La victoria electoral de William Ruto confirmada por la corte suprema de Kenia

La corte suprema de Kenia confirmó por unanimidad la elección de William Ruto como presidente, rechazando varias peticiones presentadas por el candidato perdedor para anular el resultado.

El tribunal de siete miembros concluyó que la alianza del candidato perdedor Raila Odinga no pudo probar las afirmaciones de que las encuestas habían sido manipuladas.

La presidenta del Tribunal Supremo, Martha Koome, describió algunas de las pruebas presentadas ante el tribunal como «aire caliente», «sensacionalistas», «una persecución inútil» y «no creíbles».

Las acusaciones de fraude debían probarse más allá de toda duda razonable, dijo, y la evidencia de los peticionarios no había sido concluyente.

El fallo, que no puede ser apelado, ofreció una prueba más de la independencia del tribunal. Aunque Ruto, de 55 años, era el vicepresidente titular, el gobierno del presidente saliente, Uhuru Kenyatta, había apoyado a Odinga.

Kenia tiene un historial de elecciones disputadas y, a veces, mortales, pero esta vez las calles permanecieron relativamente tranquilas. En 2017, el tribunal supremo hizo historia en Kenia, y en África, al anular el resultado de las elecciones tras declarar irregularidades.

El mes pasado, el presidente de la comisión electoral, Wafula Chebukati, dijo que Ruto ganó el 50,5 por ciento de los votos, mientras que el ex primer ministro Odinga obtuvo el 48,8 por ciento. Pero cuatro de los siete comisionados electorales desconocieron los resultados, poniendo en duda la victoria de Ruto.

En una petición presentada el mes pasado, Odinga y su compañera de fórmula, la exmagistrada Martha Karua, solicitaron a la Corte Suprema que ordenara una “anulación de la declaración de resultados”. Ruto había sido declarado ganador, decía la petición, por “irregularidades e impropiedades” que “fueron tan sustanciales y significativas que afectaron el resultado”.

Koome dijo que el tribunal encontró pocas discrepancias entre los votos declarados en los colegios electorales y los cotejados a nivel nacional, un reclamo central de la petición de Odinga. Tampoco hubo evidencia de supresión de votantes, dijo, a pesar de la participación inusualmente baja.

Esta fue la quinta vez que Odinga, de 77 años, se postuló para presidente y la tercera vez que impugnó los resultados en los tribunales. Anteriormente había apelado a la Corte Suprema después de perder una disputada encuesta en 2013 cuando su némesis convertida en aliada, Kenyatta, asumió el cargo. Pero eso fue rechazado.

En 2017, luego de que el tribunal anulara el resultado de las elecciones presidenciales impugnadas por Kenyatta y Odinga, este último boicoteó la repetición. Ruto tomará juramento la próxima semana. Karua dijo: “La corte ha hablado. Respeto pero no estoy de acuerdo”.

Read More: La victoria electoral de William Ruto confirmada por la corte suprema de Kenia