorio para las autopistas AMBA desde hace unos meses, realicé el trámite correspondiente para instalar el dispositivo en mi motocicleta. Pero como lo instalé al pasar los peajes, no levanta la barrera para mí.

Me comuniqué con el Servicio de Atención al Usuario de la empresa Autopista del Oeste y me confirmaron que el dispositivo está correctamente habilitado, pero que el sensor de peaje no puede leer cuando está colocado en el parabrisas de una motocicleta y la única solución que me pasó es que cada Cuando pase, debo detenerme en la cabina y dictar al empleado el número de referencia del dispositivo o el número de patente de la motocicleta para pasar. La misma situación me ocurre también en las carreteras 25 de Mayo y del Sol.

Es totalmente ridículo obligar a los usuarios a instalar algo que teóricamente sirve para acelerar el tráfico, pero ya saben de antemano que no funciona correctamente.

Pido a los responsables de las empresas de la Autopista do Oeste y otros que consulten a personas idóneas de cualquier país subdesarrollado del Tercer Mundo, para que expliquen cómo solucionar este absurdo problema.

Gabriel ballester

[email protected]

Un reconocimiento de un hospital universitario

Quiero agradecer el excelente nivel de asistencia técnica y humana que recibí en el Hospital Universitario CEMIC, sede de Saavedra, durante los días de mi internación por perforación intestinal, que resultó en una compleja cirugía urgente. Destaco la atención solícita y constante de los equipos quirúrgicos – encabezados por el Dr. Roberto Salgado – y de la clínica médica, con palabras de aliento y aclaraciones específicas para cada inquietud.

También del personal de enfermería y sus iniciativas espontáneas para hacer más cómoda la condición del paciente. Estuve hospitalizado entre el 15 y el 26 de marzo, en la cama 165.

Oscar Correa

[email protected]

Mira tambien


Mira tambien

"Nuestro pasado nos condena, espero que haya un mea culpa"

Noticia de Argentina