Las Alertas por Violencia de Género ¿Solamente un simbolismo?

Los feminicidios desbordan las capacidades de las autoridades que se supone deben estar para protegernos. Desde 2015, el Gobierno Federal ha buscado implementar la Alerta de Violencia de Género contra la Mujer (AVGM), pero esto no ha impedido que los feminicidios aumenten gravemente y su forma de perpetuarlos cambia constantemente. Hoy mientras leemos esto están matando a 11 mujeres en nuestro país, esto pasa todos los días.

A la fecha existen 25 AVGM en 22 entidades del país. Este mecanismo, que ha brindado 552 medidas de prevención, justicia, seguridad y reparación de daños a gobiernos y organismos autónomos locales, fue inaugurado por el Estado de México en 2015. Cuatro años después, Puebla se sumó a la lista debido a la creciente violencia feminicidio en 55 de sus municipios.

A pesar de que han pasado más de tres años desde la declaratoria, no se han presentado resultados que permitan levantar el mecanismo en la entidad ya que las autoridades, incluidas las de CONAVIM, dejaron de informar sobre los avances en el cumplimiento de las recomendaciones de la AVGM. De hecho, el mismo Ministerio del Interior registra que solo 18 estados han sido evaluados en el cumplimiento de las medidas recomendadas en la AVGM. El 86% de estas medidas aún están en proceso de cumplimiento o se han cumplido parcialmente, y solo el 9% se han llevado a cabo en consecuencia.

Te puede interesar: Invisible pero no olvidado

En Puebla, es evidente que no solo las autoridades no actuaron de manera oportuna contra los feminicidios antes de que se multiplicaran en todo el país, sino que las medidas adoptadas para enfrentarlos no están siendo efectivas. Si ni siquiera el organismo desconcentrado creado a nivel federal para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres es capaz de dar respuesta a la situación de Puebla, ¿Será que las declaraciones de violencia de género se han reducido a mero simbolismo?

Si bien las alertas no son la única solución a este problema institucionalizado, las mujeres merecen un mecanismo que trascienda lo simbólico, que deje de ser discursivo y que frene esta situación. No necesitamos que parezca que están haciendo algo, necesitamos resultados.

Las autoridades no pueden permanecer indiferentes ante la muerte diaria de 11 mujeres. Se requieren acciones efectivas, es fundamental que este mecanismo sea evaluado, de lo contrario pierde su razón de ser y refleja la nula importancia que el gobierno le ha dado a las mujeres desde que están al mando.

Te puede interesar: El sistema penitenciario a los ojos de las mujeres

Hay que exigir que en Puebla y en todos los estados que tienen AVGM den cuenta de los avances, acciones e impacto que ha tenido la declaratoria, que dejen posiciones discursivas, que las autoridades entiendan que nos están matando, que no somos números, que no tuvimos la culpa, que aumentan los feminicidios en su gobierno y no están haciendo nada.

Ante la actuación irresponsable y arbitraria de las autoridades locales, como en el caso de Puebla, debe haber consecuencias ante la opacidad y omisión en el actuar, basta de excusar la incompetencia. Exigimos una vida libre de violencia como un derecho humano que, hasta ahora, los gobiernos no han sabido proteger ni garantizar.

Laura Esquivel-Torres

Secretaria Nacional de Promoción Política de la Mujer en el CEN del PAN

dhfm

Sigue leyendo:

El tiempo de la mujer en América Latina

Habitaciones vacías tras la desaparición de mujeres

Continuar leyendo: Las Alertas por Violencia de Género ¿Solamente un simbolismo?