los despidos también llegaron al Palacio de Buckingham

Tras las cartas de despido al personal de Clarence House, residencia del rey Carlos III hasta su acceso al trono, ahora empezaron a llegar al palacio de buckinghamdonde trabajaba oficialmente la reina Isabel, a sus empleados por «motivos de muerte».

Se incorpora a las cartas un período de carencia de 6 meses para los empleados del soberano, que ya no trabajarán con el nuevo rey.

Entre los despedidos está Angela Kelly, el diseñador de los trajes y sombreros que rejuvenecieron a la reinay “Tall Tom”, el ayuda de cámara que formó la burbuja de 22 personas que acompañó al soberano en el Palacio de Windsor durante la epidemia de COVID.

Kelly y Tall tienen una casa de favor y gracia en Windsor, prestada por la reina, que ella quería que mantuvieran. No sabe qué hará con su destino. Angela Kelly planea instalarse en Estados Unidosdespués de haber escrito dos libros autorizados por Su Majestad.

Esta hija de un estibador de Liverpool y el soberano se habían convertido en confidentes. Fue ella quien «domesticó» los zapatos que usaba la reina para que no le hicieran daño, con quien miraba la televisión. Diseñó su ropa y cosió sus sombreros, los rehizo y eligió los materiales, botones y estampados, además de gestionar las joyas y adornos.

«por la muerte»

Los empleados despedidos en el Palacio de Buckingham tenían contratos que establecieron que expiraban seis después de la muerte del soberano.

Se suman a las 100 cartas de despido recibido por los secretarios de prensa, secretarios, aparcacoches, cocineros, camareras y personal administrativo de Clarence House, residencia oficial del entonces Príncipe de Gales, informándoles de su destitución por parte del secretario de Carlos III y advirtiéndoles del cierre del palacio.

Esos seis meses de gracias son un período en el que el nuevo rey puede decidir mantener o renovar el personalreasignarlo en uno de los otros siete palacios que tienen o despedirlo.

mira también

En el caso del Palacio de Buckingham, pero no de Clarence House, la muerte de la reina se había incorporado como motivo de destitución.

El Palacio de Buckingham se negó a comentar sobre los despidos ya que están de duelo.

Un rey muy bien servido

El problema es que el nuevo rey tenía más de 400 empleados en Clarence House. Puede haber una duplicación con los que ya existían en el Palacio de Buckingham, en repuestos.

El rey está orientado a los detalles y está muy bien servido. Un ayuda de cámara prepara su baño tibio, otro lo viste y pone pasta de dientes en su cepillo.. Duerme en una cama ortopédica por su dolor de espalda. Le cambian las sábanas todos los días, le planchan los cordones de los zapatos y le lavan y planchan el pijama. Se cambia al menos tres veces al día por motivos de protocolo.

El personal de Clarence House y Buckingham estaba abrumado de trabajo para el funeral cuando se enteraron de sus despidos. Estaban «atónitos».


Cotillón y ventas a las puertas del Palacio de Buckingham, Londres. foto AFP

En Clarence House, las cartas se recibieron durante el servicio de acción de gracias de la Reina en Edimburgo. Involucró a los secretarios privados, el oficial de finanzas, el equipo de comunicación y las amas de llaves y ayuda de cámara. Pensaron que se incorporarían al personal del rey en los diferentes palacios. Muchos lo acompañaron en sus viajes.

Las cartas están firmadas por Sir Clive Alderton, su secretario privado y principal asesor. En la carta argumentaba que aquellos que brindar «apoyo directo y personal para que el rey y la reina permanezcan en sus cargos».

Habrá un período de consulta, después de que termine el luto de 7 días, después del entierro de la reina Isabel.

Según un portavoz de Clarence Hose, “Después de la toma de posesión del Rey, las operaciones de la antigua casa del Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornualles se terminaron y, por ley, se inició un proceso de consulta. Nuestro personal ha brindado un largo y leal servicio y salvo algunos despidos, que serán inevitables, estamos trabajando con urgencia para identificar roles alternativos para el mayor número de personas”.

El personal ha comenzado a buscar trabajo. y sobre todo un lugar para vivir, cuando en su mayoría están alojados por los miembros de la realeza en una de las ciudades más caras del mundo.

PB

mira también