las terminales piden más vehículos importados y a cambio ofrecen mayores exportaciones

Las terminales automotrices han propuesto al Gobierno realizar una fuerte aumento de la producción y las exportaciones, hasta llegar a cifras con el mejor récord en cinco años durante 2021, no solo superior al año pasado, sino cuatro años en el gobierno de Macri. Tras esa propuesta, tentadora a los funcionarios oficiales, sobre todo en un año de elección, llegó la petición de los emprendedores: permitir importar más vehículos, para aprovechar la alta demanda latente que hoy se expresa en el recargos que se pagan en el mercado.

Este fue, según fuentes del sector automotriz, el nudo del encuentro que sostuvo este viernes el ministro de Desarrollo Productivo. Matías, Kulfas, y el Secretario de Industria, Ariel Schale, con la cúpula de Asociación de fabricantes de automóviles (ADEFA).

Tras la reunión del viernes, en la sede del ministerio, se dio a conocer un comunicado de Producción en el que se limitan a exponer las cifras del “Informe Perspectiva 2021” presentado por ADEFA, en el que prevén aumentar el 80% de la producción durante este año y duplicar el número de unidades exportadasen comparación con 2020.

La delegación de ADEFA estuvo encabezada por su presidente, Daniel Herrero (Toyota), que puso sobre la mesa un informe que propone que el piso de producción de este año no cae por debajo de las 370 mil unidades, pero que puede llegar a la 490.000 vehículos.

Si bien la industria automotriz argentina tiene capacidad instalada para duplicar ese número, lo concreto es que, durante los cuatro años de gobierno de Macri, el mejor récord de producción fue de 473 mil autos y vehículos livianos fabricados en 2017. “Con 490 mil vehículos, todo en los últimos cinco años se superaría de una vez. sobre esto en particular, pero todo el mundo lo sabe. lo que se les ofreció”dijo uno de los directores de ADEFA, quien no asistió a la reunión.

En cuanto a las exportaciones, los empresarios dicen que pueden llegar a las 290 mil unidades, récord que mejoraría todo lo que se ha logrado en este rubro. desde 2014.

La otra parte de la conversación fue la solicitud de los empresarios para que el gobierno aumente el número de autorizaciones para importar vehículos. Es una herramienta que la Secretaría de Industria, Schale, gestiona a través del Sistema integral de monitoreo de importaciones (SIMI), con la que estás autorizando juego a juego todos los pedidos de importación de vehículos, tanto de terminales automotrices como de importadores de marcas que no tienen fábrica en el país.

Esta restricción de facto a las importaciones ha generado crecimiento exigir insatisfecho vehículos, lo que se traduce en recargos que supera en dos dígitos precios de lista producidos por terminales automotrices.

“Lo que se preguntó es que relájate un poco con SIMI’s, para traer más vehículos y energía importados mejorar la ecuación empresarial“dijo otro ejecutivo de ADEFA”. La idea es que autoricen la importación de autopartes, para que podamos producir más y exportar más, pero que podamos tener más vehículos para nuestras redes de concesionarios. “

Kulfas destacó cómo conquistó la participación de vehículos de producción local en la oferta de las concesionarias, que pasó de 30% el año pasado para 46%, y enfatizó que cuatro de los cinco modelos más patentados producidos en el país local.

Schale agregó que la balanza comercial de vehículos podría terminar el año con una $ 3.7 mil millones de superávit, con el que se podría reducir el déficit del sector en su conjunto (Desde hace más de dos décadas, la importación de autopartes para producción local termina generando un equilibrio comercial déficit)

Noticia de Argentina