Los aliados de Boris Johnson intentan calmar el furor de la ‘Fiesta del confinamiento’ en el Reino Unido

LONDRES—Los miembros del gabinete del primer ministro británico, Boris Johnson, instaron a los legisladores conservadores, descontentos por la asistencia del primer ministro a una fiesta durante el encierro, a esperar a que concluya una investigación oficial antes de decidir si expulsar a su líder.

Las acusaciones de incumplimiento de las reglas en 2020 dejan al Sr. Johnson, un famoso Houdini político, frente a uno de sus actos más difíciles hasta la fecha. Incluso si se mantiene en el cargo, el hombre de 57 años se verá cada vez más vulnerable a las facciones envalentonadas de su partido que buscan dictar la política a medida que aumentan los vientos en contra económicos.


Fuente: WSJ