Las reformas se Pactan | El Heraldo de México

Durante más de 50 años, las diversas fuerzas políticas opositoras al Estado parte buscaron su incorporación a la vida pública de este país de muy diversas formas, entre ellas el desarrollo de movimientos armados en las décadas de 1960 y 1970 cuya principal reivindicación era acabar con el autoritarismo. del PRI y poder tener derecho a presentar a la ciudadanía una visión diferente del partido-gobierno que ostentaba el poder público en esos años.

El nacimiento del Partido de la Revolución Democrática se dio como consecuencia de la lucha por «abrir» el sistema a otras fuerzas políticas, principalmente de izquierda. En los primeros años de vida de nuestro partido hubo más de 500 personas asesinadas vinculadas a delitos políticos contra militantes del PRD. Con la lucha en las calles y en el poco espacio político dentro del Congreso de la Unión, congresos locales y gobiernos municipales, la oposición acompañó la demanda política para que los derechos políticos en este país sean respetados por las autoridades, empezando por el derecho al sufragio libre. : votar y ser votado.

La construcción del primer Instituto Federal Electoral (IFE) en la década de 1990 pone fin a una historia de fraude electoral desde la creación del Partido Nacional Revolucionario (PNR) en tiempos del presidente Calles. La creación del IFE significó que, paulatinamente, a través de Acuerdos de Reforma entre la oposición y el Gobierno, se crearan las condiciones de competencia, equidad, igualdad, certidumbre y transparencia para poder desarrollar procesos electorales creíbles para ambos actores políticos, así como para los ciudadanos, el respeto al voto se convirtió en una realidad cada vez más cotidiana.

Por supuesto, después de cada elección federal, el sistema electoral se sometía a una revisión rigurosa con el fin de realizar modificaciones que permitieran corregir los errores que se habían detectado en el proceso electoral anterior; reformas para el acceso a la radio y la televisión, no utilizar los programas sociales con fines electorales, revisar el origen y gasto del dinero utilizado por los partidos y candidatos, cómputos electorales, causales de nulidad de una elección, intervención del gobierno en las elecciones y un sinfín de otras asuntos importantes.

Todas y cada una de las reformas electorales de gran calado fueron acordadas entre la Oposición y el Gobierno, quienes presentaban las propuestas a la mesa eran las oposiciones, nunca como ahora era el Gobierno de turno solo quien presentaba e imponía los cambios a realizar. Todas estas reformas acordadas permitieron que hoy López Obrador gobierne desde la presidencia y que su partido tenga más de 20 gobernadores.

Lo más terrible de la reforma electoral impuesta por el Presidente es que busca tener al árbitro capturado y en manos del gobierno (como lo fue durante el Priado). Pretende derribar décadas de lucha política y traiciona la memoria de los mártires asesinados por tener una verdadera democracia en el país. Hoy López Obrador traiciona al país y pretende imponer unilateralmente las reglas del juego para que solo su partido Morena se beneficie de estas nuevas reglas electorales que fueron votadas a toda máquina en la Cámara de Diputados, sin conocimiento ni debate.

Los ciudadanos salimos a marchar el 13N a defender las instituciones que generan la certeza de que el voto ciudadano se cuenta bien, y que los siguientes gobiernos son legítimos y legales a través del sufragio universal. Devolver el proceso electoral a manos del Gobierno es la muerte de las libertades y de la frágil democracia que hemos podido lograr como país. Las reglas del juego deben ser consensuadas y aceptadas por todos, nunca impuestas.

POR ÁNGEL ÁVILA
REPRESENTANTE DEL PRD ANTE EL INE
@ANGELAVILAPRD

CAMARADA

Continuar leyendo: Las reformas se Pactan | El Heraldo de México